Con la fama de las arepas por varios lados del mundo, la gastronomía venezolana empieza a demostrar que tiene mucho que ofrecer.

En este artículo, vamos a ir más allá de la arepa, la hallaca, las cachapas, los tequeños, los golfeados o los cachitos que tanto nos gustan a los venezolanos. Hay muchas otras delicias venezolanas que deberías probar, dentro de Venezuela -en uno que otro chiringuito- o fuera del país, en sitios especializados.

 

1. Rompe colchón y Vuelve a la vida

Los cocteles de mariscos, picante y varios ingredientes son muy famosos en la costa central y oriental del país. Y por cierto, se les confieren poderes afrodisíacos. También se conocen con otros nombres graciosos como: Singa Parao’, 7 potencias o Mata la Suegra. Hay que ponerles mucho limón y disfrutar de la playa que tengamos al frente.

 

2. Chicharrón

¿Con pelo o sin pelo? Sabemos que es un antojo lleno de colesterol, pero de tanto en tanto caemos y nos vemos por ahí comprando arepas o bollitos de chicharrón o los pedazos completos en una bolsa que se desborda en aceite.

 

3. El pabellón criollo

Se trata del plato reconocido como “plato nacional” de Venezuela, con siglos de historia. Incluye arroz blanco cocido, carne desmechada, caraotas negras “refritas” en mantequilla o aceite, y tajadas de plátano maduro frito. No es para personas de poco apetito…

 

4. El asado negro

El chiste del plato está en el toque que le da cada familia con sus “ingredientes secretos”. El color negro, para los que no lo saben, proviene de una salsa hecha con papelón, vino y ají dulce. Y el corte de carne, en la forma de hablar de los venezolanos, se conoce como “muchacho redondo”.

 

5. Pastelitos

¡Son deliciosos! No importa el relleno: trucha en Mérida; raya en Oriente; carne molida con arroz en Los Andes. Hay que sucumbir a la tentación de comerse un buen pastelito por ahí.

 

6. Sandwich de pernil

Si están cerca de Caracas, hay que ir hasta Galipán para probar los mejores sándwiches de pernil, servidos con rodajas de tomate y salsas. No tienen comparación.

 

7. Patacones

Ir a Maracaibo y no comer un patacón es un pecado. De pollo o carne, con una tapa de plátano maduro y otra verde, muchas salsas, ensalada rallada y una buena rebanada de queso. ¿Qué más se puede pedir?

 

8. Mango verde con sal y limón. O con adobo, o con picante.

Lo interesante es cómo nos dan el mango verde picado en rebanadas dentro de una bolsita. ¡Típica compra al borde de la carretera! Quizás no tenga la presentación más gourmet, pero igual tienes que probarlo.

A photo posted by Ivan Cerna (@evancerna) on

 

9. Empanadas

Las conseguimos en todos lados, pero lo interesante es cómo el relleno va cambiando de región en región: tripa e’ perla, asadura de chivo, caraotas con queso, raya, chuleta con plátano, berenjenas, champiñones al ajillo, mariscos, pabellón y un sinfín de sabores más. La creatividad no tiene límites. Y si las pruebas con el mar de fondo… creerás que has llegado al paraíso.

 

10. Panelitas de San Joaquín

Vas llegando al peaje de Carabobo y ya ves desde lejos cómo los vendedores le van dando vueltas a las bolsas de panelitas, para que te las lleves. Cada vez están más caras, es cierto, pero son riquísimas y un buen antojo para los viajes por tierra.

 

11. Catalinas, naiboas y coquitos

Vas en el carro y justo donde está el policía acostado (o burro, como le dicen por ahí) hay vendedores con varios dulces. Decides rápido y pides un cafecito. Nunca faltan estos tan llenos de sabor…

A photo posted by Héctor Vivas (@hectorvivas64) on

 

12. Cepillaos y tetas

Estos helados son buenísimos para el calor: hielo y muchísimos sabores. Los cepillaos (son famosos los de Maracaibo o La Rita) se sirven en vasos con un poco de leche condensada (si hay) y las Tetas vienen en bolsas plásticas a las que se les abre un huequito para comerlos por allí. Los sabores dependen de la creatividad de quien los haga…

Los cepillaos de la foto que sigue, por ejemplo, se pueden encontrar en Valencia, España:

 

¿Y las bebidas?

 

13. Papelón con limón

Esa mezcla refrescante de panela, agua y limón (es decir, de dulce y ácido) nos encanta para acompañar lo que sea. Mientras más frío, mejor.

 

14. Jugo de caña

¡Esto sabe a viaje! El jugo de caña de azúcar a veces puede ser muy dulce y por eso nos encanta ponerle bastante limón para compensar. Servido con mucho hielo, es la gloria.

A photo posted by zuhakafati (@m3tamorfosiz) on

 

15. Mamonada

Si pasan por Carora, en Lara, no pueden dejar de probar esta bebida que se hace con la pulpa del mamón. Más venezolano que eso, nada. Como sólo se consigue allí, cualquier persona de Carora les puede indicar cómo llegar al sitio donde la venden.

 

16. Cocuy

Se conoce como el tequila venezolano y también es propio de Lara. Es una bebida hecha con aguardiente y cocuy fermentado que se extrae del tallo del Agave cocui, vegetación propia de Lara y Falcón. No solo es rica, sino que cada día gana más adeptos, quienes se fajan a entender su proceso de elaboración y a crear sabores maravillosos.

 

 

17. La vitamina merideña

Esta es la bebida típica de la ciudad de los caballeros: un poco de leche, canela, azúcar y varios ingredientes secretos para recargar energías. Se toma bien fría y se consigue en el mercado de la ciudad.

A photo posted by Angelina (@ninamazza.r) on

 

18. Chicha andina

Las chichas cremosas con mucho hielo, leche condensada y canela las conseguimos en todos lados; pero la andina es diferente. La base es maíz molido y lleva guarapo de piña que se deja fermentar. Es un sabor único que hay que probar.

A photo posted by Yudy (@yudydeortiz) on

 

19. Carato de maíz

A veces lo confunden con la chicha andina, pero su sabor es distinto. Se prepara agregando casabe, harina o yuca al agua hirviendo y después de un proceso de fermentación, también lleva jugo de piña y pimienta dulce. Es una bebida muy nutritiva que se debe tomar fría y es común encontrarla en los puestos a los lados de la carretera, sobre todo en Oriente.

 

20. Tizana

¡Nos encanta por lo refrescante! Y se trata, ni más ni menos, de muchos pedacitos de frutas picados. Parece un jugo, pero no lo es. Si está dulcita, mejor.

 

21. Cocada

No puede faltar porque además el coco es como gritar ¡Caribe! Y esta bebida fría la sabemos apreciar mucho. Si le ponen un poquito de leche condensada, es más deliciosa todavía.

 

Y a ti, ¿qué delicia típica venezolana te gustaría probar?