Crédito de las imágenes, de izquierda a derecha, de arriba abajo: Antonio MaloMalverde, Chris Ford, Carlos Adampol, Alex Torres

Cómo pronunciar su nombre…

La palabra Oaxaca confunde a mucha gente. Ya perdí la cuenta de las veces que me han preguntado, “ese lugar donde vives, ¿cómo se pronuncia?” La “x” es como la “x” en México, pronunciada como “jota” y la “oa” como “gua”. Cuando vuelas desde la ciudad de México a Oaxaca, en el aeropuerto anuncian el vuelo fonéticamente para todos los angloparlantes que, de otra manera, podrían perder su vuelo. ¡Todos a bordo del vuelo a Waksaca!

 

Es la capital gastronómica de México.

Dos de los restaurantes gourmet de Oaxaca se encuentran en la lista de los 50 mejores restaurantes de América Latina . Tomando en cuenta su tamaño(la Ciudad de Oaxaca tiene una población de alrededor de 300,000 personas), es muy impresionante. Y no solo en los mejores restaurantes encuentras maravillas culinarias, también se te hará agua la boca con la comida de los puestos callejeros o de los mercados. Algunas de las especialidades son las tlayudas (una tortilla grande y crujiente llena de frijoles, queso, carne, lechuga, jitomate y aguacate), el mole (una rica y espesa salsa- Oaxaca es conocida como la tierra de los 7 moles), el chocolate, e quesillo (queso blanco de hebras) y los chapulines, por nombrar algunas. Prueba todas y acompáñalas con un rico mezcal.

 

Es sede del Festival del Rábano.

Crédito: Kim F

Has oído hablar de la Guelaguetza, pero ¿sabías que cada diciembre en Oaxaca hay un festival de rábanos? Los artesanos esculpen sus rábanos y hacen increíbles creaciones. Hay rábanos en forma de esqueletos, coches, barcos, bailarines tradicionales, en realidad todo lo que se te ocurra (!y hasta lo que no!). Quizá se oiga raro pero es bastante impresionante y su popularidad está comprobada por las largas colas para ingresar.

 

Se hablan 16 lenguas indígenas en el estado de Oaxaca.

Lo que lo convierte no sólo el estado mexicano donde se hablan más idiomas, sino en uno de los lugares del mundo más multilingües. En los mercados de Oaxaca se pueden escuchar algunas de estas lenguas y, si quieres aprender mixe o zapoteco, puedes tomar clases en el Centro Académico de San Pablo.

 

Las hormigas voladoras son un manjar.

Cada año después de las primeras lluvias, busca la salsa de chicatana, que está hecha de hormigas voladoras. Por estos lares son una delicadeza, como lo son los chapulines y los gusanos de maguey.

 

Visto en Tuxtla Chico, por Ted McGrath.

 

Tiene un ambientes artístico vibrante.

Oaxaca es conocida por sus increíbles artesanías, pero su ambiente artístico también es riquísimo. Arte callejero, galerías de arte, esculturas e impresiones. Echa un vistazo al Espacio Zapata, La Huella Gráfica, y al Museo de Pintores Oaxaqueños, o también puedes hacer un paseo cultural con Trayectivo, para explorar con más profundidad la escena artística de Oaxaca.

 

Tiene playas increíbles, aunque no están muy cerca de la capital.

En unas horas puedes estar en una playa con olas enormes para surfear o en bahías calmas con agua transparente, perfectas para nadar . Lo bueno de la costa oaxaqueña es que, salvo en temporada alta, es bastante tranquila. Esto significa que no tienes que pelearte por una sombrilla en la playa. Pero ten cuidado, mucha gente llega a la Ciudad de Oaxaca pensando que podrán ir a la playa rápidamente pero, como la única manera de llegar es por una carretera llena de curvas, te toma alrededor de 6 horas de viaje !Agárrate bien!.

 

Alberga el Paraíso en la Tierra.

Con eso me refiero a Hierve el Agua, un sistema de cascadas petrificadas y aguas termales en la montaña. Este lugar fue un sitio sagrado para los zapotecas y la vista que gozas desde la alberca, así como el aire puro que allí se respira harán que valga la pena desviarte del camino para visitarlo.

 

Tiene preciosos lugares en la montaña.

Alrededor de la ciudad de Oaxaca hay comunidades donde puedes rentar una cabaña y disfrutar del bosque. Oaxaca es uno de los estados con más biodiversidad de México, así es que si disfrutas de la flora y de la fauna, este es el lugar perfecto. Mis pueblos favoritos cerca de la ciudad son, Cuajimoloyas con sus brujos y temazcales, Apoala con su cascada impresionante y Llano Grande, un buen lugar para caminatas sobre las nubes.