Mudarnos de ciudad no solo conlleva vivir una nueva aventura en la que descubrir y aprender de experiencias nuevas, también trae consigo echar de menos tu vida anterior y los lugares y costumbres con las que has crecido o con las que has vivido cierto tiempo. Almería, como ocurre en otros lugares, presume de esencia propia. Algo que si has probado o vivido alguna vez aquí estoy segura que te hará replantearte si marcharte o no. ¿Estás dispuesto a correr todo este riesgo y extrañar todas estas cosas después de haber vivido en esta ciudad?

1. La luz del sol

El sol en Almería brilla con más intensidad y con mucha más luz que en otras ciudades, de esto ya te habrás percatado. Esto es algo que cuando te marchas fuera se nota, y mucho. Además, esta luz tan característica del sur y la cercanía del mar hacen que el clima sea suave durante todo el año, con una media anual de 19º C. Si eres fan del buen tiempo, del solecito y de la manga corta casi todo el año, ve haciéndote el cuerpo que esta será una de las cosas que más vas a extrañar.

2. El mar

Está claro que si te vas al interior el mar lo vas a echar de menos siempre. Y aunque no seas muy acuático, ¿a quién no le gusta un bonito paisaje con el Mediterráneo de fondo? Además, su combinación de aguas cálidas, cristalinas y de arena volcánica difícilmente la encontrarás en otro lugar y lo sabes. El mar y las playas en Almería sabes que son únicas y desde luego siempre harán acto de presencia en tu memoria para recordarte lo mágicas y especiales que son.

3. Los atardeceres


Unidos al mar y al sol, pero también al desierto, a la ciudad… Sabes que en este punto del mapa las puestas de sol son impresionantes y que podrías pasar horas y horas —aunque la cosa no dura tanto— viendo cómo el sol se marcha para dar paso a las cálidas noches almerienses.

4. Los paseos por la ciudad

Una de las ventajas de Almería es que al ser una ciudad pequeña puedes recorrerla fácilmente sin caminar grandes distancias, teniendo todo a mano. Así que si aún no te has ido, estoy segura que ya estás pensando en cuánto vas a añorar los paseos por la rambla de Belén entre hileras infinitas de palmeras, por el paseo de Almería parándote en escaparates y cafeterías, por el parque de las Almadrabillas absorto en la estructura del Cable Inglés, o por el paseo marítimo Carmen de Burgos, entre otros lugares, con las playas urbanas de fondo. ¡Ay, la morriña formará parte en tu día a día!

5. Las migas de sémola


Este ritual de cocinar migas de sémola sólo los días de lluvia —aunque cualquier día es bueno y en la actualidad no sólo se comen en los días grises— es algo tan peculiar y tan propio de Almería que ya lo estás echando de menos. También te costará llevarlo a cabo en tu nuevo hogar fuera de Almería, más que nada porque no en todos sitios se vende esta harina para elaborar estas características migas.

6. Las tapas


Claro que en Almería las migas no son el único plato típico, también son tradicionales los grullos con conejo, las papas en ajopollo, el caldo quemao, la olla de trigo… Y, por supuesto, las tapas almerienses. Piensa que en otros sitios no vas a encontrar tabernero, carne con tomate, chérigans (de atún, de melva, de tortilla, etc. ) o las más modernas elaboradas a base de crujientes, saquitos, mousse, ahumados…

7. Los cacharricos…


…el engurruñío, la rabúa, el cipollo o el ¿qué eh lo qué eh? Son palabras y expresiones almerienses que posiblemente queden grabadas en tu memoria para siempre y que inevitablemente soltarás por tu boca quedándote tan a gusto y a la vez esperando una respuesta similar que no obtendrás.

8. La vida en la calle


Gustos hay como colores, pero si hay algo en lo que estamos de acuerdo la mayoría de los almerienses es que nos gusta pasar la mayor parte de nuestro tiempo libre en la calle. Paseando, haciendo deporte, en la playa, de fiesta, de bares… Da igual, cualquier excusa nos vale para tener un plan y salir de casa. ¿Aún piensas en irte a vivir fuera?

9. También el viento


Quizá echar de menos no sea la expresión más adecuada para esto, pero sí que notarás la diferencia con otros lugares en los que el viento es más suave y no tan cambiante. Por lo que di adiós al caliente viento de levante cargado de calima y hasta luego al fuerte poniente arrasador de todo lo que se interpone en su camino.

10. La jarana del sur

Feria y fiestas de todo tipo además de festivales, conciertos y eventos. Almería cuenta con un amplio abanico de actividades lúdicas, deportivas, de ocio y culturales para todos los gustos y públicos. Una apuesta que ha crecido mucho en los últimos años y que ha tenido una gran acogida entre los almerienses y visitantes. Sabes que esta pequeña ciudad cada día está dando pasos de gigante y que las posibilidades de entretenimiento y desarrollo son cada vez mayores. Y ahora que está en su momento álgido te planteas marcharte y para colmo a otro sitio donde no se presentan ni la mitad de estas opciones. ¿Estás seguro?

11. Y a los almerienses


Por supuesto que extrañarás a amigos y a familiares, pero, además, añorarás el carácter almeriense porque sabes que nuestra forma particular de ver y de vivir la vida no es tan fácil de encontrar en otro lugar.