Hace unas semanas fue mi cumpleaños y mi hermana, que sabe cuánto amo y admiro mi país, me hizo el regalo perfecto: ¡Un rasca mapas de los pueblos mágicos de México! ¿Lo pueden creer? Desde niña no recordaba descubrir un regalo con tanta emoción.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by María Elena (@maelena_lolu) on

Es que realmente me encanta todo lo que tiene que ver con mi país. Admiro a su gente, sus paisajes, la gastronomía y, por supuesto, las artesanías. Es por eso que aquí te traigo una lista de regalos inspirados en el amor a México. Muchos de ellos los podrás encontrar en mercados y bazares, o directamente en los talleres los artesanos, y otros se pueden comprar por Internet, desde la comunidad de tu casita.

Playerita “México, te amo”

¿Qué mejor que declarar tu amor de una manera tan simple, vistosa y llevar a México tan cerquita de tu corazón?

De la misma marca, cadena con dije de plata de la República Mexicana elaborada en Guadalajara.

¡WOW!

Alebrijes, de Oaxaca

Los alebrijes son elaborados tradicionalmente en San Antonio Arrazola y San Martín Tilcajete. Las variadas formas de las ramas del copal invitan a los artesanos a dejar volar su imaginación y, con la ayuda de machetes y navajas, darles vida a estas figuras fantásticas. Un alebrije lleva detrás un trabajo prolongado de tallado y pintura. Dependiendo de las complejidad del diseño y del acabado, una pieza puede tardar meses o hasta más de un año en ser concluida.

Photo: Andrey B. Kostin | Shutterstock

Línea de maquillaje inspirada en Frida Khalo

¡Solo para osadas!

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Republic Cosmetics USA (@republiccosmeticsusa) on

Muñecas y juguetes tradicionales

Yo, por ejemplo, empiezo a coleccionar una muñeca por cada estado de la república que visito, cada una con su traje típico.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Museo La Esquina (@museolaesquina) on

Arte wixárika (huichol)

Los wixárika son una comunidad nativa que vive en el centro de México. Su arte está altamente influido por el consumo de peyote, un cactus que produce alucinaciones. Junto con el maíz, el ciervo y el águila, el peyote forma parte de las deidades que descienden del sol. Toda su artesanía (ropa, calzado, accesorios, tapices, joyería) es super colorida y, nunca mejor aplicado el término, alucinante.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Huichol Crafts 💀 (@huicholcrafts) on

Esta funda para celular wixárika tiene la imagen de la muñeca más representativa en México.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by La Cosita Chula (@lacositachula) on

Alhajas de filigrana de oro y plata, de Oaxaca

La indumentaria característica de la mujer oaxaqueña no está completa sin la típica joyería artesanal elaborada en los pequeños talleres de la ciudad de Oaxaca, del Istmo de Tehuantepec o de la Sierra de Juárez.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by René Castillejos TRAVEL (@rene_castillejos) on

Libretitas

Una libreta para guardar memorias escritas siempre se agradece. A mí me encantan los diseños de Loup, una marca de ilustradores mexicanos cuyos mejores productos de diseño, papelería e ilustración se distinguen por tener detalles hechos a mano. ¡Padrísimo!

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Loup (@fotoloup) on

Textiles de Oaxaca

Los textiles oaxaqueños son inconfundibles por sus diseños y colores, que identifican a cada región del estado. De Teotitlán del Valle, Mitla y Tlacolula, provienen las más famosas cobijas, jorongos, alfombras y tapetes.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Lupe (@morenissimma) on

De Santo Tomás Jalieza vienen los rebozos, vestidos, huipiles, blusas, gabanes, chales, bolsas, fajas, tapetes, servilletas y manteles. De San Antonino Castillo Velasco, vestidos y blusas bordadas con hilo de seda. De Tlaxiaco, Tuxtepec y Huautla de Jiménez, los famosos trajes regionales de origen prehispánico que incluyen huipiles, enredos y quechquemitls, todos con diseños elaborados en telar de cintura.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Pedro & Carina Montaño (@tierraantigua) on

Cajitas de Olinalá, Guerrero

¡Mira qué preciosidad! Una artesanía que grita “México” a primera vista.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Weris👸🏼 (@werisitz) on

Hamacas de Yucatán

Existen muchos lugares donde comprarlas, sobre todo en el Centro Histórico de Mérida, y las hay de distintos colores, tamaños y texturas. Pero ten cuidado… ¡son altamente adictivas!

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Visit Yucatan (@yucatanturismo) on

Crédito: @ohdeardrea.

Zapatos y curtiduría de León, Guanajuato

Los primeros pasos de lo que hoy es la gran industria del calzado se dieron en 1654, cuando en la ciudad empezó con diseños muy básicos la producción del zapato. Hoy en día, en “la Capital de la piel y el calzado” podrás encontrar trabajos artesanales hechos con la mejor calidad y diseño.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by J&L’s Boutique 🌷 (@jnls_boutique) on

Carteras y bolsos bordados de Mérida o Chiapas

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Tierra de los Artesanos (@tierra.yvonne) on

Bordados de Tenango, Hidalgo

Hechos por mujeres hidalguenses, estas verdaderas obras de arte textil se llaman “tenangos” y son, básicamente, un mosaico de colores que, al ser plasmados en una manta, se convierte en un regalo que todos deseamos. Hay para todos los usos y colores.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by 🔥Chef Claudia 🍤 (@chefclaudiasandoval) on

Preciosos corazoncitos

Los puedes llevar en tu bolsa de mano o colgar en la manija de la puerta de tu cuarto.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Lb artesanias con diseño (@lbartesaniascondiseno) on

¡Ropa!

Hay opciones muy coloridas, para todos los gustos y bolsillos, inspiradas en los diseños tradicionales mexicanos con un toque contemporáneo.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by xcúguidxi (@xcuguidxi) on

Bueno pues, ideas sobran y seguramente tú nos compartirás las tuyas en los comentarios. Lo importante es siempre tratar de apoyar la economía local y valorar el trabajo de los artesanos. Por eso no regatees, por favor, ¡y disfruta de tus compras!