“Siempre imaginé el paraíso como una especie de biblioteca”, dijo Borges. La lista que encontrarás a continuación incluye varios paraísos para los amantes de los libros en Buenos Aires: la biblioteca de la que Borges fue director, y muchas librerías y ferias en las que encontrar publicaciones raras, diversas, en múltiples idiomas, vanguardistas, y hasta de colección. ¿Se te ocurre algún otro sitio para bibliófilos? Comentanos.

Librería Eterna Cadencia

Honduras 5574

Ubicada en Palermo Hollywood, una zona de bares, comercios de moda y productoras de TV, Eterna Cadencia ofrece lo más destacado de la literatura contemporánea argentina. La librería conserva parte de la estructura de una vieja casona de barrio, que fue completamente remodelada para cumplir su nueva función. Es una de las pioneras en lo que refiere a las “librerías boutiques”, que incorporaron un bar en su espacio con el objetivo de ofrecer a sus visitantes un lugar de encuentro. Allí se realizan charlas, talleres y presentaciones de libros. Su fundador, Pablo Braun, también es responsable del sello editorial “Eterna Cadencia”, que cuenta con un gran catálogo de ficción de autores argentinos, ensayos y traducciones que, lógicamente, podés encontrar aquí.

A post shared by @vi.alvarez on

Librería Ateneo Grand Splendid

Av. Santa Fe 1860

Por sus dimensiones, la elegancia de su arquitectura y su impecable restauración, esta librería del barrio de Recoleta fue considerada como la segunda más importante a nivel mundial por el diario inglés The Guardian. Al ingresar, podrás reconocer de inmediato que en este lugar funcionó antes un teatro, y allí donde ahora hay estanterías con libros, antes hubo butacas, y donde estaban los palcos hay pequeñas salas de lectura. Todo el espacio recuerda y conserva la estructura majestuosa del teatro Gran Splendid, construido a principio de siglo XX. La aristocrática belleza de la sala impone respeto, como si uno estuviera entrando al Panteón de la literatura universal o a la biblioteca de Babel que imaginó nuestro mayor escritor, Jorge Luis Borges. Al fondo de la sala, el telón rojo nos recuerda que allí estaba el escenario, pero hoy funciona un café donde podés sentarte a leer tu libro elegido junto a unas ricas medialunas. Una experiencia imperdible para los amantes de la lectura y de las cosas bien hechas en el mundo, que son pocas.

A post shared by Vicky (@m.vicky.m) on

Biblioteca Nacional Mariano Moreno

Agüero 2502

La biblioteca más importante del país fue fundada en 1810, hace más de dos siglos. En sus primeros dos años funcionó en el Cabildo de Buenos Aires y luego mudó su sede al barrio de San Telmo. Pero en 1992, tras varios años de demora y postergación, se inauguró el edificio donde funciona actualmente. Su arquitectura es un ejemplo del estilo brutalista, con hormigón expuesto, diseñada por el arquitecto Clorindo Testa. La enorme estructura de concreto se destaca como una mole solitaria en el paisaje de la ciudad. Y algo que luce solitario suele ser el lugar indicado para los lectores.

En su interior cuenta con varias salas de lectura, dos salas de exposiciones, un auditorio y un bar. En la biblioteca Mariano Moreno se puede consultar de manera gratuita material bibliográfico muy diverso: manuscritos, libros, revistas, periódicos, fotografías, mapas, grabados, audiovisuales y partituras de todas la épocas. Registrarte y pedir un libro no lleva más de 15 minutos de tu vida. Abre de lunes a viernes de 7 a 24hs. Los sábados y domingos cierra más temprano… porque algunos lectores también tienen familia.

Librerías de la Avenida Corrientes

El escritor Raúl Scalabrini Ortiz le dedicó un ensayo magistral al habitué de esta calle mítica de Buenos Aires: “El hombre que está solo y espera”. Pero vos no te quedes esperando solo porque los libros no irán a buscarte. En la calle Corrientes, entre la Avenida Callao y el monumento fálico del Obelisco, la mayor oferta de libros nuevos y usados tiene aquí su epicentro. En esas siete cuadras hay más de 30 librerías donde podés encontrar de todo: libros de saldo a muy bajo precio, novedades editoriales, cómics, ediciones agotadas, revistas, vinilos y muchas rarezas. Aunque la variedad y calidad es muy amplia, te recomendamos al menos tres librerías donde podés encontrar lo que buscás:

  • Librería Hernández, casi en la esquina de la calle Uruguay: excelente catálogo de libros y buena atención.
  • Librería de la Mancha: novedades editoriales argentinas e internacionales a buen precio.
  • Librería Losada: pertenece al sello editorial que lleva su nombre, pero ofrece libros de otras editoriales y gran variedad en libros de arte. A diferencia de las otras dos, Losada tiene un café donde podés quedarte a leer o a esperar solo, como prefieras.
  • A post shared by AZUL (@lectoraserial) on

    La internacional argentina

    Padilla 865
    Alejada del mundanal ruido, en una callecita del barrio de Villa Crespo, esta librería se especializa en libros usados y ediciones recientes de literatura argentina, generalmente escrita por narradores jóvenes que no le temen a la experimentación y que suelen publicar en editoriales pequeñas. La Internacional Argentina se convirtió en un punto de encuentro ineludible para la bohemia artística local. Pertenece a Francisco Garamona, músico, escritor y también responsable del sello editorial Mansalva, que publica autores con gran proyección narrativa. Pero como la novedad no es de lo único que vive un editor, en su catálogo también hay autores consagrados como César Aira, Néstor Perlongher, Borges, Cortázar y tantos otros. Si estás buscando referencias de cómo y qué se escribe hoy en Argentina, tanto en narrativa y poesía, este es el lugar indicado.

    A post shared by Mauro Taranto (@mauro808) on

    Clásica y Moderna

    Av. Callao 892

    A post shared by Agustin Pollaccia (@avbaires) on

    Ubicada en el barrio de Recoleta, esta librería es la combinación perfecta de literatura, música (discos y shows) y excelente gastronomía. Sobrevivió con elegancia y buen gusto a las sucesivas crisis del país desde 1938, y la responsable actual de Clásica y Moderna, Natu Poblet, supo entender la necesidad de innovar y reformular el espacio, sin perder la tradición familiar que le dio origen. Como en toda buena librería, podés pedir recomendaciones y sugerencias de autores y te van a asesorar correctamente. Eso sí, para ir a cenar y ver un recital de música, te conviene reservar antes. No hay muchas mesas y los fines de semana es muy concurrida.

    A post shared by Art Záldivar (@artzaldivar) on

    Librería Biblos

    Puán 378
    Para los estudiantes y lectores interesados en la filosofía, la historia, las ciencias sociales y la crítica literaria, esta librería se especializa en la oferta de ensayos del área de Humanidades. Difícilmente no encuentres aquí ese libro inhallable que te pidieron en la universidad. Y si no está, podés encargarlo que te lo consiguen. Pequeña pero siempre atendida por entendidos, la librería Biblos tiene aquellos autores que analizan y describen el mundo contemporáneo con lucidez dentro del género ensayístico: desde Nietzsche hasta Slavoj Žižek, desde Hegel a Merleau Ponty, desde Platón hasta Groucho Marx… Bueno, ese no, el otro.

    La Revistería

    Av. Corrientes 1388

    Si sos un amante del cómic, el manga, y las historias de Marvel o DC Comics… esta librería es el lugar que deberías visitar en Buenos Aires. Cuenta con un catálogo diverso especializado en el rubro de superhéroes, que tienen una doble vida o una sola, pero que aprovechan al máximo. En La Revistería también podrás encontrar merchandising, juguetes y revistas de tus héroes favoritos. Eso sí, la mayoría de los productos son importados y algunos cotizan muy caro. Los libros se consiguen en su idioma original o en castellano. Lo único que no venden aquí es un poco de Kriptonita, así que a Superman lo vas a tener que derrotar sin ayuda.

    Librería Walrus y Librería SBS Internacional

    Estados Unidos 617/ Av Santa Fe 3034

    En la Ciudad de Buenos Aires hay dos lugares donde podrás encontrar una buena oferta de libros en inglés y otros idiomas, si tu preferencia como lector es leer teatro, poesía y novelas en su lengua original. Uno es la librería Walrus, que abrió sus puertas en el año 2001, en el barrio de San Telmo. Se especializa en textos en inglés, usados, y cuenta con más de 6000 ejemplares a precios muy accesibles. Está atendida por sus propios dueños: Geoffry, un profesor estadounidense radicado en Argentina, y Josefina, que forman una pareja siempre dispuesta a recomendar un buen libro a excelente precio.

    Walrus

    La otra es Librería SBS Internacional, que ofrece una enorme variedad de libros y diccionarios en otros idiomas, además de muchos títulos en castellano. Tiene varias sucursales en la ciudad, y a lo largo del país. Dos datos importantes: podés pagar con tarjeta de crédito, y hacen envíos a todo el país.

    Librería Aquilanti y Fernández Blanco

    Rincón 79

    Si te apasionan los libros antiguos, las primeras ediciones y las rarezas con valor histórico, esta librería es el lugar indicado. Su responsable actual es Lucio Aquilanti, quien en 1994 adquirió la colección de la librería Fernández Blanco, fundada en 1939, y abrió su nuevo local en el barrio de Congreso, donde atesora más de 200.000 libros especializados en literatura, historia y política argentina y latinoamericana. También cuenta con una gran cantidad de revistas culturales, publicaciones periódicas y científicas. Su oferta bibliográfica la convirtió en una referencia obligada para coleccionistas e investigadores. Incluso las bibliotecas más importantes del país han comprado catálogos completos de su patrimonio.

    Lucio Aquilanti. Crédito: Germán Lerzo | @le_mutant

    Entre las primeras ediciones y los libros valiosos con que cuenta podemos mencionar la primera edición de El sueño de los héroes, que Adolfo Bioy Casares publicó en editorial Losada, a $1800; la primera edición de Rayuela, de Julio Cortázar, de 1963, a $12.000 y una hermosa primera edición de Espantapájaros, de Oliverio Girondo, que data del año 1932, dedicada por su autor.

    Librería Musaraña

    José María Paz 1530, Vicente López

    Un poco más alejada de la Ciudad, en el partido de Vicente López, esta pequeña y pintoresca librería es un refugio amable para los lectores, ya que tiene lo más destacado en literatura argentina e internacional, libros infantiles, libros de arte y hasta discos de vinilo. Alejandro Bidegaray es el dueño, fundador y alma mater de la librería Musaraña. El local se construyó hace algunos años en parte de lo que fuera la casa de sus padres, y con el paso del tiempo, las recomendaciones y el boca en boca, pasó a ser un punto de encuentro y lugar de referencia para los amantes de la cultura en el barrio de Florida. Allí podrás encontrar el catálogo de las editoriales Caja Negra, La Bestia Equilátera, Random House Mondadori, Tusquets y tantas otras. Su horario es de martes a viernes de 10 a 13hs y de 15.30 a 19.30hs, y los sábados de 10 a 14hs.

    Ferias de usados en Parque Rivadavia y Parque Centenario

    En el barrio de Caballito se encuentra el Parque Rivadavia, un lugar ideal para pasar el día al aire libre, en medio de la ciudad, o dedicarse a buscar libros y discos a muy bajo precio. Esta feria de libros y vinilos es una de las más grandes de Buenos Aires, funciona todos los días a metros de Av. Rivadavia 4900 y es un espacio de encuentro e intercambio de cultura permanente, entre compradores, vendedores, y buscadores de tesoros librescos que en general encuentran lo que fueron a buscar, y nunca se van con las manos vacías.

    La otra gran feria de libros usados es la de Parque Centenario. Ubicada en uno de los parques más lindos de Buenos Aires, recientemente remodelado por completo, acá podés encontrar una oferta de libros y discos un poco más modesta que la de Parque Rivadavia, pero dirigida al mismo público, el amante de la buena literatura a excelente precio. Te recomiendo ir los fines de semana, especialmente los sábados por la tarde, día en el que también se realiza una feria de ropa que atrae gran cantidad de jóvenes y adultos. Podés ir en colectivo, taxi o bici. No te la pierdas.

    A post shared by Viti Acosta (@vitiacosta) on