El Mercado de Sonora es un caleidoscopio interactivo de sonidos, olores, colores, tradiciones y, sobre todo, esoterismo y pensamiento mágico. Descubre aquí la historia de este lugar fascinante y todo lo que tiene para ofrecerte.
Dónde: Fray Servando Teresa de Mier 419, Merced Balbuena, CDMX.
Horario: de 9 a 19 (hasta las 17 los domingos).

Photo: Lau B

El Mercado de Sonora fue inaugurado el 23 de septiembre de 1957. Aunque en un principio se pensó en llamarlo Merced Baños, ya que ahí se encontraban instalaciones de W.C. y regaderas al servicio de los comerciantes de la zona, el nombre de Sonora se le dio por su cercanía a un famoso cine del mismo nombre que ya no existe.

Photo: Lau B

El Sonora cuenta en su interior con 404 locales, en una superficie de 10.262 metros cuadrados donde se vende todo tipo de cosas. En el exterior también hay una multitud de puestos callejeros y comerciantes itinerantes. Aunque hay de todo, su especialidad son todos aquellos productos y servicios que pueden remediar los dolores y necesidades físicas, emocionales y espirituales de quien lo visite.

Photo: Lau B

Muchos de estos puestos son atendidos por yerberos que heredaron el conocimiento de sus padres y abuelos, aunque también hay médicos tradicionales que han llegado de diferentes partes del país.

Crédito: Eduardo Loza

El común denominador de todos es que conocen a la perfección el nombre, la cualidad y el uso de cada planta que ofrecen; te orientan sobre cómo utilizarlo o ellos mismos te preparan al instante el remedio para tu dolencia.

Photo: Lau B

En ese mercado encuentras los más diversos menjurjes preparados de hierbas o flores que -aseguran-, pueden aliviar desde un fuerte dolor de cabeza hasta enfermedades crónicas o terminales.

Photo: Lau B

Otro de los giros mercantiles del Mercado de Sonora es la venta de animales, no solo de tipo doméstico, sino de especies exóticas y cuya venta generalmente está prohibida. Las autoridades, con conocimiento o sin él de la precaria situación en que se tienen a los animales, no han podido implementar las medidas que regulen esta práctica y mucho menos desmantelar las redes de tráfico que a través de los años se han podido crear. Te recomendamos que evites comprar cualquier tipo de mascota. Mejor adopta. En esta área no está permitido sacar fotografías.

Sin embargo, si lo natural no funciona también se puede acudir a remedios alternativos: los hay esotéricos como los amuletos y los talismanes; de carácter religioso, como cruces, santos y estrellas de David. Imágenes de filosofías de otras partes del mundo, como budas y rosarios tibetanos (malas). También hallarás las más variadas pócimas para atraer la salud, el dinero, la fortuna o el amor, o también para causar daño.

Photo: Lau B

En sus pasillos encontrarás los más variados consultorios de curanderos, chamanes, brujos y adivinos, que ofrecen infinidad de servicios, como la lectura de cartas o de cigarro, o las populares “limpias”, que prometen despojar al cuerpo de la energía negativa a partir del contacto con ramos de diferentes hierbas, lociones, huevos y hasta animales.

El mercado de Sonora cautiva a nacionales y extranjeros por su diversidad y sincretismo. Es un crisol de ciencia, fe, esoterismo y ocultismo, todo lo que el imaginario colectivo va desgranando de los diversos credos que han llegado a México de diferentes partes del planeta: las religiones mesoamericanas, la santería, el budismo, el chamanismo, el hinduismo, el cristianismo, el judaísmo y muchos otros cultos.

Photo: Lau B

Como en ningún otro lado, en sus pasillos podrás admirar la convivencia de San Juditas con la Santa Muerte, ojos de Dios huicholes, budas, trolls, San Chucho Malverde, tótems y changós.

Los locatarios son gente muy trabajadora y muy devota. Por todo el mercado encontrarás evidencia de ello: altares a la Virgen de la Merced, la Guadalupana y la Inmaculada Concepción, cada una en su día recibe grandes festejos.

Sobresale la devoción al Niño Cieguito, sobre el que ya hemos platicado, por lo que cada 10 de agosto se lleva a cabo misas y celebraciones con cohetones y música en su honor.

Cada 23 de septiembre el Sonora está de “manteles largos” para celebrar su aniversario. El administrador en turno con ayuda de los locatarios le organizan una buena pachanga. Estos últimos, se ponen se ponen guapos con sus marchantes y dan obsequios o los invitan para echarse un taco o un pozolito. Dentro y fuera del mercado encontrarás grupos musicales que amenizaran el día y, seguramente, hasta te toque que “te lleven al baile”, pero sin albur.

Eso sí, no puede faltar una Misa de Acción de Gracias, para pedir por un nuevo año lleno de mucho trabajo. Desde hace unos años se corona a la reina del mercado que suele ser alguna actriz o cantante de moda o con una popular trayectoria artística.

Este mercado es el lugar ideal para conseguir todo lo que requieres para celebrar el Día de Muertos. Sus pasillos revientan de calaveras de azúcar, incensarios, copal, papel picado, representaciones de esqueletos y dulces típicos. También encontraras artículos del Halloween y disfraces.

Photo: Lau B

En el área que circunda al Mercado de Sonora, se encuentran los mejores talleres de artesanos dedicados a la cartonería, una artesanía mexicana que consiste en la fabricación de esculturas de papel, pequeñas, grandes y hasta monumentales, mismas que se usan en los festivales comunitarios.

Las fechas donde estos artesanos tienen más trabajo son en Día de Muertos, donde hacen esqueletos y catrinas, y para la Semana Santa, cuando fabrican los “juditas”, imágenes que representan el mal y son quemadas. Los judas están inspirados en el discípulo que traicionó a Jesús, pero tradicionalmente son representadas como demonios.

A partir de mediados del siglo XX, se comenzaron a fabricar estos juditas con la figura de algunos políticos, especialmente aquellos que han participado en un escándalo reciente.

Cuéntanos en los comentarios si ya visitaste el Mercado de Sonora.

Photo: Lau B