Patagonia sorprende a todos sus visitantes. Ya sea que vengas a recorrer Torres del Paine, a explorar sus lagos glaciares o a quedarte unos días en una estancia y montar a caballo, este lugar se quedará en tu memoria para siempre. Recientemente, Chile ha llevado la experiencia patagónica a un nuevo nivel con la apertura de una ruta de proporciones épicas. La Ruta de los Parques es el nombre oficial de este nuevo camino que atraviesa los más prístinos y remotos paisajes de la Patagonia chilena, muchos de los cuales eran inaccesibles hasta ahora. Ya sea que quieras abrirte camino a pie o en auto, estas son algunas razones por las que deberías explorar Patagonia a través de la Ruta de los Parques.

 

17 parques nacionales juntos

La Ruta de los Parques abrió sus puertas a finales de 2018. Es un recorrido a través de más de 2 mil 700 kilómetros y 17 parques nacionales, con caminos y senderos que llevan a los aventureros a un viaje sin precedentes desde los Andes hasta los territorios más australes del continente. Hasta hace poco, estos parajes estaban reservados para los aventureros más extremos y para los entusiastas de vehículos todo terreno; pero hoy, cualquiera que tenga el gusto por viajar puede llegar a lugares impresionantes que rara vez han hecho su aparición en fotografías de viaje. 

En la lista de parques nacionales se encuentran parques de gran tradición como el Parque Nacional de los Alerces, con sus bosques de más de 3 mil años de antigüedad, pero también parques recién inaugurados como el Parque Pumalín y el Parque Patagonia. La accesibilidad es muy variada. Hay carreteras que cruzan directamente por algunos parques mientras que a otros, como el Parque Nacional de Corcovado, solo se puede llegar a pie. Algunos de estos lugares tienen fama internacional, como Torres del Paine, y otros tantos, como Laguna San Rafael, resultan bastante novedosos para los que no están familiarizados con la geografía patagónica.

 

Cómo fue que este proyecto se hizo realidad

Lo que algunos consideran como la mejor ruta escénica del mundo es parte de una visión para transformar a Chile en el principal destino ecoturístico del planeta. El proyecto ha estado en marcha por algunas décadas gracias al esfuerzo de Tompkins Conservation. Esta organización sin fines de lucro fue el proyecto personal de Douglas Tompkins (el fundador de The North Face) y su esposa, Kris.  

La pasión de los Tompkins por recuperar y preservar los paisajes de Patagonia tuvo como resultado la expansión y creación de ocho parques nacionales. Estos parques son los puentes que permitieron conectar 17 áreas naturales desde Puerto Montt, al pie de la cordillera andina, hasta las islas de Cabo de Hornos, que constituyen la punta sur de Chile y son las islas más cercanas a la Antártida. 

 

Manejando por la Ruta de los Parques

La ruta atraviesa algunos de los lugares más remotos del planeta a través de 600 mil hectáreas y 24 ecosistemas protegidos, incluyendo montañas y bosques, acantilados y glaciares, lagos y ríos. Las carreteras chilenas —que van desde caminos pavimentados hasta caminos de grava, tierra y transferencias en ferry— se apegan muy bien a esta nueva ruta, permitiendo que los viajeros puedan acceder de manera sencilla a senderos y campamentos dentro de la red de parques nacionales. Atravesar la ruta manejando puede llevar desde un par de semanas hasta unos cuantos meses.

 

Senderismo por la Ruta de los Parques

Tres rutas de senderismo —el Camino del Sur, la Ruta del Fin del Mundo y los Canales Patagónicos— quedaron unidas en la nueva Ruta de los Parques. Los viajeros más aventureros pueden recorrer toda la ruta con ayuda de la información que se encuentra en su sitio web, que incluye 50 rutas mapeadas con GPS. Esta nueva ruta ha generado gran interés entre los fanáticos del senderismo y está siendo comparada con otras caminatas legendarias como el Sendero de los Apalaches y el Gran Camino del Himalaya.

 

Vida salvaje y paisajes increíbles

La Ruta de los Parques ofrece la oportunidad de admirar docenas de plantas y animales endémicos, muchos de los cuales se encuentran en alguna categoría de riesgo. Escondidos en el agua azul de los glaciares, bajo la cubierta de bosques húmedos o en la cima de montañas cubiertas de nieve, hay más de 180 especies de animales, incluyendo 140 especies de aves. Entre los animales que recorren los territorios patagónicos de forma regular se encuentran pumas, venados, ballenas, pingüinos, nutrias, flamingos, elefantes marinos y muchos otros. 

Las vistas se vuelven más impresionantes con cada vuelta del camino. En el recorrido por la Ruta de los Parques encontrarás glaciares azules levantándose por detrás de lagos de colores impresionantes, ríos rápidos tan claros como el cristal, imponentes bosques dominados por pinos y helechos, y cascadas alimentadas por el deshielo glacial. 

La ruta permite realizar múltiples actividades además del senderismo y el montañismo. Podrás disfrutar de estos bellos paisajes mientras recorres los ríos haciendo rafting o navegando las lagunas en un kayak. Incluso puedes hacer senderismo sobre el hielo de los glaciares o realizar un tour en helicóptero o biplano.  

 

Cuándo viajar

La ruta puede navegarse a lo largo del año, pero hay algunas consideraciones que debes tener en cuenta. Si planeas recorrer la Ruta de los Parques durante el invierno —entre junio a agosto—, necesitarás de las herramientas y el conocimiento para manejar o caminar en condiciones de nieve y frío extremos. La infraestructura turística se ve reducida durante estos meses en comparación con la temporada alta y encontrarás hoteles y secciones de los parques cerradas por la temporada. 

La mejor época para recorrer la ruta es al final de la primavera y durante todo el verano. Durante estos meses —entre octubre y mayo— la nieve permanece exclusivamente en las zonas altas y la temperatura diaria oscila entre los 8 y los 24 grados centígrados.

Considera viajar en primavera u otoño para evitar las multitudes que llegan al parque durante buena parte del verano —especialmente entre diciembre y febrero. Durante octubre y noviembre podrás apreciar el espectáculo que ofrecen las plantas del parque durante su época de floración. Entre marzo y mayo, Patagonia despliega un de los espectáculos de coloración otoñal más impresionantes de todo el continente.