Vaquita marina

La vaquita es el cetáceo en mayor peligro de extinción del mundo. Se trata de una especie endémica del Alto Golfo de California. Estas preciosuras se encuentran en peligro, principalmente debido a la pesca. Para que te des una idea, la pesquería de totoaba inició a finales de la década de 1940 y a comienzos de 1970 se capturaban hasta diez vaquitas diarias. Esto sumado a que son naturalmente raras, ya que tienen una distribución limitada con una sola población. La pesquería de totoaba cerró en 1975 y, sin embargo, la mortalidad incidental de vaquitas causada por los camaroneros y redes para otras especies todavía continúa.

A post shared by David Arioch (@davidarioch) on

Oso negro de Nuevo León

La principal amenaza para su supervivencia es la deforestación para comercio de madera, la agricultura y la ganadería. Esto sumado a los incendios forestales que son, muchas veces, responsabilidad humana. Para que te des una idea, un oso macho necesita de 96.7 kilómetros cuadrados y una hembra entre 0.86 y 100.9.

Crédito: skeezy

Habita en los estados de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Zacatecas y San Luís Potosí, aunque se calcula que el espacio que solía habitar se ha reducido en un ochenta por ciento. Te recomendamos visitar la Reserva de la Biosfera El Cielo en Tamaulipas y el Área de Protección de Flora y Fauna Maderas del Carmen en Coahuila, donde esta especie se encuentra protegida.

Ajolote de Xochimilco

El anfibio más amado de México es endémico de Xochimilco, en la Ciudad de Mëxico. El principal factor de riesgo para su supervivencia es la desaparición de su hábitat: en la época prehispánica había un complejo hidráulico entre el lago de Texcoco y el lago de Zumpango y, en la actualidad, el 85 por ciento de esta zona lacustre ha desaparecido, debido a que se drenó y se rellenó para su urbanización. El quince por ciento restante se conserva solo para el turismo y la agricultura, pero las aguas presentan altísimos niveles de contaminación. ¡Pobrecito el ajolote! Aquí puedes aprender todo sobre este fascinante animalito.

Ocelote

El principal motivo de su riesgo de extinción está dado por la reducción de su hábitat. Habita en toda América y, en México, se lo puede encontrar en las costas y las sierras, desde Sonora y Tamaulipas hacia el sur, hasta el Istmo de Tehuantepec y de ahí hacia el este de Chiapas y la Península de Yucatán.

Tapir

El tapir centroamericano se encuentra en peligro de extinción, principalmente debido a la caza (que no es tanta, pero los tapires se reproducen lentamente) y, cuándo no, a la destrucción de su hábitat.

Habita en Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

Manatí del Caribe

Estos hermosos mamíferos habitan tanto en aguas dulces como en aguas saladas y, en México, hay poblaciones en los estados de Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Veracruz. Las principales causas de que se encuentre en riesgo son los accidentes con embarcaciones, las reducción de su hábitat y el crecimiento turístico, que provoca que los manatíes deban alejarse de las aguas más cálidas e ir hacia aguas más frías, donde sufren más enfermedades respiratorias. Otra causa de muerte resulta de la infección de heridas ocasionadas por arpones o propelas.

A post shared by Marinecolife (@marinecolife) on

Jaguar

El jaguar es el felino más grande del continente americano y el tercero más grande de todos los felinos después del león y el tigre. Hay jaguares de color amarillo pálido y café rojizo, con rosetas negras, y también los hay negros, aunque en México no se ha confirmado su existencia hasta el momento. El jaguar es uno de los tres felinos manchados que hay en México, junto con el ocelote y el margay.

A post shared by BelleVue (@bellevu.e) on

El jaguar puede alcanzar un largo total de 1,57 a 2,41 metros y un peso que varía entre los 36 y los 158 kilos. El principal factor de riesgo para su supervivencia es la disminución de su hábitat, ya que -dependiendo de la vegetación en su ámbito-, un jaguar necesita entre 15 y 62 kilómetros cuadrados.

La mayor población de jaguares en un área protegida (900 individuos) se encuentra en la Reserva de la Biosfera Calakmul (Campeche) y zona aledañas, donde estos felinos cuentan con 1,300,000 hectáreas.

Tortuga caguama

La tortuga boba (Caretta caretta) es también conocida como tortuga caguama, cayume o cabezona. Habita las costas de los océanos Pacífico, Atlántico, Índico y Mediterráneo.

Los principales riesgos para su supervivencia son los aparejos de pesca no atendidos, la asfixia cuando son atrapadas en redes de arrastre, la pérdida de playas de desove adecuadas y la introducción de depredadores exóticos. Otro de los problemas es que las tareas de conservación tienen que ser coordinadas entre los varios países donde se encuentran las playas de desove que son críticas para la reproducción de la tortuga caguama. Miren qué belleza estas tortuguitas….

A post shared by Sky TG24 HD (@skytg24hd) on

Guacamaya roja

Extirpada de los estados de Tamaulipas, Veracruz, Oaxaca, Tabasco y Campeche, actualmente existe solo una población conocida de la especie dentro del territorio mexicano, que se encuentra en la selva lacandona de Chiapas. Además de la deforestación de su hábitat, el bosque tropical perennifolio, la caza ilegal para su tráfico internacional sigue poniendo en jaque a este ave magnífica.