A veces cuando escuchamos el nombre de Teotihuacán, lo primero que se nos viene a la mente son las pirámides, pero ¿qué más hay para hacer alrededor de este importante sitio arqueológico a una hora de la Ciudad de México? Aquí te lo contamos.

Photo: heikoneumannphotography | Shutterstock

Visita el pueblo mágico San Juan Teotihuacán

San Juan Teotihuacán es uno de los pueblos mágicos del Estado de México. Piérdete en sus calles y pasea por el ex convento de San Juan Bautista, fundado en 1548. Además, si vas un día lunes no te puedes perder el tianguis, donde podrás comprar artesanías y disfrutar de comida típica mexicana.

Date un gusto en el restaurante La Gruta

La Gruta se ubica a 200 metros de la puerta 5 de la zona arqueológica, atrás de la pirámide del sol. Aquí, la particularidad es que comerás en una cavidad de origen volcánico, rodeada de vegetación, con una atmósfera mística inigualable. La especialidad del lugar es la comida tradicional mexicana con herencia de la cocina prehispánica. Los fines de semana hay presentaciones de ballet folklórico y bailes prehispánicos.

Recorre los alrededores de la zona arqueológica en bicicleta

Si te gusta el deporte, esta actividad es ideal para ti. El tour propone un recorrido en bicicleta de 10 kilómetros de distancia (fuera de la zona arqueológica), haciendo diversas paradas, tales como pulquerías y lugares para comer. Te tomará unas cinco horas toda esta actividad. Si llevas tu propia bici, te hacen 10% de descuento y hay guías en otros idiomas, por si vas con amigos de otros países. En caso que viajes con niños, hay remolques que puedes rentar, así los incluyas en esta aventura.

Recorre haciendas de pulque y mezcal

¿Dispulque, qué va a tomar?
Hay una zona identificada de locales para degustar estas bebidas tradicionales. Además del sabor natural, podrás probar sabores de frutos rojos, avena, piña, nescafé, fresa, piña colada, apio, guayaba, mango y arándano. En la Hacienda el Tlacuache, por ejemplo, puedes pedir el Tour del Sabor, donde te darán distintos sabores para probar hasta que encuentres tu favorito.

O en la Hacienda el Ritual podrás probar mezcal en sus diferentes presentaciones. A mi me encanta con sal de chapulín… Si lo tuyo no es el pulque ni el mezcal, no te salvarás de tomarte por lo menos una chelita.

Photo: Natalia Gurieva | Shutterstock

Dale una oportunidad a esto de “Dinner in the Sky”

Una experiencia de altura. Se trata de una grúa que eleva un comedor con capacidad para 22 comensales a una altura de 45 metros. Desde aquí vas a tener vistas inolvidables de las pirámides de Teotihuacán, de los globos aerostáticos o de las luces del atardecer, dependiendo del horario que elijas. Puedes elegir desayuno, brunch, comida o una cena deliciosa y bien romántica. Trabajan solo con reservaciones y la experiencia dura alrededor de una hora.

Vuela en globo aerostático

Disfruta del mejor amanecer de tu vida y termina con un exquisito desayuno acompañado por música de saxofón.

Come barbacoa sobre la carretera

¿Dónde has comido la mejor barbacoa de tu vida? En mi caso, justo por los rumbos de Teotihuacán, sobre la carretera, justo después de volar en el globo aerostático. Todavía recuerdo ese sabor a carbón de la barbacoa que preparan en un pozo con hojas de maguey y las tortillas hechas a mano por familias mexicanas.

Experimenta «Reino Animal», en el estado de México

Rumbo a Tulancingo se encuentra este zoológico estilo safari, uno de los mejores lugares donde salir a pasear con niños en las afueras de la Ciudad de México. Por ejemplo, hay una demostración sobre las diferentes especies de las aves de presa, y otra en la que aprenderás acerca de las habilidades que pueden desarrollar los perros. También podrás entrar al aguilario y convivir con alguna de sus aves. No te pierdas las experiencias interactivas como visitar el establo lechero, el reptilario Real de Catorce, el aviario, la granja Don Pedro, las experiencias con conejos o el mini zoológico.

¡No olvides los balnearios!

Sumérgete en las albercas y que el calor te haga los mandados. Para pasar con la familia, puedes visitar el balneario Cuauhtémoc y la Fuente.

Photo: YanLev | Shutterstock

Vive la «Experiencia Nocturna» en las Pirámides

Un espectáculo de luz y sonido justo en la zona arqueológica y al aire libre. Requiere llevar calzado cómodo y una cobijita por si refresca en la noche.

El acceso es por la puerta 2, y aunque el evento es para todo el público, deberás informarte bien ya que requerirás hacer largas caminatas, bajar y subir escalinatas de piedra, y dado que las instalaciones se respetan tal cual están naturalmente, no hay barandales de apoyo o rampas. Puedes comprar tus boletos aquí. Para darte una idea de la experiencia, chécate este video:

Impresionante, ¿no?