Una de las mejores formas de moverse por Europa, especialmente si quieres ir más allá de los destinos más típicos y dejarte sorprender por el camino, es el coche. La red de carreteras y autopistas está por lo general bien (por supuesto, hay de todo, que un continente es un lugar muy grande) y es segura, y gracias al espacio Schengen es muy fácil cruzar fronteras sin darse cuenta.

Conducir en un lugar nuevo siempre conlleva un punto extra de estrés: ¿hay alguna norma distinta que deba saber? ¿cuáles son las costumbres locales? ¿qué necesito? En este artículo daremos respuesta a las dudas más comunes:

Documentación necesaria para recorrer Europa en coche

Permiso de conducir

Si tu permiso de conducir es de algún país de la Unión Europea, será válido en toda la UE (siempre y cuando no esté caducado y no te lo hayan suspendido o retirado por algo, pero esto lo vamos a dar por supuesto). Si tu permiso es de un país de fuera de la UE, necesitarás un permiso internacional. Se trata de una licencia temporal (suele durar un año) que te permite conducir en casi cualquier país del mundo. Pregunta en las autoridades de tráfico de tu país como conseguirlo. Lleva también tu permiso original y tu pasaporte.

Documentación del coche

Deberás llevar siempre el permiso de circulación del vehículo, su ficha técnica, la tarjeta de la ITV y el recibo del seguro vigente. Si el coche es alquilado, la empresa te entregará toda la documentación ya con el vehículo.

Normas de circulación y tráfico en Europa


Hay normas que son específicas y distintas en cada país, así que lo mejor es que te informes antes de entrar en él, pero también hay algunas normas que son de oibligado cumplimiento en toda la Unión Europea:

  • Es obligatorio usar el cinturón de seguridad en todos los vehículos y en todos los asientos.
  • Los niños deben ir en dispositivos de retención específicos (y homologados).
  • Está prohibido usar el móvil al volante sin manos libres.

Normas que varían:

  • Tasa límite de alcoholemia. En Bulgaria, Eslovaquia, Hungría, República Checa y Rumanía no se permite conducir tras haber bebido (la tasa es 0,0). Los más permisivos son Reino Unido, Malta y Liechtenstein, con 0,8 g/l. Consulta el país en el que vas a estar o, para ahorrarte problemas, no bebas alcohol si vas a conducir.
  • Límites de velocidad. Hay también bastante variación por países, tipo de vía y vehículo. Los países en los que puedes conducir más rápido son Alemania (en algunos tramos de sus autopistas, la famosa Autobahn, no hay límite, sino una recomendación de 130 km/h), Polonia y Bulgaria (tienen tramos con límite de 140 km/h). En Francia, Luxemburgo, Italia, Croacia, Dinamarca, Austria, Eslovaquia, Rumanía, República Checa, Eslovenia, Países Bajos, Grecia, Hungría y Lituania hay tramos de 130 km/h. Todo esto en autopistas, claro. En vías secundarias, se va del máximo de 70 km/h de Suecia al de 100 km/h de algunas carreteras de Alemania, Austria, Polonia, Rumanía e Irlanda. Una vez más, infórmate antes de conducir.
  • Dispositivos y elementos de seguridad. En casi todos los países de la UE es obligatorio llevar triángulos y chaleco reflectante, así que ahórrate problemas y llévalos. Además, en Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Grecia, Hungría, Letonia, Lituania, República Checa y Rumanía es obligatorio llevar un pequeño botiquín; y en Alemania, Bélgica, Bulgaria, Estonia, Grecia, Letonia, Lituania, Polonia y Rumanía, además, un extintor.
  • Luces de circulación diurna. Es obligatorio llevarlas encendias en zonas no urbanas en Italia, Hungría y Rumanía. Bulgaria, Repúblia Checa, Estonia, Kosovo, Letonia, Lituania, Macedonia, Montenegro, Polonia, Serbia, Eslovaquia y Eslovenia exigen el uso diurno de los faros de baja potencia en todo momento.
  • Neumáticos de invierno. Es obligatorio utilizarlos en invierno (cada país tiene unas fechas distintas o es según condiciones meteorológicas) en Noruega, Suecia, Finlandia, Estonia, Letonia, Lituania, Alemania, República Checa, Austria, Eslovenia, Croacia, Rumanía, Eslovaquia, Bosnia y Herzegovina, Serbia y Turquía. En otros países, existen situaciones especiales que los requieren, así que infórmate antes de ir.
  • Sentido de circulación. ¡En Reino Unido, Irlanda, Chipre y Malta se circula por la izquierda!

Autopistas gratis y autopistas de peaje


Las autopistas tienen ventajas evidentes: son más rápidas y seguras. No obstante, a veces es necesario pagar un peaje para utilizarlas y no siempre es tan fácil como parar, pagar unas monedas, y que se levante la barrera.

Empezamos por los países en los que no tendrás que preocuparte porque todas las autopistas son gratuitas: Alemania, Bélgica (excepto el túnel Liefenhoeks), Chipre, Dinamarca (excepto el puente de Oresund y Storebaelt), Estonia, Finlandia, Islandia (excepto el túnel Hvalfjudor), Letonia, Lituania, Luxemburgo, Montenegro (excepto el túnel Sozina), Países Bajos (excepto los túneles Westerschelden y Kil), Reino Unido (excepto algunos tramos), Suecia (excepto el puente de Oresund) y Ucrania.

Después están los países en los que se usa un sistema de viñetas: una pegatina que es válida durante un período de tiempo y te permite circular por las autopistas y vías rápidas. Se pega en la luna delantera o, en los países en los que se puede comprar online, está asociada con la matrícula. Tienen un sistema de este tipo países como Austria, Bulgaria, Eslovaquia, Eslovenia, Hungría, República Checa, Rumanía y Suiza.

El resto de los países cuentan con un sistema de peajes con cabinas tradicionales, aunque en algunos lugares específicos o países como Noruega el sistema es de peaje electrónico. Depes acordarte de pagar si no quieres que te llegue una multa (detectan la matrícula del coche y, si además es alquilado, puedes estar seguro de que a la compañía que te lo rentó no le va a hacer demasiada ilusión).

Las normas no escritas

Quizá uno de los puntos que más ansiedad generan al conducir por el extranjero o por un lugar que no conoces es el de las costumbres locales. Porque una cosa es lo que dice el reglamento, y otra lo que hacen después los conductores y lo que esperan que hagas tú. No suelen ser cosas muy graves o básicas, pero no está de más conocer algunas. Por supuesto, tú cumple las normas, pero saber cómo se van a comportar los otros conductores siempre tranquiliza. En este artículo desgranan algunas, te comentamos las más llamativas, relativas al uso de las luces largas para decirle algo a otro conductor:

  • En Alemania te ponen las luces largas en autopista para decirte que vas muy despacio.
  • En Francia, en cambio, esas luces te alertan de que está la policía cerca.
  • En el Reino Unido, las largas significan que te están cediendo el paso. Puedes agradecerlo poniendo las de emergencia.
  • En Holanda, puedes usarlas para indicarle a un peatón que puede cruzar.

¿Cuándo no compensa el coche?


Viajar en coche aporta una flexibilidad increíble al viaje. Si tienes tiempo, conducir por carretera y no autopista te permite conocer el país o región en la que estás con mucha más profundidad. Verás paisajes y atravesarás pueblos, puedes parar cuando quieras e incluso cambiar tus planes sobre la marcha. (Para esto el tren también está muy bien y además contamina menos).

No obstante, si tu plan es visitar grandes ciudades, mejor olvida el coche porque solo te traerá problemas. Conducir por muchas ciudades es un infierno de tráfico y aparcar una odisea, algo que evitarías moviéndote en transporte público, que funciona muy bien en la mayoría de las ciudades.

Además, cada vez más capitales están intentando reducir el tráfico por razones medioambientales, con medidas que van de las tasas a la simple prohibición total y peatonalización del centro. Entérate cuando estés preparando el viaje y piensa bien si alquilar un coche va a ser una buena o una mala idea.

Aplicación móvil Going abroad

La Comisión Europea sabe que conducir por Europa puede ser un poco caótico por lo de las normas de cada país, así que tiene la app Going abroad, en la que puedes consultar las normas de tráfico país a país e ir siempre sobre seguro.