Volvemos con una ronda de nombres canarios. Veamos qué significados esconden nombres populares del día a día que llevan siglos pululando por las islas y cuyos significados no siempre están en conocimiento de incluso quienes los portan. Mucha suerte a los participantes de hoy.

1. Naira

Este nombre guanche tiene dos significados según su origen: “la que es maravillosa” o “guerrera”. Varias fuentes indican que también significa “la de ojos grandes”. ¡Felicidades Naira, estás que lo petas! Pero ojo, si me tocara a mí llamarme así, no sé, para mí sería mucha presión vivir a la altura de tales calificativos. Bueno, con lo cegato que estoy lo de ojos grandes lo tengo cubierto. Lo de maravilloso más complicao, depende de a quién preguntes.

2. Airam

Este popular nombre masculino significa «libertad» y es el nombre de un príncipe guanche originario de la isla de La Palma. Bueno, Airam, si estás leyendo esto no empieces que te veo venir: que si cómo te vas a comprometer en una relación si te llamas como te llamas, que si la culpa es de tus padres por ponerte ese nombre… ¡Tranquilo, Braveheart!

3. Haridian

Este nombre canario de origen bereber, según indican varias fuentes (Google. ¿Te crees que soy el FBI o qué?), significa «muchas cabras» o «pastora». Vaya. Haridian, si estás leyendo esto, igual estás dudando si presumir del origen de tu nombre, no sé. Espera, me comunican (mentira, sólo otro resultado que me he encontrado) que otro posible significado guanche de este nombre es «luz de luna». Toma ya. Ese me lo compras fijo. ¿No? ¿Que las cabras son muy lindas? Pues gózatelo, mi niña.

4. Yurena

Bueno, Yurena, tu nombre no sólo es de origen canario sino que al parecer pertenecía a una diosa de La Palma a la que se le atribuían poderes místicos. ¡Bueno, bueno, bueno, con Melisandre hemos topado! Era una bruja muy poderosa cuyo nombre significa «hija del diablo». ¿Uy? Por favor, Yurena, si estás leyendo esto y tus padres son católicos, coméntalo con ellos y cuéntanos cómo fue en los comentarios. Me voy haciendo palomitas, te lo digo.

5. Dácil

Dácil significa, según parece, «luminosa». ¡No está mal! Originariamente es un nombre popular porque era una princesa hija del rey Bencomo y hermana de Bentor. Encima noble. Triunfada. Eso sí, algunos autores traducen el nombre de Dácil como “huella, paso” y la verdad es que creo que estamos de acuerdo que es una cortada de rollo. La cosa pierde épica ahí. Ni caso, Dácil, brilla como tú sabes.

6. Ancor

Qué coraje. Este nombre de origen guanche significa, según mis exhaustivas investigaciones, que consisten en darle al botón “voy a tener suerte” del buscador, guerrero de Tenerife. No dicen de qué parte, pero en fin, que estás hecho un guerrero. Por lo menos de nombre. No te pongas ahora a guerrear con los demás por la cara que luego dicen que es culpa mía.

7. Gazmira

Este nombre, aparte de ser lo que me dicen cuando me indican que mire hacia algo en concreto, es también el nombre de una mujer históricamente notable que en 1942 hizo de mediadora entre los palmeros cautivos, el Gabildo de Gran Canaria y el gobernador de Maldonado. Gazmira es la negociadora. La que maneja. La que cierra tratos. Y este artículo, también.