Comer comida en los puestitos es algo que hacen absolutamente todos los mexicanos. Me costó trabajo sumarme a la costumbre, pero al final lo logré. Aquí pueden leer un poco más sobre cómo mis hijos fueron quienes me llevaron por este camino que solo tiene pasaje de ida. Ahora, ya ven, hasta me atrevo a dar consejos sobre cómo decidir qué puestito va bien con tus antojos…

 

Primero, el más básico: pregúntale a los locales.

Una vez estábamos con mi amiga Taylor en San Miguel de Allende, yo muy antojada de unos tacos, cuando vi a una parejita estacionando una moto. Les pregunté dónde podía ir y me enviaron al mejor lugar del pueblo (si no me creen, miren mi cara de alegría en esta imagen). Los oficinistas son los que mejor resguardan el conocimiento culinario local. Acércate a ellos.

Crédito: Lau B

 

Fíjate en la cantidad de gente.

El peor puesto de tacos del rumbo se ve casi exactamente igual al mejor puesto de tacos. La diferencia está en la calidad de los ingredientes, la preparación de los guisos, la limpieza del lugar y la sazón de los cocineros. Como es muy difícil evaluar todas estas características como comensal eventual, la mejor forma de hacerte una idea es con la cantidad de gente que espera para ser atendida. En México no cuenta el “vamos aquí porque hay menos gente”. ¡Jamás!

Crédito: Lau B

 

Usa la lógica.

Lo más probable es que un puesto que vende pescados fritos afuera de un Metro en plena Ciudad de México no tenga el pescado más fresco… Si no vas recomendado, mejor evita este tipo de aventuras.

Crédito: buzzthrill

Échale una ojeada rápida al puesto.

Tal vez con esto no puedas establecer la procedencia y frescura de los ingredientes, pero un puesto limpio se distingue a leguas. Si la higiene del lugar te inspira confianza, vas.

Crédito: greencolander

Haz una investigación previa.

Muchos de los mejores puestos callejeros de México tienen historia y fama. Antes de salir a deambular hambreado por las calles, échale un ojo a blogs de comida y otros sitios que pudieran tener información sobre los mejores changarros para comer en una ciudad determinada. Aquí te recomendamos los mejores de la CDMX.

Crédito: jimwinstead

Si todo esto no te convence, pero aún se te antoja ese tipo de comida… Ve a la segura en un tianguis.

Los tianguis de cualquier ciudad vienen acompañados de una mini sección de comida que, por lo general, es de lo mejor que podrás encontrar en cuanto a comida callejera se refiere. Si ves uno de estos complejos callejeros de lonas rosas, adéntrate en sus pasillos y segue tu olfato. ¡Buen provecho!

Mercado de Coyoacán, Ciudad de México. Crédito: Lau B.