En Chile, una “picá” o picada es aquel local de comida sencillo e informal que destaca por la abundancia en los platos y sus precios bajos. Además, son lugares en los que el ambiente y el servicio te hacen sentir como en casa.

Si andan con manso diente y quieren comer como los dioses pero cuidando el bolsillo, aquí las mejores picás de norte a sur de Chile… ¡Para quedar guatita llena y corazón contento!

Precaución: las imágenes a continuación pueden desatar el apetito de los lectores. Recomiendo al menos tener un súper 8 cerca… 😉

La picá del muertito

En Arica, este emblemático lugar funciona desde 1975 a pasos del cementerio. Destaca por su pastel de choclo y su costillar de cerdo.

El Ostión Dorado

Ahora con dos ubicaciones, una en playa Corazones y otra en playa Las Machas, aseguran tener las mejores empanadas de mariscos de Arica. ¿Se animan con una pulpo – queso o centolla – queso? A mi se me hace agua la boca…

La Picá de los Verdes

¡Imperdible de Iquique glorioso! Aquí los jardines de mariscos son inmensos y las empanadas, uff… difíciles de olvidar.

Cocinerías Caleta Coloso – Antofagasta

A 15 kilómetros al sur de Antofagasta se encuentras estas cocinerías donde podrán comer exquisitas empanadas de mariscos, entre otras preparaciones del mar. Se trata de una antigua caleta de pescadores.

La Picá del Indio

Por lejos, mi favorita en San Pedro de Atacama. Allí donde siempre se dice que “todo es caro”, en esta picá encuentran menús baratos y además gourmet. ¿Qué mejor?

A post shared by Marcelo Pretti (@mpretti) on

Club Social de Taltal

En esta ciudad del norte del país, este local es un símbolo de patrimonio por la cantidad de años que lleva funcionando. Comida chilena abundante y sabrosa es lo que encontrarán aquí. No se pierdan el congrio frito con chilena.

A post shared by Alan Gomez Rojas (@alanasdaa) on

Posada La Ovallina

Es una picá típica para los camioneros y quienes anden en ruta recorriendo este largo país. En plena carretera, unos 320 kilómetros al norte de Caldera, encontrarán frescos productos del mar. No dejen de probar su paila marina: ¡para chuparse los dedos! Una parada obligada si vas por la 5 norte.

Fuente de Soda la Bilbaína

En pleno Valle del Elqui, podrán saciar su sed comiendo helados con exóticos sabores. Esta heladería está en Vicuña, por lo que es un paso obligado si visitan el museo de Gabriela Mistral. ¿Producto recomendado? El helado de chañar. ¡Ñam!

La María

En la ciudad de Coquimbo pueden deleitar sus paladares en el restaurant “La María” marisquería, que lleva el nombre de su dueña. En este sitio podrán comer un original churrasco marino.

A post shared by Cristiam (@cristian.lepre_20) on

Quesos Huentelauquén

¿Vienen por la carretera saliendo de La Serena? Aquí tienen que parar sí o sí a probar las exquisitas empanadas de este queso artesanal producido en el local. Con una cantidad descomunal de queso en su interior, ¡¡sólo deben tener la precaución de no quemarse!! Se trata de un tentempié ideal para luego seguir camino.

A post shared by Dani Cardemil (@danicardemil) on

J Cruz

Clásico de Valparaíso, pues se dice que aquí nació la chorrillana, ese plato de abundantes papas fritas, tiras de carne, cebolla frita y huevo. No pueden perderse de compartir con amigos este popular plato tradicional de la cocina chilena.

A post shared by Mark Gravel (@graveldigger) on

Cevasco

En pleno centro de Viña del Mar, esta fuente de soda destaca por sus gigantescos completos, con abundante mayonesa casera, que no dejan a nadie indiferente. Además, ¡son baratísimos!

A post shared by Carlos Tapia (@ctapiaf) on

Las Deliciosas

En Concón, ciudad conocida como la capital gastronómica de Chile, esta picá se pelea el título de las mejores empanadas de marisco. Con rellenos abundantes y de gran calidad, mis favoritas son la de pino de macha y queso, y la de ostiones… ¡Un manjars!

A post shared by Carmen Yankovic (@cyankovic) on

No me olvides

Si se adentran en la zona huasa de la Quinta Región, llegando a Quebrada Alvarado encontrarán esta picá campesina conocida por sus generosísimos platos. Aquí, el costillar puede ser fácil para 2 o hasta 3 personas, y todos los platos vienen con baranda. Un imperdible para probar lo más tradicional de nuestra cocina. Eso sí, vayan preparados para esperar por una mesa o lleguen temprano, ¡porque este lugar es de los que se llenan a tope!

A post shared by Darwin Murgas (@tojomik) on

El Rincón de los Canallas

Este popular restaurante santiaguino destaca por sus novedosas preparaciones, como el Punta Peuco y el Pernil Terrorista, platos que hacen alusión a distintos momentos de la historia y la política. Recomiendo acompañar con un Maremoto de Pipeño para quedar a tono.

A post shared by Maria Pia (@lapiacha) on

La picá del Licho

En plena Vega capitalina, entre opciones de los más diversas para comer, esta en particular destaca por sus cariñosos sandwiches de malaya y de potito, entre otros. Aquí nadie queda con hambre, eso seguro.

El Quitapenas

Nombrado así por encontrarse frente al cementerio general en la comuna de Recoleta (en Santiago), chorrillanas, perniles y terremotos calman la angustia de quienes dejan conocidos en el camposanto o bien aprovechan la instancia para recordarlos de la mejor forma, comiendo a destajo.

Teno Sandwich

En la carretera con rumbo al sur, esta popular picada de camioneros es conocida por sus Barros Luco y churrascos. Y como otras en la lista, no deja a ningún comensal indiferente. Si quieren quedar a ombligo parao’ haciendo un alto en la ruta, aquí deben pasar.

A post shared by Teno Sandwich (@tenosandwich) on

Juan y medio

Esta picá ubicada en plena Panamericana Sur -a la altura de Rengo- es un imperdible para comer sabroso y abundante: porotos con riendas, guatitas, lengua, cazuela… Todos estos platos caseros tradicionales preparados en horno a leña seguro les harán recordar la cocina de sus respectivas abuelas.

Las Viejas Cochinas

No creo que exista una picá más tradicional que esta. Aquí pueden tomarse un Clery con el plato más popular de la casa: el pollo mariscal. En este lugar se sentirán en las entrañas de la movida guachaca, en pleno centro de Talca.

Las muchas picás de Caleta Lenga

En Talcahuano, específicamente en la playa de Caleta Lenga, encontrarán más de 20 picás para disfrutar lo mejor de la comida del mar. Todo fresquito y recién pescado.

A post shared by Jocelyn Aros (@jocelynaros6) on

La Motoneta

¿Andan por Chillán? Aquí pueden comerse un sabroso y abundante Chupe de Guatitas o un monumental pernil a precios que para nada les harán romper el chanchito. ¿Ubicación? Calle Padre Hurtado.

A post shared by Rodrigo™🎩 (@rodrigo4sq) on

Onde el Pala

El nombre de esta picá chillaneja de 40 años de antigüedad ya deja entrever una vibra guachaca, y es justamente lo que tendrán si la visitan. Chilenidad en estado puro, donde la chicha es ley y las sopaipillas un verdadero mandamiento.

Ojitos Pichos

En Concepción, pueden disfrutar una de mis preparaciones favoritas: la pichanga caliente acompañada con distintos tipos de ponche. ¡Me dio hambre y sed de puro acordarme!

Las muñecas del ñielol

Saliendo de Temuco, esta picá ofrece los tradicionales porotos con riendas, abundantes cazuelas y ricas humitas, entre otras preparaciones. Ideal para quienes quieran comer sabroso en La Araucanía.

Las Totoras

En Angol, esta picá ofrece las que dicen son las mejores papas fritas de la zona, entre otras preparaciones. En un ambiente acogedor, como si estuvieran en su casa, y con precios amigables a cualquier bolsillo.

A post shared by Christian Gaete (@gaete4268) on

La Valdiviana

En la ciudad de Valdivia, este emblemático lugar levanta muertos luego de noches de fiesta con su “Valdiviano” consomé con carne de pollo y verduritas. Revive hasta al más bota’o.

A post shared by PatRiCiO M. JaRa (@jedi3780) on

Mercado de Valdivia

Aquí por excelencia recomiendo un Pulmay y sus exquisitas sopaipillas. Con variadas cocinerías al interior, encontrarán platos para todos los gustos y por supuesto, para cualquier bolsillo.

A post shared by Andrea (@anparoch) on

Wufehr

La zona sur de nuestro país se caracteriza por su influencia alemana, ¡y qué mejor exponente que el popular Crudo! Este es el recomendado en Osorno, con una amplia variedad para todos los paladares.

Cocinerías de Dalcahue

¿Andas por el archipiélago de Chiloé? ¡¡El Curanto en estas cocinerías es increíble!! ¡¿Para qué decir los milcaos y el chapalele?! Uff. Eso sí, les advierto que los platos son gigantescos y bien pueden disfrutarlos entre dos. ¡Váyan con calma y apetito!

A post shared by Chilotiwis 😉 (@luismuoz45) on

Litos

En Coyhaique, no pueden perderse las almejas a la Litos o un exquisito chupe de locos en este tradicional restaurante de la ciudad.

A post shared by Clau (@chirimoon) on

La cocina de Sole

Se trata de en un particular bus acondicionado como restaurante en plena carretera Austral. Es una parada imperdible para probar exquisitos churrascos y hamburguesas caseras, y así cargar pilas antes de subir al Cerro Castillo.

Kiosko Roca

El choripán con leche con plátano -dupla sólo para valientes- se ha hecho tan popular que ya llegó a Valparaíso, a Viña del Mar, ¡¡y hasta a la capital!! Si andan por la austral ciudad de Punta Arenas, no pueden dejar de visitar esta picá, donde todo comenzó.

Si quieres saber con qué acompañar estas exquisitas comidas, no te pierdas el artículo con los brebajes de Chile que no te puedes perder.

Estoy segura de que hay muchas más picadas en este larguísimo y angosto país. Puedes ver más en la web de Chile es Tuyo, y aportar tu favorita en los comentarios a continuación.

Crédito imagen de portada: manel