Málaga acogerá el próximo 25 de enero la 34 edición de los premios Goya, que celebran a la cinematografía española. Las estrellas patrias del celuloide se darán cita en el Palacio de los Deportes Martín Carpena, que será tuneado para el evento. ¿Que por qué se ha elegido Málaga para ello? Aquí tienes 15 razones.

1. Es la ciudad que vio nacer a Antonio Banderas.


Recientemente nominado para los Óscar, lleva todo 2019 ganando premios (Cannes, Hollywood Films Awards, Mejor actor europeo… y muchos más) por su papel en Dolor y Gloria. El Zorro, Entrevista con el Vampiro, Philadelphia, Two Much, Evita y media filmografía de Pedro Almodóvar son algunas de sus películas más conocidas. El actor más internacional del cine español sería ya un motivo suficiente por sí mismo, pero ojo, hay muchos más.

2. Y también a Marisol


Pepa Flores también nació en Málaga y es un mito de la cinematografía española (también de la música), uno de esos personajes míticos que siempre resultan atractivos. Fue niña prodigio, sex symbol y, cuando se cansó, lo dejó todo y desapareció de los escenarios. Hoy sigue con su vida tranquila en el barrio de La Malagueta. Todavía es duda si subirá al escenario para recibir el Premio Goya honorífico que la Academia del Cine le ha otorgado este año. Se resolverá el día 25.

3. Y hay muchos nombres más


Salva Reina, Fran Perea, María Barranco, Maggie Civantos, Pepón Nieto, Joaquín Núñez, Miguel Herrán, Adelfa Kalvo, Dani Rovira, Kiti Mánver, Juanma Lara, Mariola Fuentes, María Esteve, Raquel Infantes… ¿Seguimos?

4. Antonio de la Torre


Pues sí, hay que seguir porque nos faltaba, por supuesto, un nombre que suma 14 motivos más por sí solo. Se trata de las nominaciones que acumula Antonio de la Torre, otro actor made in Málaga y que es quien más nominaciones a los premios Goya posee. Solo ha recibido dos por sus papeles en Azuloscurocasinegro y El Reino, aunque este año podría sumar uno más por su trabajo en La Trinchera Infinita.

5. Es donde se celebra uno de los festivales de cine más importantes del país


El Festival de Cine de Málaga cubre de alfombra roja todo el centro histórico y hace que la ciudad viva el cine a flor de piel con numerosas actividades, centenares de proyecciones, galas, conciertos… Este año celebra su 23 edición y es, sin duda, una de las citas más importantes de la cinematografía española.

6. Porque está de moda entre las series


Snatch, Malaka, Brigada Costa del Sol, The Crown, Black Mirror, Toy Boy… el número de series rodadas en Málaga en los últimos meses es apabullante.

7. Por la productora Fresco Films


Ha sido la gran impulsora de los rodajes en la ciudad (y provincia) de Málaga desde que se encargó del rodaje de Juego de Tronos en Andalucía. Desde entonces, ha luchado por que otras muchas productoras de Hollywood pongan su mira en el sur. Y lo está consiguiendo.

8. Los datos lo confirman


Los Goya han sabido mirar a la ciudad en la que más está creciendo la inversión de los productores audiovisuales: solo en 2019 se dejaron más de 23 millones de euros en rodajes en la capital.

9. Porque el año pasado se celebraron en Sevilla


Málaga no puede ser menos.

10. Por su clima


Igual en invierno no es el mejor del mundo, pero llegar a finales de enero a Málaga para celebrar una gala y encontrarse temperaturas que pueden rondar los 20 grados al sol esos días… Es un motivo de peso para muchas personas.

11. Y su gastronomía


Si esos 20 grados se pueden disfrutar en un chiringuito tomando pescaíto frito, una terraza de la Plaza de la Merced, algún restaurante del Soho, la terraza de El Pimpi o viendo el atardecer con una buena tarta desde el paseo marítimo de Pedregalejo antes de ir a los Goya… Pues mejor que mejor.

12. ¡Por un pecador de la pradera!


La filmografía de Chiquito de la Calzada puede ser discutible —decidir si Condemor, Papa Piquillo o Brácula son películas de culto o bromas de otra época puede convertirse en un largo debate—, pero solo por su gracia, alegría e influencia en el castellano es un motivo más que justificado, ¡cobarde!

13. Por el Cine Albéniz


De gestión pública, es el único en el casco histórico de la ciudad (y el único más allá de un centro comercial) y realiza una programación diferente, conformada por títulos de éxito, documentales y cine independiente, además de ciclo de cine clásico o reposiciones de grandes títulos. Todas las ciudades deberían tener un cine como el Albéniz.

14. En definitiva, por ser una ciudad de cine


También por sus escenarios naturales, sus edificios, sus calles, sus paisajes… ¡A por los Goya!