El pueblo mágico de Huasca de Ocampo se ubica a tan solo hora y media de la Ciudad de México y a 50 minutos de la capital del estado de Hidalgo, Pachuca. Huasca de Ocampo es famosamente conocido por los Prismas Basálticos, formaciones rocosas prismáticas de basalto que son el resultado del enfriamiento lento de lava hace más de 2,5 millones de años. Pero esos no son los únicos tesoros de la región: también están las ex haciendas de Hidalgo.

Los alrededores de esta belleza natural fueron algunos de los parajes mineros más importantes del siglo XVIII. En este contexto de auge económico, Pedro Romero de Terreros, Conde de Santa María Regla (considerado uno de los hombres más ricos de la Nueva España), construyó 4 impresionantes complejos arquitectónicos: La ex hacienda de Francisco Javier, La ex hacienda de San Miguel Regla, la ex hacienda de Santa María Regla y la ex hacienda de San Antonio Regla. Hoy en día, solo las últimas 3 se encuentran en pie, con la peculiaridad de que la de San Antonio se encuentra sumergida en la presa que lleva su nombre y que alimenta con 4 cascadas el cañón donde se encuentran los Prismas Basálticos.

Estos recintos fueron haciendas de beneficio, es decir, que eran destinadas a procesar lo extraído de una mina para desechar lo que no sirve. En conjunto formaron un sistema que permitió producir la cantidad de plata más grande del mundo en tiempos del Virreinato.
Para que en tu siguiente visita a los Prismas Basálticos no te quedes sin visitar estos edificios que han envejecido hermosamente, acá te estaremos contando todo lo que debes saber para que tu visita sea una experiencia inolvidable.

1.- Ex Hacienda de San Miguel Regla

Se encuentra ubicada a 2 kilómetros del Pueblo Mágico de Huasca de Ocampo. Fue la primera hacienda de beneficio de plata de la región, detonando la fama y el reconocimiento del Conde en la Nueva España.

Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

Hoy en día se conserva exitosamente el casco principal de la hacienda, las arcadas que formaban parte de los patios y los hornos usados para la extracción de la plata. Sus grandes jardines llenos de vegetación, caídas de agua, estanques y vistas espectaculares harán que te relajes instantáneamente.

En la actualidad, la hacienda es un hotel que cuenta con 145 habitaciones (así de grande es) y las instalaciones adecuadas para cualquier tipo de plan: en pareja, con amigos o familiar. Hay alberca, bares, karaoke, salón de juegos, golfito, gimnasio, renta de bicicletas, cuatrimotos y sus propias tirolesas.

Además, la hacienda te ofrece tours en jeep y en cuatrimotos a los Prismas, al Museo del Duende y al centro de Huasca de Ocampo.

Puedes visitar la hacienda, aunque no estés hospedado, si lo haces a la hora de la comida. No dejes de pasar a su restaurante, es famoso por su buffet los fines de semana. Para mayor información sobre costos y reservas, visita su página web: www.sanmiguelregla.com.

Extra: Parque Ecoturístico San Miguel Regla

Ya que te encuentras en la región, te recomiendo visitar el Parque Ecoturístico San Miguel Regla también conocido como “El Bosque de las Truchas”. Se encuentra a 5 minutos caminando de la hacienda de San Miguel Regla.

Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

Podrás pasear en lancha, en cuatrimoto o a caballo, y lanzarte de la tirolesa. En el criadero de las truchas podrás decidir si pescar tu propia trucha para que posteriormente te la cocinen o comprarla por kilo para irte a cocinarla en las áreas del bosque especialmente asignadas para ello. El costo por rentar la caña de pescar y los anzuelos es de $25 pesos por hora.

Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

2.- Ex Hacienda de Santa María Regla

Fue construida para ser la residencia oficial del Conde Pedro Romero de Terreros. Se encuentra ubicado a 500 metros río abajo de los Prismas Basálticos, lo que te permite tener acceso al río y a los prismas desde la hacienda para apreciarlos desde una perspectiva diferente y lo mejor, ¡sin los turistas!

Su arquitectura es de estilo colonial. Conserva gran parte de sus amplios jardines originales y un gran estanque para patos.

Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

Dentro de la hacienda se encuentra la Parroquia de Nuestra Señora de Loreto, con su fachada de estilo barroco, un acueducto y la mazmorra.

Existen además laberintos y túneles secretos que se utilizaban para el transporte de plata y oro, a los cuales se pueden acceder con guía.

En la actualidad, este recinto es un hotel que cuenta con toda la infraestructura para organizar eventos. Una excelente opción para escaparte de la ciudad un fin de semana y relajarte con aire fresco y limpio. La hacienda organiza noches temáticas coloniales, visitas guiadas por el establecimiento y excursiones en sus alrededores.

Para mayor información sobre costos y reservas, visita su página web: www.haciendaderegla.com.mx

3.- Ex Hacienda de San Antonio Regla

Como ya te había adelantado, esta hacienda fue inundada hace poco más de 100 años a consecuencia de la construcción de la presa que ahora lleva su nombre.

Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

La presa de San Antonio. Debajo está la Ex Hacienda de San Antonio Regla.

La presa de San Antonio Regla se encuentra a un costado de los Prismas y puedes hacer recorridos en lancha. Aunque el agua turbia dificulta la visibilidad de la hacienda sumergida a 15 metros de profundidad, podrás observar parte de la chimenea y una torre que sobresale del agua.

Photo: Pablo Martínez @el_saca_fotos_come_mole

Con una extensión de 4,5 kilómetros, la presa está rodeada de oyameles con un clima fresco y agradable. Se trata de un paseo que sin duda te ayudará a relajarte y salir de la rutina. Para mayor información sobre costos de los paseos en lancha y otras actividades de aventura, visita la página web: www.losprismasbasalticos.com