1. Ruta Huasteca

La Huasteca es la región ubicada en el Noreste de Veracruz. Su gran diversidad cultural es fruto de los diferentes grupos étnicos que la habitan: huastecos, nahuas, tenek, totonacas, otomíes y tepehuas.

Tuxpan. Es la puerta de la Huasteca veracruzana (está a solo tres horas de la Ciudad de México por la nueva autopista). Es un puerto con hermosas playas y una gran gastronomía a base de mariscos.

Chicontepec. Es conocido como “el balcón de la Huasteca” por sus vistas panorámicas. Si lo visitas en domingo, vas a ser parte de un día típico de tianguis, donde los huastecos venden y compran los más variados productos.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Cristian Rivera Aznar (@cristianriveraaznar) on

Alamo – Temapache. Municipio citrícola de origen prehispánico, cuenta con uno de los mejores ejemplos de arquitectura religiosa de la Huasteca: la Iglesia de Santiago Apóstol, cuya construcción de piedra data del siglo XVI.

Pánuco. En las llanuras de la Huasteca Alta, es una de las poblaciones más antiguas del Golfo. Según la tradición, por este lugar los antiguos toltecas cruzaron el río y se dirigieron al altiplano. En la época colonial se constituyó como el corazón del comercio de la Huasteca veracruzana.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Jorge Díaz Henry (@jorhenry) on

Puedes visitar también el Castillo de Teayo, en la Huasteca Baja, edificado en el siglo XIX alrededor de una pirámide conocida como “el castillo”. O Tamiahua, con su bellísima laguna y una gran actividad pesquera de camarón, jaiba y ostión, ¡donde además los preparan de tal forma que te sabrán a gloria!

Por último en esta ruta, visita Tempoal. Una de las fechas que más esperan en este municipio es la celebración de la fiesta de Xantolo, del 31 de octubre al 3 de noviembre. En esta mística celebración de muertos la música y la algarabía duran las 24 horas del día.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Amanoarte (@amanoarte_) on

Crédito: @olgafotomx

2. Ruta totonaca

Poza Rica. Debe su nombre a que en el lugar existía abundancia de peces. A partir del siglo XX es reconocida como una notable ciudad petrolera que lucha por no olvidar sus raíces y su cultura, promoviendo el turismo de negocios y realizando festivales. Se encuentra a menos de veinte minutos de la zona arqueológica de El Tajín.

El Tajín. Es la zona arqueológica más importante de todo el estado y ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad. La palabra tajín significa trueno y actualmente se lo conoce en totonaco como kawi’aksahila s’chik taji’n, “la casa de los truenos”.

Cuenta con un área protegida de poco más 1200 hectáreas y en su arquitectura sobresale la utilización de nichos, relieves y pintura mural. La edificación más representativa es la llamada Pirámide de los Nichos, ya que los tableros que componen sus cuatro lados fueron decorados con nichos. El Tajín es la ciudad prehispánica con un mayor número de juegos de pelota (¡21!).

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Anto Camacho Photography (@antocamacho_) on

Tajín es una congregación que pertenece al hermoso pueblo mágico de Papantla, famoso por su comida regional y la producción de vainilla.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by VeracruzTurismo (@veracruz_turismo) on

Tecolutla. Es otra población prehispánica totonaca localizada a la ribera del río Tecolutla. Ideal para disfrutar del sol, la playa, el río y sus manglares, que podrán recorrer a pie o a caballo, observando una gran variedad de flora y fauna con una interesante oferta de turismo rural y una gastronomía deliciosa. ¡Mucho marisco y mucha vida, paisano!

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Lalo Diaz (@lalowh766) on

Barra de Cazones. Zona con relajantes playas como Boquitas, Azul, Sur y Chaparrales, es también un puerto pesquero con un faro donde se pueden observar aves migratorias. Cerca de la playa puedes practicar el buceo ya que se encuentra un arrecife de coral negro. El Farallón es un islote que se encuentra frente a la Barra de Cazones y donde es posible realizar deportes extremos como el rapel. De ahí puedes dirigirte a Quiahuiztlán, una zona arqueológica cuyo nombre es de origen náhuatl y significa “el lugar de la lluvia”, justo en la parte alta de un cerro con una vista maravillosa a la playa de Villarrica. ¿Buscas relajación? También puedes disfrutar de las aguas termales del poblado llamado Tinajitas.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Dany Pedraza (@danierapedraza) on

3. Ruta de la cultura y la aventura

Xalapa. Es capital del estado y sede de la Universidad Veracruzana. Te recomiendo visitar sus museos y recorrerla a pie (el clima promedio de la ciudad es de 23°C). No te vayas sin comer en el Callejón del Diamante.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Xitlali Ort (@xitlaliortrdgz) on

Coatepec. Este pueblo mágico se caracteriza por un profundo arraigo a sus tradiciones. Famoso por sus orquídeas, que puedes disfrutar en el parque o en los diversos orquidearios. No puedes irte sin visitar las haciendas ni aventurarte en caminatas hacia sus cascadas o al Cerro de las Culebras.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Veracruz_photos (@veracruz_photos) on

fCrédito: @pptotravel

Xico. La “joya de Veracruz” está inmersa en el bosque de niebla, con múltiples cascadas y verdes paisajes que permiten realizar senderismo, ciclismo de montaña, rappel, observación de aves o montar a caballo, descubriendo una vegetación con helechos milenarios y caídas de agua como la cascada de Texolo.

View this post on Instagram

 

A post shared by Federico Lozano (@fecolozano) on

¡Los licores de frutas de la región y las cremas de café son una delicia! Su fiesta patronal en el mes de julio está dedicada a María Magdalena y es tradición elaborar tapetes de aserrín con imágenes a lo largo de la calle que lleva al santuario.

Perote. Ubicada cerca de una región boscosa, casi en los límites con el estado de Puebla, cuenta con un clima frío y neblinoso. No dejes de visitar la laguna de Alchichica (que en realidad es un antiguo cráter) y el Parque Nacional Cofre de Perote, catalogado como ecosistema de bosque de pino, encino y oyamel, donde podrás acampar o realizar un día de campo.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Emanuel Romero Aguilar (@mimexicotumexico) on

Jalcomulco. Rodeado de exuberante belleza natural, aquí podrás realizar actividades de aventura y deportivas. Puedes descender el río en rafting, aventarte por los 590 metros de su tirolesa o incluso practicar gotcha.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by MARIANA BALDERAS |CEA Televisa (@marianabal) on

Actopan. Dentro de un entorno tropical y de abundante naturaleza se puede encontrar El Descabezadero, donde el río emerge de una pared de roca natural proveniente de aguas subterráneas.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Emanuel Romero Aguilar. (@patadeperroveracruzano) on

Naolinco. Famoso por la Cantada, su fiesta de Todos los Santos, es un pueblo hermoso de calles empedradas, casas coloniales con balcones llenos de flores y fachadas en tonos pastel. Desde el mirador del balcón de la Muerte podrás apreciar la impresionante topografía del lugar.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Naolinco Pueblo Magico 🇲🇽📌 (@naolincopueblomagico) on

Crédito: @dany.cc27

Más sobre las 7 rutas turísticas de Veracruz en la página 2 >>
<!–nextpage—>