La Ciudad de México es espectacular para los amantes de los libros. Y afirmo esto viniendo de Buenos Aires, otra gran ciudad reconocida por su cantidad de librerías. Gracias a las recomendaciones de amigos y el boca a boca de navegar la ciudad, me he encontrado con espacios en los que se puede leer y trabajar a gusto. Aquí van algunos de los más bonitos. ¿Me recomiendan más? Uno nunca tiene suficientes reparos de la jungla de cemento.

La Biblioteca de México

A no confundirla con la otra biblioteca “José Vasconcelos” (ver más abajo). La gran Biblioteca de México queda cerca de la estación del Metro Balderas y el Parque Tolsa.
En algunas salas se puede comer y tomar líquidos, y en otras no. Lo importante es que hay salas para todos los gustos: con distintos colores y luz, con distintas sillas y sillones, y con mejor y peor (o nulo) Internet. Algunos de esos espacios son “bibliotecas personales”, instaladas entre 2011 y 2012. Las Bibliotecas Personales, según la página web oficial, son el mapa de la construcción del pensamiento y la trayectoria intelectual de su propietario, quien es a su vez una especie de curador de sus pasiones e intereses. Así, podrás encontrar dentro de la Biblioteca de México, las bibliotecas de: José Luis Martínez, Antonio Castro Leal, Jaime García Terrés, Alí Chumacero y Carlos Monsiváis.
Para comprar comida o algún café, sin embargo, es necesario salir de las instalaciones. Hay muchos puestos de comida callejeros en las inmediaciones, ¡casi tantos como puestos de libros!

A post shared by The Bee (@debgcanada) on

La Biblioteca José Vasconcelos

Esta biblioteca ha logrado convertirse en una institución muy reconocida en la ciudad aunque solo lleva 12 años abierta. ¡Se inauguró en mayo de 2006! Y a cada chilango al que le pregunté por bibliotecas, esta fue su primera recomendación.
No vayas solo a sacarte una fotografía con las estructuras metálicas y la ballena:

¡También aprovecha todas las actividades que se desarrollan en el lugar! Hay talleres, conversatorios, conciertos, cine, actividades para niños… y por supuesto, una colección muy grande (600 mil obras, entre libros, discos compactos de música y video, revistas y periódicos), y un jardín digno de nombrar. Según el sitio web oficial, el jardín tiene 60 mil ejemplares de 168 especies diferentes.

Las librerías del centro histórico

El centro histórico de la CDMX guarda tesoros, esto no es un secreto. Uno de ellos son las librerías.

A post shared by Rulo Luna Ramos (@rulo.luna) on

Hay mucha variedad, como para que cada uno elija la que más le gusta. Miren el mapa sino:

Entre ellas, hay una librería con historia y libros con mucha historia llamada Librería Madero (Calle Isabel la Catolica 97). Así se define a sí misma: “una librería donde se compaginan sabiamente libros antiguos y modernos, principalmente de autores y asuntos mexicanos, en la que pueden encontrarse ejemplares raros y curiosos de los siglos XVI, XVII, XVIII, XIX, XX y XXI”. Abre de lunes a viernes todo el día, y el sábado solo hasta las 14 horas.

Crédito: Carlos Borja vía.

Y ya que estamos en el centro histórico… el bar-café Pata Negra #perodelcentro

Ubicado en una ex librería Porrúa, el bar conserva los libros y hasta el aroma a libros. Cuando caminaba por el centro, y me adentré en Pata Negra, fue como llegar a un oasis de tranquilidad y música de jazz.

A post shared by The Bee (@debgcanada) on

La Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada

Debo admitir que con su fachada antigua, me sorprendió el kitsch de sus paredes. Más allá de la explosión de colores, adentro reinaba un silencio sepulcral. Es ideal para los que necesitan ausencia de ruidos para concentrarse.

A post shared by The Bee (@debgcanada) on

El Centro Cultural Elena Garro (Coyoacán)

Esta librería no solo tiene una arquitectura preciosa, sino que también cuenta con un café y un patio donde trabajar o leer tranquilamente. Internet es rápido también 😉

A post shared by The Bee (@debgcanada) on

La librería Rosario Castellanos

Lamentablemente no permiten tomar fotografías en esta librería. Tuve la suerte de capturar la siguiente imagen antes de que el guardia me informara de la política anti-fotos:

A post shared by The Bee (@debgcanada) on

Cuenta con un café dentro. Las comidas son sencillas, las personas que trabajan allí son súper amables, y el ambiente es tranquilo. Creo que si dejaran de quemar el café, sería uno de mis lugares favoritos donde trabajar.

Los distintos locales de cafebrería El Péndulo

Mi primera mañana en la Ciudad de México, la pasé en El Péndulo de La Condesa. No puedo imaginar un mejor comienzo. También hay sucursales de la misma librería en Polanco, Santa Fe, Roma, Zona Rosa y Perisur. ¡No hay excusas para no visitar uno!

A post shared by The Bee (@debgcanada) on

¡La mismísima calle!

Me he encontrado con vendedores de libros en el metro y con puestos de libros, diarios y revistas por todos lados en la ciudad. El siguiente pasaje en el Centro Histórico, por ejemplo, es herencia de una de las ferias del libro:

A post shared by The Bee (@debgcanada) on

Casa Bosques

Vi muchas casas de libros que forman parte de cadenas comerciales, así que esta librería independiente especializada en arte, diseño, arquitectura y moda fue una rareza. No solo es linda y con buen material, sino que también se convierte en un espacio para talleres, discusiones y proyecciones de ficción y documentales.

A post shared by Daniela (@dancruz_) on

A post shared by Casa Bosques (@casabosques) on

A post shared by Javier S. Mora (@javiersmora) on

Casa Bosques está ubicada en Córdoba 25, Roma Norte, en una zona en la que encontrarás muchas otras librerías también, y buenos café. Ideal para pasar el día caminando, leyendo y comiendo cosas ricas.

La Cineteca Nacional

Si además de los libros, te gusta el cine, ¡este lugar es ideal! Está ubicado en Av. México Coyoacán 389, colonia Xoco.

Su centro de documentación tiene una colección magnífica:

“El acervo está constituido por más de 16 mil libros, tesis, folletos y catálogos, más de 41 mil expedientes con notas de prensa e investigación sobre películas, festivales, premios y personalidades nacionales y extranjeras, más de 900 títulos de revistas críticas y académicas, más de 9 mil guiones no publicados, listas de diálogos y argumentos además de una colección de press books y recursos electrónicos.” Fuente.

Por supuesto que ya que vas para la Cineteca, puedes aprovechar y “checar” la cartelera semanal en la página oficial: www.cinetecanacional.net.

La página web oficial de la Feria del Libro de la CDMX

Tiene contenido actualizado sobre muchísimas actividades interesantes en la Ciudad de México, relacionadas a la literatura y más. Coordinada por la Secretaría de Cultura capitalina, forma parte de la “Cartelera CDMX”, una plataforma digital colaborativa y gratuita que brinda información sobre museos, teatro, eventos artísticos, presentaciones de libros y ferias, entre otras experiencias culturales.

La Biblioteca Central de la UNAM

Debo admitir que aún no he ido, pero cuento los días para hacerlo (literalmente, iré en dos días). Es que también fue una recomendación reiterada de mis amigos chilangos, tanto por su edificio icónico como por su acervo. Cuenta con una colección general de 270,000 títulos, más colecciones especiales, el “fondo antiguo” (publicaciones previas a 1800), revistas en áreas científicas, técnicas, humanísticas y de divulgación, así como obras de consulta abiertas a los visitantes (¡que incluyen atlas!). La Central es la más grande de las 135 bibliotecas que integran el Sistema Bibliotecario y de Información de la UNAM (SIBIUNAM).

A post shared by Rulo Luna Ramos (@rulo.luna) on

Los murales exteriores, de cuatro mil metros cuadrados, han sido realizados por el artista mexicano Juan O’Gorman, y se titulan “Representación Histórica de la Cultura”. Es uno de los emblemas de la Ciudad de México, y por lo mismo, uno de los sitios más fotografiados en la ciudad.

En 2007 la UNESCO declaró a la Biblioteca Central como Patrimonio cultural de la Humanidad, junto con el campus central de Ciudad Universitaria.

¿Tienen más recomendaciones de librerías, bibliotecas y espacios donde conseguir o disfrutar libros? ¡Los leo en los comentarios!