El barrio de San Ángel es uno de los más pintorescos de la Ciudad de México (¡no te me pongas celoso, Coyoacán!). Ubicado al sur de la ciudad, en el año de 1934 obtuvo la declaratoria de Pueblo típico pintoresco, y en 1987 se declaró Zona de monumentos históricos por decreto presidencial.

El primer nombre que le dieron sus habitantes en épocas prehispánicas fue Tenanitla, “lugar amurallado”, debido a sus hermosos pedregales, producto de la erupción volcánica del Xitle. Más adelante cambió su nombre, en honor al Colegio de San Ángel Mártir, fundado por la orden Carmelita, cuyo edificio constituye hoy su principal monumento histórico (actualmente es un museo de arte colonial).

Cuando camines por sus calles, encontrarás jacarandas y bugambilias, senderos de piedra volcánica y numerosos monumentos religiosos. También galerías de arte y mercados artesanales. Aquí te cuento algunos de los lugares que no puedes dejar de visitar.

Plaza San Jacinto

Dr. Gálvez, barrio de San Ángel, Álvaro Obregón, Ciudad de México, México

Es una plaza ajardinada repleta de riqueza cultural; con adoquines sobre la banqueta, empedrado sobre la calle y rodeada de casonas coloniales que te hacen sentir en otra época.

No te pierdas el famoso Bazar del sábado, en donde podrás caminar mientras admiras decenas de cuadros que esperan ser comprados. Hay arte para todos los gustos y todos los presupuestos; y lo mejor es que podrás conocer a sus autores.

A unos pasos te encuentras el Mercado del Carmen, una casa colonial remodelada donde encuentras artesanías que enriquecerán tu visita a la plaza.

Querrás comparar de todo; joyería, textiles, carpintería, cerámica. O bien probar alguna de sus propuestas gastronómicas.

También visita la Parroquia de San Jacinto y sus preciosos jardines.

De este lugar no todo es bello: tiene también una historia sangrienta debido a que aquí sucedió el ahorcamiento de desertores irlandeses que, durante la guerra entre México y Estados Unidos, abandonaron las tropas estadounidenses y se alinearon con los mexicanos. De hecho en la plaza encontrarás una placa conmemorativa que enumera los nombres de los soldados irlandeses.

Museo Casa del Risco

Plaza San Jacinto 15, barrio de San Ángel, CDMX

El Museo Casa del Risco es una casona catalogada con valor histórico que data del siglo XVIII y es una de las casas más bonitas que dan hacia la plaza San Jacinto con una gran historia.

En sus siete salas encontrarás arte barroco religioso y civil, arte religioso europeo, pintura de paisaje y escenas costumbristas, y retratos de reyes y nobles. Todo esta colección fue donada por sus dueños, Isidro Fabela y su esposa Josephine de Fabela.

Al igual que la casa, la Fuente del Risco fue catalogada con valor histórico, en 1931. La casa toma su nombre de la Fuente elaborada con pedacería de porcelana llamada “riscos”.

Templo y Ex-Convento del Carmen

Revolución, barrio de San Ángel, Álvaro Obregón, CDMX

El ex-Convento del Carmen está dedicado a la historia de la vida cotidiana de la orden de las Carmelitas Descalzas. Tiene amplios jardines que antes estuvieron repletos de más de diez mil árboles frutales.

Su campanario, tres cúpulas y fachada destacan por su arquitectura. Hoy en día, el ex convento funciona como museo y alberga pinturas, estatuas y momias de personas no identificadas.

El interior del museo es una obra de arte en si misma, como lo puedes comprobar en las siguientes fotos:

Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo

Av. Altavista esq. Diego Rivera, Coronel San Ángel Inn Del. Álvaro Obregón, CDMX

Esta casa estudio casi casi que no necesita presentación. Fue encargo del pintor Diego Rivera al Arq. Juan O’Gorman, quien diseñó una de las primeras estructuras arquitectónicas funcionalistas de Latinoamérica.

Este espacio fungió como una casa estudio para Diego y su esposa Frida Kahlo, y las dos propiedades se encuentran unidas por un puente. Actualmente es un museo que te cuenta la historia de sus vidas y te permite admirar algunas de sus obras y artículos personales.

Museo Soumaya, Plaza Loreto

El Museo Soumaya se fundó en 1994 y es uno de dos museos con el mismo nombre (el otro se ubica en Polanco). Contiene una parte de la colección privada de Arte del empresario Carlos Slim.

Además, está dedicado a la investigación y protección de las obras expuestas. Cuenta con cuatro salas donde podrás apreciar pinturas y obras de arte de artistas mexicanos y europeos.