1.

Un argentino no está enamoradísimo…

Está hasta las manos.

2.

Un argentino no está seduciendo a una mujer…

Le está tirando los galgos.

3.

A un argentino no le encanta una chica…

Lo tiene muerto.

4.

A un argentino no le gusta ella…

Gusta de ella.

5.

Un argentino no piensa mucho en ella…

Se quema la cabeza.

6.

Un argentino no conquista a una mujer…

Se la levanta.

7.

Un argentino no es no super guapo…

Es re fachero.

8.

La chica que le gusta a un argentino no es una belleza…

Está buenísima, recontra fuerte y es un minón.

9.

Y no hay mujeres y hombres argentinos pocos atractivos..

Hay bagartos.

10.

Los argentinos no se besan.

Transan, chapan o aprietan.

11.

Un argentino no da un beso suave con los labios…

Da un pico.

12.

Y los argentinos no se besan super fuerte…

Se comen la boca o se parten la boca de un beso.

13.

Entre dos argentinos no hay química.

Hay onda.

14.

El argentino no usa el discurso y las palabras como una estrategia de conquista…

Hace el verso.

15.

Un argentino no le miente a su pareja…

La chamuya.

16.

Un argentino no tiene la firme intención de conquistar a alguien, sea quien sea…

Está de levante.

17.

Si un argentino no tiene planes para salir y no lo llama ni su madre…

Está en banda.

18.

Una chica argentina no sale con un chico…

Sale con un chabón.

19.

Dos argentinos no son amigos en vías de comenzar una relación…

Son amigovios.

20.

Una argentina no piensa que un chico es apuesto, dulce, inteligente y educado…

Piensa que es un bombón.

21.

Un argentino no está muy comprometido con una relación…

Está re enganchado.

22.

La mujer de un argentino no es su esposa…

Es su jermu.

23.

Y si le hace demasiado caso…

Sus amigos dirán que es un pollera…

24.

Una pareja argentina no planea su boda…

Planea el casorio.

25.

Los argentinos no terminan una relación…

Cortan.

26.

Y no están tristes por la ruptura.

Están re depre.

27.

Un argentino no te aconseja que  cures tu mal de amor con otro amor y listo…

Te dice que un clavo saca a otro clavo y que… ¡a otra cosa, mariposa!


Crédito imagen de portada: Juanedc.com