Foto: Gaundencio Garcinuño

Pide que te cantemos una jota

¿Qué te hace pensar que por ser maños te podamos cantar una jota así como así? ¡No hijo no! Las jotas las cantan y las bailan los joteros. Los demás no tenemos ni idea de eso por mucho que lo hayas visto en televisión.

Insulta a la Virgen del Pilar

No es una cuestión de religión, sino de orgullo maño. No te metas con la Virgen del Pilar delante de un maño o este entrará en cólera. A la Pilarica ni tocarla. Y por cierto, no hagas referencia alguna a si la Pilarica es francesa. ¡Que no, que es aragonesa! Cualquier maño a partir de dos años de edad podrá debatir contigo los motivos de esto.

Grita entre risas “Zaragoza no existe”

Bien chico, bien, has hecho la gracia de decir “Zaragoza no existe” confundiéndote con el cachondeo del “Teruel no existe”. Las dos ciudades están muy cerca, pero por favor, infórmate antes de hacerte el gracioso.

Llévanos la contraria

Los maños no somos cabezones, pero siempre tenemos la razón, así que no nos lleves la contraria. Es una máxima que no se puede discutir. Si lo intentas saldrás escaldado. Y si en algún momento cometemos una equivocación, no vamos a ser nosotros quienes lo reconozcamos. Cabezones hasta la muerte, asúmelo.

Pregúntanos por el fútbol

Hundir el dedo en la llaga con el tema del fútbol es de malas personas. Si nos preguntas por el Real Zaragoza el enfado puede ser monumental. Siempre te recordaremos los tiempos de Pardeza y el gol de Nayim. Si quieres hasta te lo representamos.

Dinos que somos de pueblo

Hay una diferencia entre que nosotros digamos que somos de pueblo y que nos lo digas tú. Tenemos grandes pueblos en Zaragoza, pero cuidao, no seas tú el que hagas referencia a ello ni te metas con nuestro acento. ¿Qué acento? ¿Acaso hablamos raro o qué? Y tampoco vamos con boina y gayata por la calle.

Cuestiona nuestro vocabulario

Los maños hablamos con propiedad y estilo. Somos estrellas del pop en cuanto a vocabulario. Omitimos las esdrújulas y acentuamos donde nos apetece. Si no te acostumbras a nuestro vocabulario es cosa tuya. Además, nunca te llamaremos por tu nombre, sino que utilizaremos la expresión “Coo”. No preguntes por qué y no seas impertinente.

Háblanos de la Guerra del Agua

¿Ya estamos con el mismo tema? ¿Cuántos años llevamos discutiendo sobre lo mismo? El agua está donde está, ni sobra ni nada. En nuestra tierra bebemos mucha agua y el Ebro no da abasto. Las cosas como son. Si queréis agua siempre os podéis mudar a Zaragoza. A los cinco años de residencia podéis participar en el “Examen para ser maño de nivel 1”.

Dinos que eres de Murcia

Hombre, si eres murciano y no nos quieres cabrear, no seas murciano. Es difícil, pero seguro que encuentras una manera de solucionarlo. Y si eres de Murcia, recuerda que Murcia está muy bonita en esta época del año (esto es aplicable a cualquier momento, no te preocupes)… guiño, guiño.

Haz un comentario hiriente contra el tranvía

Te vas a meter en problemas si haces algún comentario despectivo hacia nuestro tranvía. Como nos digas que estamos vacilando de un nuevo método de transporte de hace décadas cuando otras ciudades tienen metro, nos cabrearás de una manera descomunal. ¿No sabes que no podemos poner metro porque el Ebro nos rodea? ¿Quieres que nos hundamos? ¡Ay, qué pocos conocimientos!

Quéjate del viento

Si no sabes aprovecharte de los beneficios del cierzo es cosa tuya. El viento de Zaragoza no molesta, empuja. Nosotros nos encargamos de llegar antes a cualquier lugar gracias a que caminamos-flotamos más que cualquier otra persona. Así que para no enfadarnos, en vez de decir “vaya viento hace, qué molesto” expresa un sonoro “¡Bien Zaragoza, cómo mola tu viento!”. De esa forma nos caerás mejor.

Haz referencia al frío de la Estación de Delicias

Zaragoza fue pionera en la construcción de la estación de transporte (tren, autobuses) más fría del mundo. Si haces referencia al frío que hace en ella es que no te enteraste de nada. En realidad es un homenaje a los amigos que tienen los maños en Groenlandia.

Da por hecho que jugamos al Ahorcado en el Paseo de Independencia

No es que los arquitectos del Paseo de Independencia se aburrieran y echaran unas partidas al Ahorcado que nunca acabaron, es arte moderno de estilo trascendental neoclásico y mudéjar. Subir la foto de las farolas del paseo a Twitter con un comentario gracioso no mola nada.

Dinos que hablamos como los gallegos

A ver, esto es muy fácil. Los maños acabamos las palabras con -ico. Nos comemos un caramelico, damos un paseíco, leemos librícos, hacemos viajecicos y cuando alguien nos toca la moral le mandamos a tomar por… saquico. Y los gallegos acaban con -iño. No es tan difícil entenderlo.

Di que no tenemos playa

¿Quién quiere playa si tiene el Ebro? No eres nadie si no sabes lo a gustico que se está dándose un baño en el río, en un ambiente sin turistas, sin tenderetes rancios y con el saborcico de unas buenas sardinicas.

Métete con Marianico el Corto

España no ha visto cómico igual que Marianico el Corto y eso es algo que cualquier maño defenderá hasta la muerte con un cabreo bien gordo. Si no se metió en Hollywood fue porque un día se le apareció la Pilarica y le dijo que siguiera en su tierra.