Intenté estudiar Filosofía, pero me di cuenta de que la comunicación era más interactiva que el pensamiento meditativo; y que los libros te instruyen mucho pero las personas machacan su instrucción, cualquiera que esta sea, y la brindan en esencia. Escogí la creatividad como expresión y en el camino fui pintor, fotógrafo, escritor de cuentos, artesano, vendedor. Así fue como encontré mi verdadera pasión: La Comunicación. Tengo 24 años de experiencia en el manejo de marcas ATL/BTL y 14 años en la realización audiovisual. Pueden leer más sobre mi haciendo clic aquí.