Coahuila

Visita Arteaga, uno de los lugares más famosos en invierno cuando de nieve se trata. Este pueblo mágico forma parte de la zona metropolitana de Saltillo, capital del estado de Coahuila, y es uno de los tantos lugares mágicos de la Sierra Madre Oriental, así como una de las ciudades más seguras de México según sus habitantes.

Aquí se encuentra el Bosque de Monterreal, con 1200 hectáreas para practicar trineo, esquí y snowboarding. En ocasiones ha sido considerado como “la Suiza mexicana” o comparado con Canadá. Sea lo que sea, ¡como México no hay dos!

Estado de México, Morelos y Puebla

Entre estos estados mexicanos, aproximadamente a dos horas de la Ciudad de México, se ubica el Parque Nacional Iztaccíhuatl-Popocatépetl, hogar de los legendarios volcanes Popocatépetl y Iztaccíhuatl. El único que puedes escalar es el Izta, ya que el Popo es un volcán activo.

Chihuahua

Este es uno de los estados en los que cae más nieve, sobre todo en la zona de la Sierra Tarahumara y el poblado de Creel, ubicado a tres horas de la ciudad de Chihuahua. Creel es el pueblo mágico más famoso del recorrido en tren del Chepe que, si lo haces en invierno, te regalará pinos nevados y cascadas y lagos congelados. No sucede del diario, pero hasta podrías ver nevar en la sierra.

Zacatecas

Visita Sombrerete, pueblo mágico muy propicio a recibir fuertes nevadas. Este antiguo pueblo minero está repleto de encanto, callecitas empedradas, pintorescos edificios de cantera naranja e iglesias que embellecen sus cerros. Las nevadas son abundantes en diciembre y enero, registrándose temperaturas de hasta 10 grados bajo cero.

Durango

Al oeste del estado de Durango, en el municipio de Pueblo Nuevo, se encuentra Mexiquillo, el paraje natural más visitado del estado y uno de los de mayor atractivo turístico, especialmente por la nieve.

Estado de México (Volcán)

A tres horas de la Ciudad de México se encuentra el famoso Nevado de Toluca, con sus dos grandes lagunas al interior (la del Sol y la de la Luna). Puedes escalarlo en cualquier momento del año, pero en temporada de invierno la nieve está garantizada y te ofrece paisajes únicos. Para llegar a la cima, lo más seguro es subir en grupo con un guía.

Tlaxcala (Volcán)

A una hora de la ciudad de Tlaxcala se encuentra el volcán Malintzin, que se ha convertido en uno de los destinos favoritos para el montañismo y para pasar inolvidables momentos con la familia. Muy cerca encontrarás lugares para hospedarte que ofrecen varias actividades para disfrutar del paisaje. Para llegar a la cima son aproximadamente 5 kilómetros.

Entre las ciudades de Puebla y Veracruz (Volcán)

Ubicado en los límites territoriales de los estados mexicanos de Puebla y Veracruz, a 4 horas y media de la ciudad de Puebla, está el Citlaltépetl, mejor conocido como Pico de Orizaba. Este es otro de los volcanes activos de México, el punto más alto del país y es considerado el volcán más alto de Norteamérica.

Puedes subir hasta su cima o deslizarte en trineo por las faldas del volcán, andar en bici, dar caminatas y disfrutar de su asombrosa naturaleza y sus manantiales. En una de esas te topas con venados, liebres, ardillas, mapaches, halcones, coyotes y hasta linces y pumas.