América Central alberga muchas ciudades con encanto, pero pocas ofrecen tanto en tan poco espacio como León, Nicaragua. Si aún no tenías esta ciudad en tu lista de viaje, puedo apostar a que al terminar de leer el artículo la incluirás sin pensarlo dos veces.

 

La Basílica Catedral de la Asunción…

A post shared by Nada Incluido (@nada_incluido) on


Desde principios del siglo XIX, León presume de tener entre sus filas la catedral más grande de Centroamérica, elevada a la categoría de basílica ese mismo siglo. Escondidos entre su aparente sencillez, la iglesia está repleta de infinidad de detalles que la convierten en una joya de arquitectura religiosa.

Y el tejado de la Catedral.

Mención aparte merece el tejado de la catedral, dónde pasear puede ser una experiencia inigualable. La belleza del impoluto blanco del lugar, en contraste con las vistas de la ciudad desde lo alto, lo convierten en un enclave único.

A post shared by Nada Incluido (@nada_incluido) on

El ambiente universitario.

En León se encuentra una de las mejores universidades de Nicaragua. Por ello son muchos los que la eligen como sede para sus estudios, creando un gran ambiente universitario. Solo hace falta darse una vuelta por la noche para comprobar lo que digo…

A post shared by Nada Incluido (@nada_incluido) on

Los detalles.

En León debes mirar bien por dónde andas… porque puedes encontrar belleza en cualquier rincón. Fachadas, puertas, tejados, balcones, incluso el suelo que pisas puede esconder una foto.

La vida en la calle… ¡y toda la fruta que puedas imaginar!

Restaurantes callejeros, mercadillos, puestos de bebidas… León es una ciudad muy viva y allí donde vayas encontrarás algo para hacer.

Los restos de la etapa colonial

León fue una ciudad de origen colonial, fundada en el siglo XVI por el conquistador español Francisco Hernández de Córdoba. 500 años después, todavía hoy esa esencia colonial es visible a izquierda y derecha, por las calles y por las azoteas.

A post shared by Nada Incluido (@nada_incluido) on

La ciudad de las iglesias

Además de la Catedral, sobre las calles de León conviven más de 20 iglesias católicas, algunas de ellas sobradas de encantos. Como muestra, aquí está la colorida Iglesia del Calvario.

A post shared by Nada Incluido (@nada_incluido) on

Historia, leyendas y poesía.

León es la ciudad que más importancia ha tenido en la historia cultural del país, y eso todavía hoy se hace palpable. Entre otras cosas, la Catedral de León recoge los restos mortales del poeta Rubén Darío y son muchos los museos visitables a lo largo de la urbe. En el mural de la imagen, se ve una representación de “La Carreta Nagua”, una leyenda que se le cuenta a los niños de Nicaragua sobre un carro tirado por bueyes de hueso y conducido por esqueletos. El origen de esta fábula se remonta a los tiempos de la conquista española.

A post shared by Nada Incluido (@nada_incluido) on

La tranquilidad.

Aunque en líneas generales Nicaragua es un país bastante tranquilo, León tiene fama de ser una de las ciudades más seguras. Así que no tengas miedo de perderte por sus desgastadas avenidas…

A post shared by Nada Incluido (@nada_incluido) on

Las bendiciones.

Si eres una persona religiosa, en León te sentirás plenamente acompañado. La conexión de los nicaragüenses con la iglesia y con Dios se hace patente en cada rincón de la ciudad, y en las conversaciones cotidianas.

A post shared by Nada Incluido (@nada_incluido) on

Pueden encontrar más información sobre León haciendo clic aquí.

Imagen de portada: chiaramar.