Estas mujeres bellas aquí presentadas son personas aguerridas y valientes. Las ideas y las acciones de ellas nos hacen pensar que la gran lucha para dar en la vida es el combate por la igualdad. Aunque no todas son célebres, el amor de cada una de estas mujeres por el país es admirable. Te aseguro que todas tienen algo inspirador para contar.

 

Ibéyise Pacheco

A photo posted by Ibe (@ibepacheco) on

Comunicadora social egresada de la Universidad Central de Venezuela (1986). Inicio su carrera periodística en la fuente de sucesos de El Diario de Caracas, donde publicó un gran caso de gran repercusión internacional “los pozos de la muerte”. Como ella misma mencionó en reiteradas ocasiones, debió comenzar su carrera enseñando a todo el país a pronunciar bien su nombre.

Esta gran mujer ha sido líder en varios medios, como jefa de Redacción en el diario El Nacional y directora del periódico Así es la Noticia, cargso a partir de los cuales impulsó el periodismo de investigación. En el año 1988, “La Pacheco” obtuvo el Premio Nacional de Periodismo por el famoso caso de investigación “Manzopol”.

Ha incursionado en radio y televisión, y actualmente mantiene una gran actividad con el público por sus redes sociales, donde continúa con una intensa actividad periodística. Además, Ibéyise publicó su primer libro en el año 2006, llamado “Confesiones del Padre Pablo”. Luego, ha establecido un récord inusitado de ventas con “Sangre en el Divan” en 2011, y uno de sus últimos éxitos ha sido “El grito ignorado” que trata sobre un niño víctima de la violencia.

Ibéyise se autodescribe como una “ciudadana de la libertad” y, en resumen, a esta heroína no la calla nadie. La pueden encontrar en su página web oficial (www.lapacheco.com) y en su cuenta de Twitter como @ibepacheco.

 

Arianna Arteaga Quintero

Periodista de profesión, se autodescribe como “Viajera de oficio, fotógrafo de costumbre y pata caliente irremediable”. Además, es la hija única de una gran mujer: Valentina Quintero (ver más abajo), de quien tomó la inspiración para hacer lo que hoy en día hace.

Arianna es una reconocida periodista y fotógrafa que en sus comienzos viajó por toda Venezuela promoviendo el amor por el país con #VenezuelaTeQuiero en redes sociales, una campaña creada junto con Adriana Herrera (@ViajaElMundo). También fue conductora de un programa llamado La cocina de Babel y de la serie Al Aire Libre y vendió más de 15 mil ejemplares con su Guía Extrema Venezuela, mostrando siempre al mundo lo que vale Venezuela. Actualmente trabaja en una escuela de arte fotográfico (su clase se llama “Destino FotoArte), a partir de la cual lleva a cientos de fotógrafos al año a recorrer lugares hermosos del país.

La pueden encontrar en su página web: www.lapequecomeflor.com y en su twitter como @arianuchis.

 

Mariana Vega

Con Mariana pasa algo muy chévere: cuando ella comenzó su carrera musical, iba de aquí para allá cantando descalza, y eso le brindaba a la gente la sensación de que ella era alguien sencillo y confiable. Mariana, la menor de cuatro hermanos, ya demostró ser una gran cantautora: en el 2012, nos dio a los venezolanos el orgullo de ser la primera mujer ganadora del Grammy Latino como mejor artista nuevo. Mariana es la vocera de un mensaje musical por la paz, y un gran ser humano.

Por estos días, se prepara para lanzar su nuevo disco. La pueden encontrar en su Twitter @MarianaVega y en su página web MarianaVega.com

 

 

Lilian Tintori

Para muchos, Lilian es conocida por ser la esposa del político venezolano Leopoldo Lopez, pero en este artículo queremos resaltarla por sus propios méritos. Lilian es una gran mujer nacida en Caracas el 5 de mayo de 1978. Es activista por los derechos humanos y madre de dos hermosos hijos. Lilian trabaja arduamente por las personas que se encuentran pasando grandes necesidades en su día a día, sobre todo en tema de salud. Ella ha sido embajadora de Socieven, colabora en la fundación Jóvenes por los Derechos Humanos, y también ha ayudado a la fundación BFC contra la violencia de género. Especialmente en los últimos dos años, Lilian está ganando su lugar en la historia de Venezuela por su tarea a aliento para con madres, hermanas, hijas y esposas que día a día pierden a alguien por causa de la violación a los derechos. La pueden seguir en su Twitter como @Liliantintori, en el que día a día muestra su trabajo por un mundo mejor.

 

María Fernanda Di Giacobbe

El lunes pasado 12 de julio, la venezolana María Fernanda Di Giacobbe ganó la primera edición del Basque Culinary World Prize, dándonos a los venezolanos una nueva alegría. Este premio nació como una iniciativa del gobierno vasco para reconocer proyectos realmente transformadores de lo social a través de la gastronomía. ¡Y María Fernanda ganó utilizando el cacao venezolano!, razón por la cual nos motiva cada día más para trabajar por el país.

María es la chocolatera más importante de Venezuela. Ella dice que “el cacao y su cultivo constituye en Venezuela una cultura y promocionar el cacao es también promocionar el país”. María Fernanda se define como: Alquimista, laboratorista en fotografía, en aromas y en sabores. A esta soñadora y escritora, le gusta la vida, la educación y la visión humanista del renacimiento, así como descubrir y crear. Cuenta también que hace alianzas para convertir sus ideas en cosas reales. María Empezó con La Paninoteka, un restaurancito al lado de PDVSA en La Campiña. Ahí la conoció el país entusiasta y fajada. Se ocupó del café del Ateneo, el del Centro de Arte La Estancia y el del Museo de arte contemporáneo. Cuando le quitaron todo, se fue al Trasnocho, un teatro que le abrió las puertas para hacer su café. En un momento sublime descubrió el cacao venezolano y desde ese instante se empeñó en convertir el mejor cacao del mundo en el mejor chocolate del mundo. Montó sus tiendas, se fue por el mundo y los puso a probar y usar el chocolate criollo venezolano. También enseñó a miles de mujeres en pueblos y caseríos a hacer bombones con sus sabores. Cuando empieza a hablar de cacao su voz y su alma saben y huelen a chocolate. Este premio se lo recontramerece.

Si esta Chef te robó el corazón y te endulzó el alma, la puedes encontrar en www.kakaovenezuela.com y actualmente en su negocio ubicado en Caracas, CC Paseo Las Mercedes. Para seguirla más de cerca, su Twitter es @Kakaochocolates.

 

Valentina Quintero


Valentina se define como una desbarrancada de amor por Venezuela. Ella nació en Caracas el 28 de junio de 1954, se graduó en Comunicación Social, mención audiovisual en 1976. Cuenta que su pasión era “ser como Luisa Lane”. En los tiempos de las becas Mariscal de Ayacucho, aplicó y se fue a Boston a hacer una maestría: entró a la escuela de educación de Boston University y recibió su título en mágister en Tecnología Educativa. En 1981 regresó al país a cumplir su misión, que debía combinar con la maternidad (recuerden que Valentina es la madre de Arianna).

En Venezuela recordamos muy bien a Valentina desde ese noviembre de 1994, cuando comenzó a salir al aire con “Bitácora” una vez al mes, los domingos por RCTV. Ganó el premio Monseñor Pellin en 1996, el Premio Nacional de Periodismo en 1997 y el Dos de Oro en el 2001 por este programa. En el 2008, cuando el gobierno cerró RCTV, fue el fin de ese ciclo para Valentina. Fueron 15 años donde ella mostró lo mejor de Venezuela y enseñó sentido de arraigo, apoyó el turismo interno y se sintió dichosa al recorrer cada centímetro del territorio nacional junto a su gran equipo entregado a la misión de hacer que todos amen Venezuela.

Luego, con ayuda de Arianna, montó una oficina y puso al aire la Web (www.velntinaquintero.com.ve) donde muestra todo su trabajo. Actualmente Valentina tiene 62 años, vive en Palos Grandes en su apartamento, y cree que “su única hija se independizó como debe ser”. Sigue escribiendo todos los domingos El Manual de Ociosidades y Los Viajes de Velentina, ambos por el Nacional. Valentina también tiene un programa de radio: Valen de viaje, de 1 a 2 pm de lunes a viernes por Onda en 17 ciudades. Lo realiza desde donde esté gracias a la tecnología. Además, publicó un libro precioso y eterno: “Venezuela Infinita”.

Ella, a través de sus entrevistas, dice que hace Pilates, viaja desatada, dicta charlas para promover el sentido de pertenencia, trabaja en una nueva página web y en una aplicación para teléfonos, así como en una guía del Parque Nacional Canaima y una nueva edición de La Guía Valentina Quintero. Confiesa que “no hay nada que quiera hacer con m vida que no sea exactamente lo que estoy haciendo”. Velentina es una persona que vale oro y el mundo debe conocerla. La pueden encontrar por su twitter: @valendeviaje y en Instagram @valendeviaje, donde día a día te motiva con sus fotos y comentarios.

 

Briyih Karina Velásquez


Mejor conocida como Karina Velasquez en el medio artístico, nació en Caracas (Venezuela) el 20 de septiembre de 1972. Ella es una actriz de cine, teatro, televisión, modelo y locutora venezolana. Karina se dio a conocer en el país durante su carrera como actriz de cine y más aún cuando estuvo nominada al galardón Marco Antonio Ettedgui por la Fundación Rajatabla. Fue una de las primeras mujeres en salir y darse a conocer en el mundo, ya que fue representante del país en el Festival de Teatro de Bogotá en el año 2013, por su actuación maravillosa en la obra Stop Kiss por Diana Son y dirigida por Consuelo Trum.

Esta mujer es sumamente bella: desde los 19 años comenzó su carrera como modelo e imagen publicitaria de distintas marcas comerciales. Y además, ahora refiriéndonos a la belleza interna, Karina es conocida a nivel internacional por su carisma y sencillez. Karina ha dejado al país muy en alto, y cada vez que puede en sus redes sociales menciona a Venezuela y lo orgullosa que está del país (aunque ahorita no está en su mejor momento). Actualmente la pueden encontrar en sus redes sociales, donde está activa y muestra su día a día para sus fans. Las fotos que sube siempre tienen algún mensaje y algo que decir: su Twitter es @Velasquezkarina y su Instagram, @Karinavelasquez.

 

Siéntase libres de mencionar en los comentarios a más mujeres venezolanas de las que debemos estar orgullosos.