1. El Kilimanjaro, Tanzania

El Kilimanjaro es el punto más elevado de África, una montaña formada por tres volcanes inactivos que se ha convertido en un emblema del continente. La imagen del Kilimanjaro con su pico cubierto de nieve y las manadas de elefantes caminando en sus faldas es una de las más hermosas que vi en mi vida.

Photo: Paul Hampton | Shutterstock

Por cierto, aquí te contamos sobre la experiencia de hacer un safari.

 

2. El Sáhara en Merzouga, Marruecos

Marruecos es un país muy particular dentro de África, con una cultura rica y unas costumbres artísticas valoradas internacionalmente. Dentro de sus múltiples atractivos, quizá el más espectacular sea una escapada al pueblo de Merzouga, dentro ya del desierto del Sáhara, donde se puede apreciar la vía láctea al caer la noche y un hermosísimo amanecer sobre las dunas.

Crédito: Tommy PIxel.

Además, visita Medina de Fes durante tu tiempo en Marruecos. Se la considera la mayor zona peatonal del mundo y desde 1981 forma parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

 

3. Los gorilas de los Volcanes de Ruanda, Congo y Uganda

Las Montañas Virunga son una cadena montañosa repartida entre Ruanda, la República Democrática del Congo y Uganda. Se trata del lugar en el que habitan los famosos gorilas de montaña, los mismos a los que la zoóloga Dian Fossey dedicó su vida.

Crédito: sara_joachim

 

4. Las pirámides de Giza, en Egipto

Conocidas por todos, las pirámides de Giza y prácticamente todos los innumerables tesoros que esconde Egipto están escritos en la lista de deseos de todo viajero que se precie.

Crédito: rodeime

 

5. Las Cataratas Victoria, entre Zambia y Zimbabue

Descubiertas por el mítico Dr. Livingstone, las Cataratas Victoria forman la frontera natural entre Zambia y Zimbabue y representan una de las caídas de agua más espectaculares del mundo, conocidas en su momento por las tribus locales como ‘el humo que truena’ debido al manto denso y ruidoso que forma el agua cuando cae y vuelve a subir rebotando.

Crédito: Carine06

 

6. El desierto de Namibia

O desierto del Namib, que significa ‘enorme’ debido al tamaño de sus dunas rojizas. Se trata del desierto más antiguo de la Tierra, ya que existía hace 65 millones de años, y sus paisajes son probablemente los más increíbles y diferentes del mundo.

 

7. Lalibela, en Etiopía

Lalibela es un importante centro de peregrinación al norte de Etiopía, debido a las famosas Iglesias talladas en la roca, sobre todo la de la Casa de San Jorge o Beta Girorgios, con planta de cruz griega y quince metros de altura tallados únicamente en roca.

Crédito: SarahTz

 

8. Cráter del Ngorongoro, Tanzania

El cráter del Volcán Ngorongoro es una de las calderas volcánicas más grandes del mundo, que en su día fue un volcán y que hoy está formado por bosques, lagos, sabanas, pantanos y unos 25.000 animales de distintas especies, incluyendo los denominados ‘cinco grandes’: el león, el elefante, el búfalo, el leopardo y el rinoceronte.

Crédito: quakeup.

 

9. Ciudad del Cabo, Sudáfrica

A pesar de ser la segunda ciudad más poblada de Sudáfrica, se trata del destino turístico más popular de África gracias a su ocio, a sus playas y a la famosa Montaña de la Mesa o Table Mountain, con su particular forma aplanada.

Crédito: lollie-pop

 

10. Lago Nakuru, Kenia

Ubicado a 160 km de Nairobi, la capital de Kenia, el lago Nakuru es famoso porque ser refugio de varios tipos de aves migratorias pero, sobre todo, de los flamencos o flamingos, que en determinadas épocas del año llegan a ser millones, tiñendo de rosa la totalidad del lago.

Crédito: tambako.

 

11. La avenida de los baobabs de Madagascar

Situada al oeste de la isla de Madagascar, la Avenida o Paseo de los baobabs es un espectacular grupo de árboles baobab situados a ambos lados de un camino de tierra, un sorprendente paisaje famoso en el mundo entero.

Crédito: michaelsale

 

12. El Delta del Okavango, Botswana

Además de la multitud de especies animales que aquí se pueden encontrar, en este lugar habita la única especie de leones nadadores, ya que ante las intensas crecidas del río se han visto obligados a aprender a nadar para cazar impalas o antílopes.

Crédito: rosshuggett

 

13. Chott el Jerid, Túnez

Se trata del mayor lago salino del Sáhara y sus paisajes forman un auténtico espectáculo de color blanco, verde y púrpura.

Crédito: veroyama

 

14. Las playas de Isla Mauricio

Isla Mauricio es cultura, tradiciones, belleza selvática, desarrollo económico… y playas. Los hermosos colores de las aguas de la isla la convierten en un destino paradisiaco de primer orden.

Crédito: iz4aks

 

15. El país Dogón, Mali

En Mali conviven multitud de etnias con sus propias costumbres culturales, pero la que más llama la atención es la de los dogones, cuyas casas de barro edificadas en la Falla de Bandiagara, sus bailes de máscaras y sus tradiciones religiosas cautivan al viajero intrépido.

Crédito: jmenj