El cubano, ante una situación inexplicable mantenida en el tiempo, no te pregunta las causas directamente…

Te dice ¿Hasta cuándo son los quince de Yaquelín?

Un cubano, cuando una situación llegó al máximo no dice “Qué lío”…

Grita con todas sus fuerzas: ¡¡El cuarto de Tula cogió candelaaaa!!

Un cubano no se pelea con alguien…

Le dice hasta del mal que va a morir.

Para un cubano no empeora una situación…

Sino que éramos pocos y parió Catana.

Un cubano no se hace daño a sí mismo…

Muere como Chacunbele.

A una mujer cubana no la dejan plantada…

Se queda como la novia de Pacheco… vestía y sin ir a la fiesta.

Para el cubano no eres responsables de tus actos…

Sino que chivo que rompe tambor con su pellejo paga.

Para el cubano no hay un problema grande…

Se formó tremendo belebele.

Para un cubano la situación no está harto difícil…

El pitcheo está bajito y pegao.

Un cubano no se molesta…

Se pone como Picones.

Un cubano no está perezoso ni dice mentiras…

¡Está tirando con la cara!

Un cubano no es tacaño…

Camina con los codos.

Un cubano no se lamenta porque la situación ha empeorado…

Va a llorar que se perdió el tete.

A un cubano no se le acaban las facilidades…

Se le acaba el pan de piquito.

El no te recomienda que no te olvides de algo…

Te dice tumba catao y pon quinque.

Para el cubano no hace buen tiempo…

Hay playa playa piscina piscina.

El cubano no te pide que no te preocupes tanto…

Te dice no cojas lucha que la caña es mucha.

Un cubano no te dice “estuviste tan cerca de lograr lo que querías”…

Te consuela con un tanto nadar pa morir en la orilla.

Un cubano no saca la conclusión equivocada…

Se pierde en la curvita.

Para un cubano no eres quien toma las decisiones…

Eres el que corta el bacalao.

Un cubano no  la está pasando mal ni tiene muchos problemas económicos…

Se está comiendo un cable.

Un cubano no se molesta con alguien…

Le da un berro.

Un cubano no advierte que se va a molestar con alguien…

Él va a saber donde Pupi va a tocar.

Y un cubano no te anima a divertirte…

Te dice ¡¡Goza pelota!!

 

 

Crédito de la foto de portada: Udell Jiménez.