Si te haces amigo de un panameño deberás prestar mucha atención para entender algunas de sus expresiones patrias o mejor aún, buscarte un diccionario de jerga panameña. Pues aquí te dejo algunas de esas expresiones y frases populares que podrás escuchar si vienes de visita a Panamá.

1. Coger los mangos bajitos

“Hey pelao, ponte a estudiar que estás cogiendo los mangos bajitos”. Agarrar o coger los mangos bajitos significa hacer algo de la manera más fácil, con el menor esfuerzo posible, lo cual no siempre trae los mejores resultados.

2. Se formó tremendo arroz con mango

Si alguien te dice: “chuzo, se formó tremendo arroz con mango en la parada”, probablemente quieras ir a coger el bus a otro sitio porque allí o se formó una pelea o hay tanta gente que tendrás que tirar ‘patada y puñete’ para subirte a un bus.

Otras expresiones similares a esta son “se formó manso verguero”, “manso pinguero” o “un trepaquesube”.

3. Ser más liso que la espalda de un frasco

Alguien liso es una persona atrevida y confianzuda, quien gusta de molestar a los demás y que no tiene reparos en hacer bromas. Así es que si alguien te dice que “eres más liso que la espalda de un frasco” es porque eres liso de verdad.

4. Limpiar/sacarle brillo a la hebilla

Como cuando vas a un baile y tú y tu pareja no salen de un solo mosaico y bailan tan pegaditos que se les funde el sudor mientras frotan pelvis con pelvis, pues eso es lo que los panameños llamamos limpiar hebilla*. Ingenioso, ¿cierto?

*Hebilla: Pieza metálica que cierra la correa o cinturón.

5. ‘Tas como el cúlei

Esta expresión ejemplifica el don que tienen algunas personas de estar en todos lados y su origen se debe a que tradicionalmente en las fiestas infantiles se servían bebidas instantáneas de la marca Kool-Aid, cuyo nombre al panameñizarse quedó en “cúlei”. Una variante es “estás como el chiwí”, que viene de Cheez Whiz, una marca de salsa de queso con la que se preparan todo tipo de cosas de picar, de esas bien sabrosas que te dejan los dedos anaranjados y que por cierto, también eran (y siguen siendo) muy comunes en las celebraciones infantiles.

6. Puro tilín tilín y nada de paleta

Digamos que este refrán es la versión panameña del famoso “perro que ladra no muerde” o del “mucho ruido y pocas nueces” y nace porque en Panamá las paletas se venden en carritos que van empujando los paleteros y quienes para anunciarse van por las calles sonando una campana. Así es que si alguien viene anunciando algo y luego no cumple o no alcanza las expectativas que sembró, simplemente dile “eres puro tilín tilín y nada de paleta”.

7. Chicha ‘e policía

¿Qué te viene a la cabeza si alguien te pide un vaso de chicha ‘e policía? Hmmmm, pues no le metas mucha mente porque aquí en Panamá la chicha ‘e policía, no es más que agua potable, de la que se lleva en las cantimploras. Si lo piensas bien, tiene sentido porque un vaso de agua bien fría le quita las penas a cualquiera que lleve muchas horas en la calle bajo el sol de nuestro istmo tropical, como las fuerzas del orden.

8. Darse un baño de pueblo

Ir a un jorón a bailar, comer frituras en un fonda, subirse a un autobús (para los que no suelen hacerlo), ir de compras a la Central: eso es darse un baño de pueblo. En otras palabras, hacer cosas que no sueles hacer y que te ponen en contacto con tradiciones y actividades pintorescas de Panamá.

9. Donde el diablo perdió la chancleta

Si alguien te dice: “qué va compa, yo no voy pa’ allá, eso queda donde el diablo perdió la chancleta”, probablemente tú tampoco quieras ir, porque ese sitio está bien, pero bien lejos.

10. Caldero le dice a paila

Esta expresión se aplica cuando alguien critica a una persona, teniendo ese alguien el mismo defecto. Generalmente se usa en modo irónico o burlesco, ya que la persona que critica no se da (o no quiere darse) cuenta de que adolece de lo mismo.

11. Hacer algo de a leche

Hacer algo ‘de a leche’ es hacerlo de pura suerte o hacerlo justo en el último momento. “Llegaste de a leche”, “pasaste el examen de a leche”. También se puede usar ‘de a coco’.

12. Qué ponchera / Se formó la ponchera

La verdad es que la palabra ponchera es muy versátil, la empleamos cuando algo nos sorprende (“¿viste tal vídeo?, !qué ponchera¡”), cuando una fiesta se pone muy buena (“¡Se formó la ponchera!”) o también aplica para describir un altercado (“se formó qué ponchera en la tienda, llegó la policía y todo”). Ponchera es desorden, es alboroto…. Ahhh, pero por favor, no lo confundas con ponchadera… que eso es otra cosa.

13. Esta vaina no está en na’a

Digamos que esto es lo contrario que la frase anterior. Cuando un evento, una fiesta, una comida, una película o lo que sea está aburrido, simplemente decimos, “esta vaina no está en na’a”. Otra forma de decirlo es “esto está en panga”.

14. Hacer un chiquishow

Un chiquishow no es más que un espectáculo (no deseado) que una persona le hace a otra frente a conocidos y allegados. Es muy común que este tipo de ‘espectáculos’ sean protagonizados por parejas sentimentales o por exparejas y denotan un alto grado de inmadurez de parte de quien lo realiza.

15. Tener una cocoa

Si alguien te dice, “llámame que te tengo una cocoa”, seguramente vaya a contarte un buen chisme, recién salido del horno, sobre un mutuo conocido o sobre alguien de la farándula (famos@ del patio). Bochinche y cinta son sinónimos de cocoa.

16. A buen palo te arrimas

Esta expresión implica en general la petición de un favor, a una persona que se encuentra en igual o peor condición que el solicitante. Por ejemplo: “Hey, préstame 20 palos por favor. – A buen palo te arrimas, yo también ‘toy limpio”.

17. Estar/quedar hasta la guacha

Esta frase significa encontrarse en una condición desfavorable, por ejemplo no tener dinero, estar muy triste o incluso en un estado avanzado de ebriedad. En pocas palabras nadie quiere “estar hasta la guacha”.

18. Salir la bruja

“Hey, ¿pudiste terminar la instalación eléctrica?, – Qué va fren, me salió la bruja”. Cuando la bruja sale todos los imprevistos que podían ocurrir suceden y todas las cosas que podían salir mal lo hacen.

19. Estar pintado en la pared

Imagínate esta situación: estás en casa tratando de dar una información a la familia, pero cada uno está en lo suyo y nadie te para bola, ¿cómo te sientes? Pues como si estuvieses pintado en la pared. Otra forma de utilizar esta frase es para indicar que alguien no tiene autoridad frente a los demás.

20. No tener pepitas en la lengua

Cuando alguien no teme expresar lo que piensa, cuando no se queda callado ante nada ni ante nadie, cuando te dice a la cara tus verdades… pues eso es no tener pepitas en la lengua.

21. Pelar el bollo

Pelar el bollo es una forma muy coloquial de decir que una persona falleció, aunque también usamos el ‘no tan definitivo’ pelar para indicar que alguien quedó ‘fuera de servicio o inservible’, por ejemplo “ese día tomé tanto que pelé temprano”.

22. Dar/meter borriguero por iguana

Esta es nuestra adaptación del clásico ‘dar gato por liebre’, así es que si alguien te promete algo y luego te viene con excusas o con alguna cosa ‘parecida’ a lo que te prometió, “juega vivo que probablemente te quieren meter borriguero por iguana”.

23. Buscarse una nariz sin hueco

Tener una nariz sin hueco sería un verdadero problema, así es que aquí en Panamá soltamos esta frase cuando alguien está buscándose un problema. Puede ser algo tan sencillo como “la lavadora está funcionando bien, no la toques que te vas a buscar una nariz sin hueco” o apuntar a reacciones más violentas como “no le contestes así que te vas a buscar una nariz sin hueco”.