Los chilenos tenemos formas de referirnos a la muerte que le quitan esa solemnidad y oscuridad que usualmente ostenta. Con el día de todos los santos cerca, qué mejor que tomar con humor ese final al que todos los dirigimos.

1. Irse al patio de los callados

Referencia directa a irse al cementerio, el patio donde todos están en un frío silencio eterno.

2. Tener olor a gladiolos

Cuando las personas están listas para irse al patio de los callados, tienen por lo tanto olor a gladiolos, las flores más populares y aromáticas del cementerio.

3. Ponerse el terno o el pijama de palo

Otra metáfora para el acto de morirse: no está relacionada a alguna moda especial para los difuntos, sino que el terno o pijama de palo más bien hablan del ataúd. Un poco de creatividad popular para un momento oscuro.

4. Lo está siguiendo la pelá

Aquella persona a la cual le pasa una cosa tras otra: que casi lo atropellan, que luego casi le cae un árbol encima, que casi se contagia de alguna enfermedad peligrosa, pero (hasta ahora) logra zafar. A ese, lo está rondando la muerte, lo está siguiendo “la pelá”.

5. Sacudirse en la cripta, retorcerse en la tumba

Referencia que se hace cuando los vivos que rodeaban al muerto incurren en prácticas que este no hubiera aprobado.

6. No estaba muerto (andaba de parranda)

El que estaba desaparecido hace rato, que en realidad estaba vivito y coleando pero de fiesta, a pesar de la preocupación de sus cercanos. La frase es conocida en el mundo hispanohablante gracias a la canción “El Muerto Vivo” compuesta por el colombiano Guillermo González Arenas en 1965.
En Chile, popular es el caso del personaje que salió a comprar cigarros, desapareció por años y luego argumentó que lo había abducido los extraterrestres. ¡Un crack!

7. Estar pedido

La persona que carga con alguna enfermedad y que más temprano que tarde le tocará la puerta a San Pedro, esa persona “está pedida”. Se trata de una expresión popular en el campo chileno.

8. Se nos va

Usado popularmente cuando alguien por ejemplo empieza a toser en forma exagerada. Recuerdo que cuando estudiaba tenía un profesor bastante mayor que, cada tanto, haciendo clases, tosía estrepitosamente y un compañero bajito decía “se nos va, se nos va” ahí moríamos nosotros, pero de risa (aclaración, el profesor sobrevivió a las clases).

9. Pedir pista

Si bien en aeronáutica refiere al acto del piloto de solicitar pista para despegar un avión, en el diccionario popular refiere a aquel enfermo terminal que está en sus últimos suspiros y está “pidiendo pista” para volar al más allá.

10. No pasó agosto

En la época de la colonia y debido a lo precario de la medicina, muchos peones, obreros y personas de la tercera edad morían en los meses de junio, julio y agosto debido a lo crudo del invierno. De ahí todas las referencias actuales a “pasar agosto” y las celebraciones de muchos al sobrevivir el mes.

Además, usamos la muerte en contextos que nada tienen que ver con ella, como decir que algo está “la muerte” para decir que está buenísimo o que “se cree la muerte” cuando alguien se cree más de lo que es, parece que a pesar de todo le damos una connotación positivo a esta instancia tan poco grata.

Así que disfruten la vida -porque ya pasaron agosto-, que no los siga la pelá y ni se les ocurra ponerse el pijama de palo, que aún no los necesitan en el patio de las callados 😉

También puedes leer este otro artículo sobre expresiones que los chilenos usamos para hablar de sexo.