Yurtas rodeadas de palmeras, cortijos andaluces en mitad de la nada, casitas en una aldea perdida, hoteles para darse un lujo… Nos vamos a la provincia de Málaga a perdernos en algunos de sus mejores alojamientos rurales. ¿Te vienes?

1. Hotel La Fructuosa · Gaucín


Escondido en el casco urbano de Gaucín, La Fructuosa es un precioso hotel rural puesto en marcha por los belgas Daniel Beavouir y Catherine Hunter. Tiene seis coquetas habitaciones y un exquisito restaurante donde, a veces, se celebran pequeñas actuaciones musicales. Es el lugar perfecto para una escapada romántica o lanzarse a conocer el entorno natural del pueblo, con numerosas rutas senderistas.

2. Verde que te quiero verde · Tolox


A un lado, la casa Algarrobo, de 95 metros cuadrados y dos habitaciones dobles. Al otro, La Casa de los Naranjos, con tres habitaciones, porche con barbacoa y piscina privada. Ambos alojamientos, junto al río Grande y englobados en la vivienda turística Verde que te quiero verde, son el proyecto vital de Antonio y Vicky. La Sierra de las Nieves se despliega a sus alrededores, pero ojo, que igual no quieres salir de un lugar tan bonito y romántico. Tú decides.

3. El Acebuchal · Cómpeta


Aunque está más cerca de Frigiliana, uno de los pueblos más bonitos de España, El Acebuchal es una aldea en el término municipal de Cómpeta. La familia García Sánchez ha recuperado este lugar que fue desalojado por la Guardia Civil a mediados del siglo pasado. Se trata de unas preciosas casitas de alquiler, con barbacoa y piscina, rodeadas de un inmenso pinar en pleno parque natural. Como premio final, el restaurante El Acebuchal, donde Antonio te servirá comida local con toques internacionales. ¡Buen provecho!

4. Pulgarín bajo · Alfarnatejo


En un viejo cortijo, donde hay incluso un molino de piedra, se asienta este complejo rural compuesto por tres viviendas de alquiler: una con cinco habitaciones y, las otras dos, con dos estancias. Es perfecto para un fin de semana familiar gracias a las muchas zonas verdes que existen en cada vivienda y por el entorno: un antiguo olivar a los pies de las moles calizas de Alfarnate y Alfarnatejo y muy cerca del embalse de la Viñuela. ¡Te querrás quedar a vivir!

5. Darjas Yurtas · Benajarafe


Pasar la noche en una yurta, en pleno campo, también es una experiencia única. Y aquí, además, tienes las playas de Benajarafe a tiro de piedra. Hay posibilidad de disfrutar de sesiones de yoga o meditación, además de un menú vegetariano. Momento para respirar hondo y desconectar.

6. La Casa de Laila · Alhaurín el Grande


Oculta en el valle del Guadalhorce, ofrece alojamientos en tiendas de campañas de lujo bajo el concepto de glamping. Palmeras, frutales, una piscina, decoración marroquí y muchas sorpresas para vivir sensaciones diferentes. Hay opciones de retiro, sesiones de yoga e incluso de celebrar bodas. Tú eliges tu propia experiencia.

6. La Fuente del Sol · Antequera


En la falda del Torcal de Antequera, rodeado de naturaleza y unos paisajes idílicos, en este hotel se desconecta sí o sí. Paseos a caballos, senderismo, nadar en su piscina cubierta… la experiencia es completa. Tanto, que hay muchas parejas que lo eligen para sus bodas. ¡Que vivan los novios!

7. La Posada del Torcal · Villanueva de la Concepción


Muy cerca del anterior establecimiento, este alojamiento tipo boutique es un acierto para descansar después de recorrer los laberintos kársticos del Torcal antequerano. Concebido como un lugar solo para adultos, dispone de cuatro habitaciones. Un gran lugar donde darse un lujo… ¿Por qué no?

8. Los Caracoles · Frigiliana


Habitaciones con formas ovaladas, similares a las casitas de los caracoles, dan nombre a este bonito hotel de la comarca de La Axarquía. Situado cerca del límite del Parque Natural Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, posee unas preciosas vistas enmarcadas por el Mediterráneo. Tranquilidad, un estupendo restaurante y naturaleza son los ingredientes para perderse en este rincón malagueño.

9. Almohalla 41 · Archidona


Una casa típica andaluza, que conserva la tradición y mira a la modernidad, se ha convertido en Almohalla 51, un proyecto abierto en 2012 en el casco urbano de Archidona, en el corazón de Andalucía. Una humilde entrada da acceso a un lugar de ensueño con cinco habitaciones de matrimonio, patios y una espectacular piscina. Nada mejor para sentirse un malagueño más, descubrir la peña de los Enamorados o subir a la ermita de la Virgen de Gracia, que cuenta con gran devoción entre los archidoneses. PD. No dejes de pasar por Arxiduna, el mejor restaurante del pueblo.

10. Cortijo LA Organic · Ronda


“Edificio típico andaluz que se ha restaurado por el estudio Starck con especial atención al detalle para ofrecer al visitante todas las comodidades”. Así se define el Cortijo LA Organic, un interesantísimo proyecto ligado al oleoturismo con cuatro increíbles habitaciones a las afueras de Ronda. Olivos, el sol, la serranía… ¿Necesitas algo más para enamorarte?

11. Complejo Turístico La Garganta · El Chorro


Si el Caminito del Rey te parece increíble, terminarás de alucinar en el Complejo Turístico La Garganta, en el extremo sur del recorrido y junto a la preciosa estación de trenes de El Chorro. Tiene una maravillosa piscina, coquetas habitaciones y un generoso restaurante donde apuestan por los productos locales. En todo momento, las vistas son increíbles. Querrás repetir una y otra vez.

12. La Viñuela Boutique · La Viñuela


Este bonito hotel a orillas del embalse de La Viñuela es una estupenda opción para quienes prefieran eso de que te pongan todo por delante en cualquier momento. Es además un gran campamento base para disfrutar de la comarca de La Axarquía y, porque no, lanzarse a probar deportes acuáticos en el pantano.

13. Hotel Banuh Rabbah · Benarrabá


En el corazón del valle del Genal, el hotel Banuh Rabbah es una isla de tranquilidad en un mar en calma. Rodeado de enormes bosques de castaños, encinas y alcornoques, este complejo es perfecto para personas andarinas con ganas de conocer los pueblos de la zona entre senderos o sedentarias que disfrutan más leyendo junto a la piscina. Es la perfecta ocasión también para conocer Benarrabá, el municipio en el que se asienta, uno de los más bonitos de esta comarca a espaldas de la Costa del Sol.

14. Arcos del Capellán · Ardales


El Lagar (cuatro habitaciones), La Higuera (una habitación) y El palomar (una habitación) son los tres alojamientos de este cortijo localizado muy cerca del castillo de Turón, una antigua fortaleza de la Edad Media y del río Turón, donde darse un chapuzón en la temporada de calor. En mitad del monte y cerca de los municipios de Carratraca, Ardales, Casarabonela y El Burgo, es perfecto para conocer la Sierra de las Nieves… o no salir en días y desconectar del mundo.