Disfruta las calles de la ciudad amurallada San Francisco de Campeche de día y de noche.

Campeche, la capital del estado y Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1999, no solo es mágica por sus colores, su muralla, su historia, y su peculiar vibra… ¡es también la ciudad más segura del país!

A post shared by The Bee (@debgcanada) on

Puedes caminar tranquilamente por la noche, saboreando la brisa del mar, mientras te cruzas con lugareños que también saben disfrutar de la magia nocturna del lugar.

Crédito: @debgcanada

Pasea por el Malecón al atardecer.

Encontrarás campechanos corriendo, caminando con sus niños, haciendo ejercicio en las estaciones públicas creadas para tal fin, paseando a sus mascotas, o simplemente contemplando la ciudad. Si te cansas y necesitas reponer energía, ¡hay buenas heladerías en la ciudad! Busca la que más te guste. Esta fue de mis favoritas:

A post shared by The Bee (@debgcanada) on

Chisme extra: mi huésped de AirBNB me ha dicho que Clint Eastwood pasa 6 meses al año en Campeche, y ¡que lo ha visto varias veces ejercitándose en el Malecón!

Saborea el pan de cazón.

Luego puedes contarle a tus amigos que has comido tiburón 😉
Se trata de un plato típico del lugar, que consiste en cazón cocido en salsa de jitomate, y servido entre dos tortillas.

Crédito: @debgcanada

“Aviéntate” el viaje hasta Calakmul y dale el hermoso desafío a tus piernas de subir a cada una de las edificaciones principales…

Al día siguiente quizás te pasen factura, ¿pero quién te quita lo bailado? En otras famosas estructuras de la península de Yucatán no se permite subir, así que tienes que aprovechar.

Crédito: @debgcanada

Tendrás vistas como la siguiente, y podrás caminar entre los restos arqueológicos de una de las mayores ciudades mayas, que ¡tuvo entre 50000 y 60000 habitantes!

Crédito: @debgcanada

Como las ruinas están dentro de una reserva de la biósfera, podrás también ver fauna: monos aulladores, cocodrilos, varias especies de aves y mariposas, entre otros. Es difícil ver jaguares, pero si llegas súper temprano quizás tienes suerte y te cruzas con alguno 😉

Crédito: @debgcanada

Una de las opciones que ofrecen los operadores de los tours es también visitar Balamkú, uno de los frisos originales más importantes y grandes que podrás ver en el sitio arqueológico mismo, dentro de México. Sobre los operadores, algunos ofrecen el paquete con comidas, entradas a las reservas y guías locales incluídos, y en otros, esos gastos corren por tu cuenta. ¡Pregunta bien qué incluye tu tour!

A post shared by MrsIGahan (@mrsigahan) on

De regreso de Calakmul, come delicias de mar mirando el atardecer en Champotón o en Campeche mismo.

Crédito: @debgcanada

Calamares, pulpo, cazón, pescado fresquísimo… ¡tú eliges!
En Campeche, hay buenos lugares para comer frutos del mar donde inicia el Malecón. En Champotón, Pelícanos 2 fue el que me tocó en suerte, y fue delicioso:

Crédito: @debgcanada

Comprueba que cada sitio con ruinas es más espectacular que el anterior…

En Edzná, por ejemplo, verás que los mayas dominaron -entre otras cosas- el arte de construir avanzados sistemas de obras hidráulicas.

Date un lujo en uno de los resorts de playas exclusivas…

A post shared by The Bee (@debgcanada) on

¡O disfruta de playas vírgenes y/o de playas públicas!

Playa Bonita, cerca de Campeche capital, es uno de esos sitios públicos al alcance de todos.

A post shared by Javier Mendez (@gm_javier_) on

Pregúntale a los lugareños cuál es el significado de “ser campechano” ;).

Come donde te recomiendan los campechanos.

A mi, por ejemplo, me han recomendado “La Parroquia”. Está abierta las 24 horas, y sirven un Chocomilk memorable. A la hora del almuerzo, tuve la suerte de probar relleno negro como plato del día, a un costo más que razonable.

A post shared by The Bee (@debgcanada) on

Otra recomendación fue El Bastión de Campeche, frente al parque principal y la Catedral Nuestra Señora de la Purísima Concepción. Allí probé empanadas de chaya con relleno de queso bola. Lo mejor, sin embargo, fue un amabilísimo mesero, que me dio mejores recomendaciones de paseos que el centro de información turística local.

Piérdete entre las hermosas artesanías del lugar y visita una tienda que más bien parece un museo de arte y artesanía contemporáneo.

El centro de Campeche tiene algunos comercios con artesanías preciosas, hechas a partir de elementos del lugar (piedras, maderas, tejidos). Aunque uno no sea consumista, las artesanías son tan bellas que es difícil elegir qué comprar. Además, hay venta de guayaberas, de chocolates artesanales, de hamacas de todo tipo…
Recuerda “checar” la feria de artesanos en el ex templo de San José. Además, presta atención a los objetos que están catalogados como “comercio justo” 😉 Personalmente creo que es mejor comprar algo bien hecho y genuino, que muchas cosas baratas y de menor calidad.

Una tienda llamada Tukulná (Calle 10 #333, entre 59 y 61) llamó particularmente mi atención. Es que más que una tienda, parece un museo de arte contemporáneo. Mira esta exquisita muestra de vestimenta tradicional por ejemplo:

Crédito: @debgcanada

Aún si no deseas comprar objetos, te recomiendo dar una vuelta por la tienda, ya que podrás ver cómo luce una casa local perfectamente restaurada.

¡Combate el calor con un jugo de frutas o una leche con chocolate bien helada!

A post shared by The Bee (@debgcanada) on

Visita una playa con bioluminiscencia, biodiversidad y ¡hasta leyendas!

Se trata de Xpicob, una playa a unos 25 kilómetro al sur de Campeche. Para poder disfrutar de este paseo, es preciso organizarlo con tiempo.
Si lo que deseas es observar el fenómeno natural de bioluminiscencia (luz del plancton y otros organismos marinos), la mejor época es entre octubre y diciembre. El paseo se hace por la noche, en un bote, adentrándose unos 200 metros en el mar, en una zona tranquila. Es ideal que NO haya luna llena (para que la noche sea más oscura), y que no llueva. Cuesta unos 350 pesos mexicanos apróximadamente.

En la misma playa se pueden organizar tours de avistaje de aves, y excursiones para hacer snorkel y observar fauna marina de la zona. Como es un campamento tortuguero, es posible ver la anidación y liberación de tortugas.

Además, si te interesa cargarte de energía del mar, se ofrece una visita a cuevas en la noche, particularmente la “cueva de la bruja”, una cueva presente en leyendas mayas (este paseo cuesta 500 pesos mexicanos contratándolo fuera de paquete). Se trata de cuevas semihundidas, en las que el agua del mar llega a 60-70 centímetros de profundidad. Los participantes se adentran en la cueva, con la mitad del cuerpo sumergido, y experimentan el sonido de las olas golpeteando en las paredes de la cueva. ¡Dicen que es una experiencia mística! Yo tendré que probarlo la próxima vez que visite Campeche.

Confunde una estatua con una persona.

La ciudad amurallada y sus alrededores cuenta con preciosas estatuas realizadas a tamaño real. A veces las luces de la noche y los tragos le juegan una mala pasada a uno, y termina confundiendo a la estatua con una persona que se está particularmente quietecita.

Crédito: @debgcanada

Tómate selfies con la “novia del mar”, los piratas, el repartidor de agua, los niños que juegan a la rayuela al lado de las fuentes de agua…

Crédito: @debgcanada

Disfruta de los espectáculos multimedia gratuitos de calidad internacional.

He visto shows de luces en la “White Night” de Melbourne (Australia), edificios iluminados en todas las capitales europeas, shows multimedia en sitios históricos de Quito (Ecuador)… de todos ellos, el mejor es el espectáculo multimedia llamado “Celebremos Campeche”, que se desarrolla de martes a domingo a las 20 horas en el parque principal. Con aproximadamente 20 minutos de duración, narra desde el impacto del meteorito en la zona hasta el presente cultural de la ciudad, pasando por la cultura maya, la época colonial y los ataques de los piratas de los siglos XVI y XVII. La narrativa del show también da cuenta de la biodiversidad local, de la música, de las celebraciones anuales más importantes y de los habitantes del lugar. Más allá de que uno pueda coincidir con lo narrado, lo que más me impresionó es la capacidad de resumen y la calidad de las ilustraciones y la música. ¡Totalmente recomendado!

También hay un espectáculo de luz y sonido en la Puerta de Tierra (martes a domingo a las 20 horas), y en las ruinas de Edzná (viernes y sábado, 19 horas en el invierno y 20 horas en el verano).

Asómbrate con los colores de cenotes como Hampolol (Ich Ha Lool xaan).

Cede a la tentación de tomar mil fotografías en el fuerte de San Miguel (entre otras hermosas edificaciones de la ciudad).

Cierra cada jornada tomando y comiendo algo rico en la calle 59, disfrutando de la brisa nocturna.

A post shared by James Kim (@jamkimchi) on