Fernet

Bueno, más bien “Fernet con cola”. El Fernet es una de las bebidas predilectas de los argentinos, especialmente en el área metropolitana de Buenos Aires y en Córdoba. Según la Cámara Argentina de Destiladores Licoristas, en 2014 se produjeron en el país alrededor de 51 millones de litros de amargos, bíter y fernet.
Algunos argentinos te dirán que las marcas importan, y otros que no. Lo cierto es que esta bebida es un gusto adquirido. ¡Y cuidado! El fernet tiene entre 39 y 45 grados de graduación alcohólica, así que no es para aquellos que buscan una bebida ligera.

Crédito: blmurch

Vino, vino y más vino

La Argentina es el mayor productor de vino de América Latina, y el quinto productor de vinos en el mundo, contando con una tradición histórica en su cultivo. Malbec, Cabernet Sauvignon, Merlot, Bonarda y Syrah entre los tintos, Chardonnay, Sauvignon Blanc y Torrontés entre los blancos, todos son reconocidos mundialmente hoy en día, y cada vez se agregan más variedades y cepas. En Argentina, además, se encuentra uno de los viñedos más australes del mundo (en Chubut), y el viñedo -o uno de los viñedos- a mayor altura del mundo (en Salta).
A no desesperarse por tanta abundancia de vinos: más bien una copita por día, como decía Favaloro…

Dentro de las tradiciones de los argentinos, está el concentrarse no solo en el contenido sino también en la forma. Es decir, ¡¡¡el vino servido en jarra de pingüino!!!
La jarra de pingüino es una costumbre que data de 1940 por lo menos. Aunque durante un tiempo el vino servido en esta jarra era sinónimo de vino barato, hoy está de moda nuevamente, ya sin la mala reputación de la calidad.
Podés encontrar este tipo de jarras en las tiendas y mercados de antigüedades. ¡Son un simpático souvenir del país!

Y además, un vino en particular: el patero

Aunque no sea más que por la experiencia de hacerlo también. Si Ricky Martin se animó, ¿por qué vos no?
=P

A post shared by Julieta (@july_2218) on

Soda en sifón

Aunque el agua con gas es popular en muchas partes del mundo, el sifón es muy típico de Argentina y Uruguay. Consiste en una botella que contiene agua carbonatada, que sale a presión gracias al uso de una válvula. Se pueden comprar sifones en el supermercado, y todavía -en algunos barrios- es posible que un “sodero” o “sifonero” haga entrega a domicilio del producto.

Crédito: nopaspoc

Agua del lugar donde nace el Río Azul, en El Bolsón 😉

Crédito: miguelvieira

Y agua de la Patagonia en general. ¡O hielo! Como el ya famoso whisky “on the rocks” que a uno le dan después de hacer trekking en el Glaciar Perito Moreno.

Crédito: thamycavassani

Lágrima

De acuerdo, un café con leche (más leche que café) existe en varias partes del mundo. Pero el nombre despierta la curiosidad de los extranjeros, y no es cierto que la curiosidad mató al gato…

A post shared by Pua Coffee (@puacoffee.ec) on

Chocolate del 9 de julio

Crédito: santinet

Aunque el chocolate no sea un invento argentino, si estás en Argentina el 9 de julio -que suele ser uno de los días más fríos del año, este chocolate caliente tiene un sabor especial. Especialmente si lo acompañás con churros, torta fritas, pasta frola o alguna factura de tradición nacional.
Quizás algunas guías de turismo te manden a lugares emblemáticos como el café Tortoni a probar el delicioso brebaje. Para mi, el mejor lo hace mi vieja. Su receta es:

 

  • Disolver una cucharadita de maicena por cada litro de leche fría.
  • Llevar al fuego, revolviendo constantemente para que no se pegue.
  • Agregar chocolate segun preferencia personal. La receta tradicional es una tableta de 100 gramos de chocolate para taza por litro de leche. Y continuar revolviendo, por supuesto, hasta la disolución del chocolate y hervor de la leche.
  • El endulzante es optativo.

 

Submarino

Una variante del chocolate con leche es el “Submarino”: consiste en una taza o vaso lungo de leche bien caliente, en el que se derrite una barra de chocolate en el momento en el que te lo sirven. Si estás de visita en Buenos Aires, recomiendo el de “La Poesía”, un bar en San Telmo -Bolívar y Chile-.

A post shared by Fede_Degenaro9 (@fededegenaro9) on

Una Cindor bien helada

Ideal si te toca estar en Argentina en el verano y necesitás recuperar energías en una tarde de calor abrumador. O simplemente si querés merendar como un niño… agregá alfajor y estarás en la gloria.

Crédito: Cindor

Chicha

La Chicha se encuentra en varios países de América Latina. Si andás por el norte de Argentina, harías bien en probar esta fermentación no destilada del maíz y combatir el frío de las noches en la Puna. También podés participar de la Fiesta Nacional de la Chicha, que se celebra todos los años en marzo en Salta.

Limoncello

Licor adoptado gracias a la influencia de inmigrantes extranjeros, probablemente te lo ofrezcan junto a algún postre. ¡Decí que si!

Crédito: kizzzbeth

Helado de dulce de leche

Ante la eterna pregunta sobre si “¿el helado se come o se toma?”, decidimos incluirlo, por las dudas. No hay como el helado de dulce de leche. Es lo que más extraño cuando estoy fuera del país.

Crédito: jonnyhunter

Y ya que estamos hablando de helados…

¡Helado de vino!

Existe, doy fe: lo probé por primera vez en un viaje a Salta. ¡Y es muy rico! Tanto en su versión de tinto como blanco.

¡Licor de dulce de leche!

Si, es tan dulce como se ve. Y si, va muy bien para “mojar” las tortas de cumpleaños.

Mate. Obviamente.

Con cascarita de naranja, con yuyos, con café, con leche, con azúcar y sin. Aún habiendo crecido en Argentina, todavía no creo que lo se todo sobre el mate y sobre las formas de prepararlo. Es que el mate es mucho más que una bebida: es un ritual con significados profundos, una de esas grandes «excusas» que los argentinos nos hemos inventado para compartir.
Tres tips para primerizos: ojo que quema, no muevas la bombilla y no digas “gracias” a menos que no quieras tomar más. Si te da mucho asco compartir bombilla… probá con mate cocido (una suerte de té).

Crédito: HorneAndoAlgo

Tereré

Hay personas que dicen que pueden tomar mate con agua casi hirviendo sin importar el clima… pero lo cierto es que también se puede tomar mate con agua bien fría. Esta costumbre predomina en el noreste de Argentina, Paraguay y sur de Brasil.

Crédito: anztowa

Seguramente me faltó mencionar alguna bebida… ¡es que la Argentina es tan diversa! Por favor, dejen sus propias recomendaciones en los comentarios 😉