Se termina la segunda década del milenio dejando tras de sí grandes cambios que han transformado la forma en la que nos comunicamos y cómo vemos el mundo. Hace diez años pocos se hubieran imaginado el poder que alcanzarían las redes sociales o el nivel de conectividad que logramos gracias a nuestros dispositivos móviles; tampoco nos hubiéramos imaginado lo común que sería salir a la calle en leggings, que la industria del cine estaría secuestrada por películas de superhéroes o que los memes serían parte de nuestra comunicación diaria. Es imposible saber qué nos depara el futuro, pero basados en los avances científicos y tecnológicos actuales, así como en las tendencias de la sociedad a principios de esta nueva década, podemos indagar bastante sobre esos eventos trascendentales que tendrán lugar en la próxima década. Aquí algunas cosas que seguramente sucederán durante los veinte. 

 

Internet para todo el mundo

La simple idea de una “constelación de satélites” suena a ciencia ficción, pero esta es la ruta que muchas compañías están adoptando para proveer de internet a todo el mundo, literalmente. La más famosa de estas iniciativas —y la que ha hecho más avances reales— es Starlink de SpaceX. La compañía de Elon Musk ya tiene cientos de satélites en órbita y se espera que cuente con doce mil unidades en algún punto de la década. Esta red satelital permitirá tener acceso a internet de gran velocidad sin importar donde estés parado en la Tierra. Otras compañías que están trabajando en iniciativas similares son Amazon y Virgin.

 

Conclusión del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia 

La Sagrada Familia es una de las catedrales más visitadas del mundo y una de los grandes atractivos de Barcelona. Su construcción comenzó en 1882 y es la obra maestra del arquitecto catalán Antonio Gaudí. Se pronostica que la altura de las torres centrales será de unos 172 metros convirtiéndola en la iglesia cristiana más alta del mundo. Si todo sale como está planeado, la Sagrada Familia quedará concluida en algún punto del 2026, a tiempo para conmemorar los cien años de la muerte de Gaudí. 

 

Taxis voladores

Los autos voladores han sido el chivo expiatorio de los comentarios sobre el futuro mal logrado durante décadas. Esto va a cambiar pronto gracias a la automatización de pequeños vehículos de ascenso y descenso vertical (VTOLs por sus siglas en inglés) organizados como flotillas de servicio colectivo de Uber. Elevate es el nombre de este proyecto que iniciará pruebas en 2020 y lanzará sus primeros vuelos comerciales en 2023. Las primeras ciudades que contarán con servicio de taxis aéreos serán Melbourne, Los Ángeles y Dallas.  

 

Emergencia climática

Este 2019 es uno de los años más calientes de los que se tiene registro. Este tipo de estadísticas han dejado de sorprendernos pues la última década ha estado llena de temperaturas extremas, catástrofes naturales de magnitud extraordinaria y eventos climáticos sin precedente. El cambio climático es una realidad y actualmente contamos con una buena cantidad de evidencia para entender sus implicaciones. Sin embargo, el compromiso de muchos gobiernos por reducir sus emisiones de gases invernadero y otros contaminantes sigue siendo insuficiente para revertir las tendencias actuales. Durante la próxima década seremos testigos de nuevas consecuencias —muchas de ellas no previstas— asociadas con el calentamiento global y veremos el surgimiento de programas emergentes para revertir el cambio climático a distintas escalas. 

 

Llegada a Marte

SpaceX y NASA colaborarán de forma constante durante esta década para comenzar la conquista del Planeta Rojo. Los planes a mediano plazo son establecer una colonia permanente en Marte que permita dar rienda suelta a la exploración de nuestro vecino más cercano en el Sistema Solar. Starship es el nombre de la nave —construída por SpaceX— que se encargará de transportar suministros y personas entre Marte y la Tierra en viajes que durarán alrededor de nueve meses. Seguramente escucharemos mucho más al respecto a principios de 2024, cuando la Tierra y Marte se encontrarán en posiciones idóneas para realizar los primeros lanzamientos interplanetarios. 

 

La muerte de los medios tradicionales

La televisión, el radio, las revistas impresas y los periódicos son medios que se encuentran en peligro de extinción desde hace algunos años. La mayoría de los grandes nombres asociados con estos medios ya han realizado el salto a las plataformas digitales y solo es cuestión de tiempo para que esta transición se dé por concluida. 

 

Inicia la automatización del tráfico terrestre

Tesla es la compañía que inició con la tendencia; sin embargo, cada vez son más las empresas que están desarrollando vehículos terrestres de carga y de transporte de personas que no requieren de un humano para moverse entre un punto y otro. La automatización de vehículos terrestres junto con el aumento en la velocidad de transmisión de datos por internet y la interconexión entre dispositivos podría ser el inicio de un sistema de tráfico completamente autónomo. Tal vez el tráfico de nuestras ciudades no se automatizará por completo durante esta década, pero no queda duda de que comenzaremos a ver cada vez más vehículos autónomos circulando por nuestras calles. 

 

Carne artificial

La industria de la carne creció exponencialmente durante los últimos cien años y este crecimiento se basó en modelos sumamente costosos para el ambiente y que ignoraban por completo el concepto de bienestar animal. Los métodos tradicionales de producción de carne se han vuelto insostenibles y lo serán menos en unos cuantos años cuando el número de humanos en el planeta se acerque a los 8 mil millones. ¿La solución? Muchas personas han adoptado dietas libres de carne que son menos costosas para el ambiente, pero también se han desarrollado métodos para cultivar carne a través de cultivos celulares. En los últimos años se han llevado a cabo pruebas extensivas para la producción y comercialización de carne artificial crecida in vitro. Es muy probable que estas alternativas lleguen a los supermercados en la primera mitad de esta década. 

 

Hyperloop

En diciembre de 1903, los hermanos Wright elevaron la primera máquina voladora por los aires. Un siglo y unos cuantos años más tarde, los aviones se han convertido en la principal forma de transporte para sortear grandes distancias, pero el reino de las máquinas voladoras podría estar a punto de llegar a su fin. Durante la década pasada comenzó la planeación de lo que hoy se conoce como Hyperloop, un medio de transporte de alta velocidad dentro de tubos al vacío que será mucho más rápido, eficiente y amigable con el ambiente que los aviones. Los avances para hacer de Hyperloop una realidad han sido lentos pero constantes. Actualmente Virgin Hyperloop One tiene proyectadas diez rutas en cinco países distintos —incluyendo México— en donde trabajan con instituciones locales para lograr que los primeros trenes de alta velocidad se conviertan en una realidad.