La cerveza mexicana tiene mil apodos: desde el muy millenial frappé de cebada, pasando a los nombres más populares como graciela bien helodia, cheve, las frías, chelas, serpientes bien elásticas, cheva, pisto, birra, chupe, kawasakis y caguas. En este artículo te voy a contar datos importantes de la industria cervecera nacional que harán que, en la próxima reunión con tus amigos, te veas como un chelero muy erudito.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by SoundsDeli (@soundsdeli) on

 

1.

El español Alfonso Herrara fue el primero que recibió un permiso del mismo Carlos V para abrir una cervecería, en lo que hoy es Amecameca, en el Estado de México. Esto fue en 1542 y se utilizó agua de los arroyos de la Sierra Nevada. Sin embargo, y aunque en un principio tuvo éxito, el costo de elaboración era altísimo y dejó de producirse después de unos cinco años.

 

2.

La cerveza que se consumía en el país hasta entonces se importaba en su mayoría desde España y, en menor medida, desde el resto de Europa. En realidad los únicos que la tomaban eran los españoles, ya que los indígenas preferían el pulque, el tepache y hasta el aguardiente de caña.

 

3.

Después de la Guerra de Independencia, en 1812 el Congreso Legislativo comenzó a dar cabida a temas relacionados con la cerveza, como su consumo y elaboración en el país. Esto debido a que para esas fechas la cerveza -importada- era ya muy popular. T. Gillons y C. Mairet, dos ingleses asentados en el territorio mexicano, pidieron la autorización para instalar fábricas.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Lee Kshatri (@lee_kshatri) on

El primero en recibir el permiso fue Don Justino Tuallion, quien el 12 de febrero de 1813 obtuvo un certificado con la anuencia para establecer una fábrica en la Ciudad de México. Su cerveza se conocía como “del Hospicio de Pobres», ya que la fábrica se ubicaba en un local de la calle Revillagigedo, a donde había existido una institución dedicada a los indigentes.

 

4.

Con la inauguración del ferrocarril en México se dio inicio a la modernización de la industria cervecera y se importaron nuevas maquinarias y maltas desde los Estados Unidos.

 

5.

Entre 1890 y 1900 se fundaron las cervecerías modernas en todo el territorio nacional: Cervecería Cuauhtémoc, la Santa Elena, La Mexicana, La Azteca, La Inglesa, la Cervecería de Sonora y Cervecería del Pacífico, entre otras más. Para 1918, había 36 fábricas de cerveza mexicana en todo el país.

 

6.

Ya en 1925 la producción nacional era de unos 50 mil litros y las cerveceras daban empleo a dos mil 500 personas. En 2018, la producción de cerveza de México generó 120 millones de hectolitros, de los cuales 40 millones fueron exportados.

 

7.

En los años noventa del siglo XX, las cervecerías sobrevivientes se conformaron en dos grandes grupos cerveceros. Entre 2010 y 2012 una empresa holandesa y otra de origen belga-brasileño adquirieron los derechos de las dos empresas cerveceras. Así que la cerveza mexicana ya no lo era tanto…

 

8.

Pero no todo estaba perdido. En la misma década, comenzó a promocionarse en México la cerveza elaborada de manera artesanal. Gustavo González, con su cerveza Cosaco, está considerado como el pionero del rubro. Entre 2004 y 2006 nacieron las cervezas Minerva y Primus.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Boicot Cafe (@boicotcafe) on

 

9.

Aunque la industria cervecera nacional es ya propiedad de inversores extranjeros, México es el exportador número uno de cerveza y el cuarto productor de cerveza a nivel mundial.

 

10.

Hoy día, en todo el país existen unas 600 cervecerías artesanales debidamente establecidas, pero también coexisten -en una cifra muy parecida- productores caseros, con una renovada visión de la cultura cervecera de nuestro país, basadas en la calidad y la variedad de sabores, con nombres y diseños de etiquetas basados en la cultura mexicana de todos los tiempos.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Chino Barcena (@chino_barcena) on

 

11.

En México acostumbramos “matar la sed de la mala” con unas chelas bien heladas. Sin embargo, los maestros cerveceros hacen una tragedia griega cuando se enteran de esto, porque argumentan que de esta forma no es posible apreciar totalmente su sabor ni su aroma.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by “Cchicharo0” (@cesar_delacrz) on

 

12.

Por último, y como buen chelero que eres, debes saber que el primer viernes de agosto se celebra en México el Día Nacional de la Cerveza. Así que ya estas avisado: busca el calendario de eventos para el siguiente año, para que planees con tiempo y te lances a disfrutar. 

 

View this post on Instagram

 

A post shared by LA PREFERIDA BREW CO. (@lapreferidabrewco) on