Ya te habíamos contado sobre la importancia vital de las abejas, que fueron designadas como el animal más valioso del mundo, debido a su participación fundamental en el proceso de polinización. Sin embargo, lamentablemente, las abejas se encuentran en peligro de extinción (te recomiendo que veas la película Bee, para tener un panorama más claro de su importancia). Tenemos la obligación de cuidarlas… ¡o habrá graves consecuencias!

En este contexto, y gracias a que hay muchas personas que están al tanto de esta información, la creación de santuarios de girasoles en Oaxaca, además de adornar los campos, está ayudando a salvar a estos insectos voladores. Al ver estos resultados, los productores decidieron ampliar el corredor de plantaciones.

Photo: Soyka | Shutterstock

Los girasoles son una planta domesticada de la familia de las asteráceas (Asteraceae), conocidas por su resistencia. Necesitan poca agua y no demandan ningún tipo de tierra especial para crecer.

Se les conoce también como maíz de teca o acahual. Son flores de tallos muy largos que siguen el paso del sol. Simbolizan el amor y la admiración, también la felicidad, la vitalidad, el positivismo y la energía. En la cultura china, el girasol simboliza una larga vida y buena suerte.

Photo: Neptunestock | Shutterstock

Respecto a su origen, se pensaba que provenían del norte de México y el oeste de Estados Unidos, pero recientes descubrimientos arqueológicos en Tabasco y Morelos dejaron al descubierto que la procedencia del girasol es de Mesoamérica.

En el estado de Oaxaca, lo que inicialmente nació como alternativa de producción agrícola para contrarrestar el cambio climático terminó convirtiéndose en un santuario de girasoles en el que han crecido miles de flores amarillas.

Photo: kurhan | Shutterstock

Estos campos, naturalmente, están siendo visitados por miles de abejas que disfrutan de su polen, el cual ha resultado mucho más nutritivo que el de otras flores.

Ahora hay campos de girasoles en todos estos sitios:

  • San Jerónimo Tlacochahuaya
  • San Pablo Guelatao (Sierra Norte)
  • San Juan del Estado
  • Santiago Suchilquitongo
  • Santo Domingo Barrio Bajo
  • Magdaleno Apazco, Etla

 

View this post on Instagram

 

A post shared by los girasoles (@miel_girasoles) on

Los santuarios de girasoles en Oaxaca están abiertos al público y en ellos puedes encontrar cinco especies diferentes de girasoles: 354, Full Zoom, Daytona, Hornet y Confitero.

Photo: aue032 | Shutterstock

Si los visitas, los agricultores te acompañarán en un recorrido para explicar la importancia de los girasoles para el ciclo de la vida natural. Además, promueven la apicultura con la finalidad de enaltecer las propiedades de la miel oaxaqueña, la cual se ha visto afectada por la comercialización de productos similares provenientes de Asia.

Para contrarrestar esta situación, los campesinos están integrándose a un nuevo mercado a través de productos hechos a base de miel, como caramelos, cremas, jabones y shampoos. Cuando visites lugares así, intenta realizar una compra para ayudar a la derrama económica local, aunque también puedes hacer compra de flores que es uno de los objetivos del campo.

De acuerdo a un estudio de fertilidad de suelos, siete de cada diez suelos ya no son aptos para la agricultura, debido a problemas de degradación, erosión y deforestación.

Photo: Natalya Erofeeva | Shutterstock

En conclusión, la siembra de miles de girasoles nació como alternativa para combatir el cambio climático. Por la poca fertilidad de los suelos, estos -al crecer-, se volvieron fuente de vida y alimento para las abejas que ahora, además, están produciendo miel. Esta miel y estas flores están ayudando a la derrama económica local. Qué maravilla, ¿no?

Si te interesa conocer alguno de los santuarios de girasoles en Oaxaca, tienes tiempo hasta marzo, que es cuando termina la etapa de floración. Cuando esta acaba, los residuos naturales se usan como alimento para ganado y abono para los demás cultivos como limones, piña, maíz nativo y palmeras de coco. 

Photo: gammarART | Shutterstock