Crédito: Francisco Osorio

1. Pico en el ojo.

Es nuestra forma de decir que nos timaron, estafaron, principalmente por una discapacidad visual, debido a un pico en el ojo. Elegante, ¿no?

 

2. Anda acostarte.

Lo que realmente significa es ya para, se terminó el show, a nadie le interesa. Esto usualmente acompañado por un «CTM».

 

3. Te gusta la del burro.

Dedicada a todos aquellos que les gusta webear, pero que no los molesten. Tal como los burros, que parece que les gusta dar pero no recibir. Nuevamente, muuuuy elegante.

 

4. Hijito de papá.

Nuestra educada forma de decir “weón sin méritos”. Se trata del muchachito que hace alarde de lo que hizo, pero que siempre la tuvo fácil, por portación de apellido -como dicen en Argentina-.

 

5. Bájame las luces.

Una metáfora automovilística y amenaza al mismo tiempo. A ver, bájame las luces, bájame las luces.

 

6. ¿Querís quedar leyenda?

No tan común, pero usado por “choros al peo” que intentan de amedrentar. Pista: las leyendas están casi todas muertas.

 

7. ¿Explíquenle con manzanas?

Después de varias fallidas explicaciones, no queda más que sentar al lento pupilo y comenzar a explicar con manzanas, tal como a los niños de kinder. No, no significa que es un niño tierno… sino lento y estúpido.

 

8. Te vieron la cara.

Cuando sea que pagaste más de lo debido, es porque dejaste que te pasara. El estafador te vió la cara (quizás se imaginó que eres de los que necesita que le expliquen con manzanas) y te cagó.

 

9. Te voy a sacar la cresta.

Hace tiempo, los chilenos se llamaban a sí mismos «gallos», por lo que sacarle la cresta a alguien era una metáfora antes de empezar una pelea (de gallos). Cuidado con esta frase, es la última advertencia antes de entrar a los combos.

 

10. Te voy a sacar la mierda.

Nada para interpretar acá. Alguien está a punto de perder los estribos…

 

11. Andar pateando la perra.

Significa estar enojado, y su origen nos lleva a los campos antiguos (cuando no existía el concepto de «derechos de los animales»). Cada vez que un perro aullaba de dolor, era una señal de que alguien andaba enojado y que andaba «pateando la perra».

 

12. Echar la foca.

Las focas son ruidosas… al igual que las personas enojada y descontroladas. Se trata de una frase usada cada vez que alguien está empapelando a otro en puteadas.

 

13. Chanta la moto.

Calmado, calmado, mejor bájame una velocidad, no queremos tener problemas, «chanta la moto».

 

14. Levantado de raja.

Dedicada para todos los que se creen superiores a los demás: todos los arrogantes que caminan con el potito parado, o en otras palabras, los levantados de raja.

 

15. Más weón que las palomas.

Nada contra las palomas, pero cada vez que alguien actúa más allá de la estupidez, todos nos acordamos de estos animales con fama de poca inteligencia.


Puedes leer este artículo en inglés haciendo clic aquí.