En la época prehispánica, así como hoy en día, existió una clasificación tanto de plantas árboles, raíces y flores, así como de aves, peces, insectos, mamíferos y todo aquello que requiriera de un nombre y un estudio para tener la certeza de lo que se tragaba. Quiénes refinaron más estos conocimientos y los organizaron en bibliotecas fueron los mexica, que tristemente vieron perder gran parte de su conocimiento por la quema de sus códices.

Hoy queda muy poco de aquellos siglos de estudio y, entre las pocas cosas que sobrevivieron, se encuentran por un lado los nombres de animales y plantas y, por el otro, los beneficios y maleficios de estos brindan, todo conservado gracias a la tradición oral. Aquí te presento diez animales que han conservado hasta nuestros días el nombre que le dieron los antiguos nahuas.

Axolotl

Photo: Iva Dimova/Shutterstock

Un anfibio que, tristemente, se encuentra en peligro de extinción. Solo habita en los lagos de la Ciudad de México y es también una forma que toma el dios Xólotl. Hoy le llaman ajolote. Su nombre se ha traducido como «extraño».

Tlacomiztli

Photo: Sam Carrera/Shutterstock

Este animalito que por lo regular solo es visto de noche, parecido a un mapache, también ha visto su nombre modificado por cacomixtle. Su nombre se ha traducido como «mitad puma»

Ocelotl

Photo: Leonardo Mercon/Shutterstock

Uno de los grandes felinos de México que vive en los bosques y montes, muy respetado en la antigüedad y cazado en la actualidad. Hoy es llamado ocelote.

Chapulín

Photo: CMP Photo/Shutterstock

Uno de los insectos comestibles de México, este bichito se distingue por saltar y arrasar cosechas. Su nombre se ha traducido como «que rebota como hule».

Tecolotl

Photo: Serhii Brovko/Shutterstock

Este animal nocturno tenía la fama de anunciar la aproximación de una muerte. Hoy en día le llaman tecolote. Su nombre se ha traducido como «escorpio de pico torcido».

Huey-Xolotl

Photo: Iv-olga/Shutterstock

Una de las transformaciones del dios mexica Xólotl, el cual desde entonces es un animal doméstico que se come y que ha visto deformar su nombre a guajolote. Su nombre se ha traducido como «gran monstruo extraño».

Tepeitzcuintli

Photo: Joa Souza/Shutterstock

Un roedor muy grande que habita desde el sur de México hasta el norte de Argentina. Se le llama de muchas formas y una de ellos es el que le dieron los antiguos nahuas, claro un poco modificado, pues hoy le dicen tepezcuintle. Su nombre se ha traducido como “perro de monte”.

Xoloitzcuintle

Photo: Kalinina Maria/Shutterstock

Otra de las transformaciones de Xólotl, este animal era muy respetado en la antigüedad, su nombre se mantiene casi intacto: Xoloitzcuintle. Su nombre se ha traducido como «perro extraño».

Centzontototl

Photo: Simon_Segura/Shutterstock

El pájaro de las 400 voces, del cual su nombre tampoco ha cambiado demasiado: cenzontle. Su nombre se ha traducido como «ave de 400 voces» (cuatrocientos en náhuatl es como decir miles, en español ).

Tzitzicuilotl

Photo: EdwinWilke/Shutterstock

Este pajarito que vive cerca del mar y en los lagos y que también se come, vio modificado su nombre: ahora le dicen chichicuilote. Su nombre se ha traducido como «ave delgada».

Mapach

Photo: Vladimir Wrangel/Shutterstock

Este animalito es mejor conocido por su capacidad de robar, ya sea comida u objetos que le gusten. Aunque se puede domesticar, en su entorno natural es muy violento. Hoy se le conoce como mapache. Su nombre se ha traducido como «que tiene manos”.

Zopilotl

Photo: Deborah Ferrin/Shutterstock

Este animal, famoso por surcar los cielos buscando comer carroña, tampoco ha visto muchos cambios en su nombre: Zopilote. Su nombre se ha traducido como «inmundicia colgante».