1. Gula

A post shared by @eldragontragon on

Unos deliciosos volteados de barbacoa, un tejuino con nieve de limón, una torta ahogada para curar cualquier cruda moral o física… Cuando se trata de este pecado en particular, los tapatíos tenemos un lugar reservado en el infierno gastronómico, aunque más bien tenga pinta de paraíso. Y, por supuesto, nada mejor para concluir la gusguera que una deliciosa jericalla.

 

2. Lujuria

A post shared by Clip Laboral (@cliplaboral) on

Modestia aparte, no por nada somos reconocidos como uno de los estados con la gente más guapa del país. Si no me creen, sólo dense una vuelta por las calles de Guadalajara, tómense un par de copas en uno de nuestros múltiples bares y déjense conquistar por algunos ojazos negros tapatíos.

 

3. Avaricia

Ya sea que ambiciones las artesanías del tianguis de Chapultepec, los lujos del Paseo Andares, o que desees saborear tú solo las vistas del Centro Histórico para alimentar tu cuenta de Instagram, Guadalajara siempre tiene alguna atracción que despertará la codicia de hasta el más humilde visitante.

 

4. Ira

A post shared by Marce Minakata (@marshie1984) on

¿Cómo no enfurecer ante el tráfico de las dos de la tarde? ¿O ante la incapacidad de poner la bendita direccional antes de dar vuelta en la calle? Y ni qué decir de las nuevas obras viales en López Mateos o los cierres en Periférico. Arderás de rabia con las inundaciones y los baches en temporada de lluvias, y destilarás bilis con los incendios en la primavera y la contingencia ambiental, pero eso sí, seguirás amando a tu ciudad y a su gente.

 

5. Pereza

A post shared by Martha Arriaga (@_la_catalina_) on

Podrás evadir tus responsabilidades en uno de los múltiples cafecitos escondidos de la ciudad o caminando por Chapalita durante una tranquila tarde de domingo. ¿Cómo olvidar esos días de campo en los Colomos o el Parque Metropolitano? Si de echarla se trata, a Guadalajara no le faltan opciones para procrastinar y olvidarte de las preocupaciones.

 

6. Envidia

A post shared by Juls Lopa (@jul90s) on

Ya sea por los Pueblos Mágicos de sus alrededores, sus mariachis, sus bazares independientes, su Centro Histórico o sus famosos caballitos a bordo del Tequila Express, un viaje a Guadalajara te garantiza que serás la envidia de todos tus amigos.

 

7. Soberbia

A post shared by Lupita Monroy (@lupita_monroy) on

Sí, lo confesamos, nunca dejamos pasar la oportunidad para compararnos con otros estados y decir que somos mejores que ellos en algo (en especial si se trata del D.F.). Nos gusta decir que las tapatías son más guapas, que nuestro equipo de futbol es mejor (¡Chivas campeón!) y que las ahogadas son las mejores tortas de la república. Cuando de soberbia se trata, Guadalajara tiene varios padres nuestros de penitencia.