Cuanto más conozco sobre Las Vegas, más me maravilla por la diversidad de experiencias que ofrece al viajero. Los visitantes podemos repartir nuestro tiempo entre atracciones urbanas y actividades repletas de adrenalina en medio de la naturaleza de Nevada, que te quitan el aliento tanto como un show del Cirque du Soleil. Si sientes que llevas demasiado tiempo sentado mirando deportes por televisión, saca al aventurero dormido que hay en ti en este destino que lo tiene todo. Aquí van algunas ideas… ¡solo tienes que asegurarte de llevar ropa y calzado cómodo!

 

1. Sobrevive a los zombis.

Foto: Las Vegas

Cualquiera puede encontrar un paintball cerca de casa, pero… ¿zombis? Ya era hora de que salieran de PlayStation.

Ubicado en Fremont Street en Downtown Las Vegas, Fear the Walking Dead Survival, basado en la popular serie de televisión homónima de AMC, es una atracción en la que los participantes pueden enfrentarse a sus miedos y escapar de la horda de zombis. Esta atracción mezcla escenografías realistas con audio y simuladores de alta calidad para crear una experiencia que es en parte un laberinto, en parte un videojuego interactivo y en parte un cuarto de escape.

 

2. Corre una carrera en un buggy.

Foto: Tom Hart

Los organizadores de esta atracción, SunBuggy, tienen más de 10 años de experiencia con esta actividad y muchos clientes satisfechos. Te subes a este vehículo y tienes como misión alcanzar a un experto conductor que va delante tuyo. El desafío más grande, sin embargo, es hacerle frente al terreno, que incluye dunas, grava, colinas, arroyos y tierra mojada.

El tour incluye equipo de protección (como casco y anteojos). ¡Solo asegúrate de llevar protector solar y de estar bien despierto para esta actividad!

 

3. Pasa una jornada con tiburones.

Puedes observar detenidamente a los tiburones del Shark Reef Aquarium en el Mandalay Bay Resort & Casino… como para calmar los nervios, ¿no? Y si te sientes particularmente envalentonado o curioso, aliméntalos o bucea entre ellos.

 

4. Practica escalada en Red Rock, ya sea que quieras empezar, perfeccionarte o medirte contra expertos.

Este sitio es uno de los mejores de Estados Unidos para aprender y practicar escalada. Algo muy peculiar de Red Rock es que, aunque se encuentra muy cerca de un área metropolitana altamente desarrollada, cuando escalas parece que la civilización dejara de existir por un momento. Más allá de una ruta en la lejanía, no podrás divisar más que elementos naturales a tu alrededor. Además, la piedra que predomina en Red Rock es excepcionalmente dura y de alta calidad, por lo que encontrarás líneas de grietas continuas y acantilados, así como cañones principales y otros más pequeños.

La temporada alta para la escalada en el cañón de Red Rock va de septiembre a mayo. Sin embargo, con guías experimentados que conocen cada punto del terreno y su temperatura, es posible también escalar durante el verano, temprano por la mañana. Si tienes experiencia en estos deportes, puedes hacer actividades auto-guiadas, siempre y cuando te comprometas a retirarte del parque antes de la hora de cierre, a menos que decidas acampar en la zona de camping designada para este fin.

Otras opciones para conocer de cerca las rocas del lugar son hacer canopy (aventarse de una tirolesa) en Bootleg Canyon, cerca de la ciudad de Boulder, a unos 40 kilómetros de Las Vegas, y practicar rápel en el Valle del Fuego.

 

5. Resuelve un caso misterioso.

Ya sea que hayas pasado horas mirando CSI o no, todos llevamos un pequeño Sherlock Holmes adentro, al cual hay que alimentar con pistas y desafíos a resolver contra reloj. Puedes combinar esta Experiencia CSI dentro del resort MGM Grand Hotel y Casino con un paquete de adrenalina por triplicado. Es decir, comprando un paquete de 3 x $57, a CSI le sumas la atracción “The Big Apple Coaster & Arcade” de New York-New York, y el paseíto para mirar tiburones anteriormente mencionado.

 

6. Recorre el desierto de Mojave en bicicleta.

Al igual que con otras actividades de aventura, esta opción ofrece distintos tours según la experiencia de los participantes. Además, uno puede elegir entre hacer bicicleta de montaña y ciclismo en rutas. Los itinerarios en bici pueden llevarte hasta paisajes diversos dentro del desierto de Mojave, tales como: la represa Hoover y el lago Mead (unos 5o kilómetros al sureste de Las Vegas), Red Rock (entre 25 y 30 kilómetros al oeste), el Valle de Fuego (80 kilómetros al noreste), y Mt. Charleston (algo más de 60 kilómetros al oeste).

Algunos proveedores de esta actividad son cyclevegas.com y allmountaincyclery.com.

En caso que necesites de motores en tu vida, entonces puedes elegir tours en cuatrimotos en Hidden Valley o en Scouter (motonetas) en las cercanías de Red Rock.

 

7. Grita como adolescente en película de terror en alguna de las atracciones más vertiginosas del mundo.

Saltar desde el piso 108 de la Stratosphere, volar con Slotzilla a 64 kilómetros por hora (una tirolesa sobre Fremont Street), conducir autos de carrera a una velocidad de 160 kilómetros por hora… Cualquiera de estas actividades hará que tu abuelita se persigne y diga que estás loco cuando le cuentes.

Por supuesto que, además, Las Vegas tiene buenas montañas rusas, tales como Canyon Blaster de Circus Circus, Big Apple Coaster de New York-New York y High Roller, con vistas desde sus 167 metros de altura. The Big Apple Coaster no solo es intensa por las vueltas que da, sino también porque desde Febrero de 2018 incluye realidad virtual entre sus atractivos. Es decir, en la montaña rusa serás un científico que persigue a un extraterrestre que se escapó.

 

8. Ten una experiencia digna del viejo oeste.

Sacúdele el polvo a tus botas y prepárte para disfrutar de una experiencia clásica. En primer lugar, disfruta de Reba, Brooks & Dunn, un espectáculo alucinante de música country que tiene lugar en el Caesars’. También podrías divertirte probando un poco de “bull riding” (montar toros mecánicos) en Gilley’s Saloon at Treasure Island y demostrarte a ti mismo si eres capaz de aguantar más de 8 segundos.

Finalmente, para aquellos a quienes les agrada bailar, la visita a Las Vegas es una gran oportunidad para experimentar line dancing y two-step, unos ritmos típicos del oeste estadounidense. Ubicado a pocos minutos del Strip en Town Square, Stoney’s Rockin’ Country es uno de los mejores lugares para escuchar música country y tomar clases de line dancing de miércoles a domingo.

 

9. ¡Esquía!

Foto: Las Vegas

No todo es sol y desierto en Las Vegas: el Monte Charleston, un pico que llega a los 3632 metros sobre el nivel del mar, tiene nieve varios meses al año. El Las Vegas Ski & Snowboard Resort (LVSSR) es conocido por los lugareños como “Lee Canyon” y es un muy buen lugar para visitar, aún en los meses en los que no hay nieve. Otra opción es pasar la noche en el Mt. Charleston Resort, también por la zona. El camino hasta allí te ofrece unas vistas panorámicas de lujo, y se pueden hacer varias rutas de senderismo.

 

10. Practica paddle board en el Lago Las Vegas.

¿Has hecho paddle board alguna vez? Es un poquito más difícil de lo que parece, pero te puedo asegurar por experiencia propia que tanto jóvenes como adultos pueden aprender la técnica con un buen instructor y algo de práctica. Estás parado en una tabla (parecida a la de surf), y te impulsas a ti mismo remando. El truco es poder mantener el equilibrio mientras hay olas, viento o corrientes. Es una forma muy interesante de hacer ejercicio, ya que involucra varios músculos del cuerpo, y también es súper divertida.

Lake Las Vegas, a menos de 30 minutos del Strip, ofrece la posibilidad de practicar varios deportes de agua, tales como flyboarding, motos acuáticas, alquiler de botes a pedal o con motor, y, por supuesto, paddle boarding. Este lago artificial está ubicado a 20 minutos de The Strip, e incluye canchas de golf, resorts y sitios relajados donde comer y tomar algo.

 

11. Siente que tienes todo el Cañón del Colorado para ti desde un helicóptero.

Me refiero a tener esta vista:

 

Aunque el Parque Nacional del Cañón del Colorado se encuentra en el estado de Arizona, es posible acceder a él en una excursión de un día desde Las Vegas, ya sea en helicóptero como en otros vehículos de lujo, tal como una Hummer todo-terreno. Anímate ¡solo se vive una vez!

En el camino verás paisajes variados del Desierto de Mojave -incluyendo “Joshua trees” (o yucas)-, la presa Hoover y el lago Mead. La presa (o represa) Hoover es famosa, entre otras cosas, porque es destruida en muchas películas de Hollywood, como Superman (1978), Transformers (2007) y La falla de San Andrés (2015).

 

¡Aprecia todo el Valle de Las Vegas desde un paracaídas!

Foto: Fred Morledge para Vegas Indoor Skydiving

No hace falta tener experiencia previa: solo hace falta coraje. Es posible que la caída libre a 193 kilómetros por hora te haga subir la adrenalina… Pero don’t worry, el instructor experimentado se encargará de abrir el paracaídas. Además, esta experiencia incluye un gran plus: sobrevolar el cañón Red Rock y la ciudad de Las Vegas.

Algunos proveedores del tour son:

Además, hay una opción que te permite sentir que tienes alas, pero bajo techo: se llama Vegas Indoor Skydiving, y definitivamente te hará vibrar.


Este artículo es patrocinado por Las Vegas.
 

Advertisement