2017 casi llega a su fin y, como siempre, nosotros seguimos soñando. Revisando el artículo similar del año pasado, vemos que algunos viajecitos hemos hecho, mientras que otros quedaron para más adelante. Lo que sí es seguro es que los cuatro hemos cumplido sorpresivamente un sueño que teníamos pendiente: el de encontrarnos todos juntos en persona, ya que hace años que trabajamos en línea y, si bien nos conocíamos de a dos, nunca habíamos tenido un encuentro de todo el grupo. Deseamos que este 2018 los encuentre cumpliendo sueños… algunos planeados ¡y otros que sean regalos inesperados de la vida! ¡Felicidades!

Aquí con Alice, quien ya no forma parte del equipo de Matador Network en español, pero que es una gran amiga. Crédito: Lau B

Laura

Es argentina, pero daría lo que fuera por ser mexicana; actualmente en EE.UU (y en la foto estaba en Trevélez, el pueblo más alto de la Alpujarra granadina).

1. Seguir conociendo la Ciudad de México y probando sus delicias…

Si es posible, en compañía de mi amigo, colega y excelente fotógrafo Rulo Luna (que tomará la palabra más adelante… ¿¡se imaginan si su sueño coincide con el mío!?).

No es ningún secreto que estoy perdidamente enamorada de esta ciudad… Esta vez quiero recorrer esas joyitas que los locales aman, pero sobre los que los extranjeros no tenemos ni idea. La Magdalena Contreras, Milpa Alta, el embarcadero de Tláhuac, las haciendas antiguas de Tlalnepantla y Gustavo A. Madero, la Sierra de Guadalupe, los pueblos de Tlalpan, Chimalistac, Petlacalco con sus arenales y, sobre todo, Tepito. ¿Tienen más sugerencias?

En mi lista de cosas para hacer está el probar algo que me sonaba rarísimo, pero que nuestros queridos lectores ya me han convencido de darle una oportunidad: ¡la torta de tamal! ¿Tendré esta misma cara que esa noche épica en la que, después de todo un día de viaje y sin comer, ordené siete tacos al pastor con todo?

Photo: Lau B

Crédito: Lau B

2. Volver a Israel y caminar el Sendero de Jesús.

Es un sendero para hacer a pie, que va desde Nazareth hasta Jerusalén y recorre los bellísimos paisajes del camino del Jesús bíblico. Puedes acampar o dormir en hostales y lo mejor son los snacks que van a ayudarte a mantener tu energía: aceitunas de todo tipo, hummus, pan pita…

Crédito: Lau B

¡Y toneladas de baklava y café árabe!

Crédito: Lau B

3. Pasar una temporada en la ciudad de Oaxaca (México) con mis hijos.

En 2013 estuvimos solo unas semanas… Ahora quiero ir por más tiempo. Esta ciudad nos cautivó con su magia, con su riqueza cultural y por su comida, claro. Aquí pueden leer un poquito sobre nuestra experiencia. Un pilón para este sueño sería el poder estar en Oaxaca para el Día de Muertos ¡Ya les contaré cómo nos va esta vez!

Crédito: Lau B

Deb

Es argentina y actualmente vive en su país.

4. Pasar un tiempo en Brasil aprendiendo a hablar portugués…

Y mientras tanto, tomo clases de Forró:

5. ¡Finalmente conocer Ciudad de México!

Pasar un mes, dos, tres, lo que me lleve adaptarme al picante 😉

6. Perseguir cielos nocturnos como este:

¿Será en México o en Colombia? ¿En Chile, en la Patagonia o en Estados Unidos? Quizás en medio de algún desierto en otro continente… Aún no lo sé, solo sé que quiero más bosques y más estrellas para mí en 2018.

7. Alimentarme de ilusión en Colombia.

La innovación social de Medellín, el carnaval de Barranquilla, el eje cafetero y su mística, el festival internacional de teatro de Manizales…

A post shared by EL HERALDO (@elheraldoco) on

Nombro algunos destinos y experiencias, pero lo cierto es que he escuchado tantos elogios de Colombia que no me alcanzaría un año entero para recorrer este país. Por algún lado hay que empezar… ¿cuál me recomiendan como primer destino?

Rulo

Es mexicano, chilango de hueso colorado y ahora está en la CDMX.

8. Recorrer las Barrancas del Cobre.

No puede ser que aún no conozca uno de los atractivos naturales más importantes de mi país. Este año tocará visitar Chihuahua para admirar dos de las cascadas más altas de México (Basaseachi y Piedra Volada), viajar en el Chepe y conocer más a fondo el territorio y la cultura rarámuri.

9. ¿Será el año de Turquía?

Parezco disco rayado con mis planes para visitar Turquía, pero por una u otra razón siempre lo postergo para “el próximo año”. Visitar el Gran Bazar y el Hagia Sophia en Estambul, ver el amanecer lleno de globos aerostáticos de Capadocia y remojarme un rato en las aguas termales de Pamukkale, son sólo algunas de las cosas que están en mi lista. El 2018 promete viajes y este está en el primer lugar de la lista.

A post shared by SATOSHI (@satoshi_travel) on

10. Irme de tour fotográfico a algún país muy lejano.

Me gustaría regresar a algunos países en los que ya he estado, pero con el propósito de retratarlos a conciencia. India, Japón y Nueva Zelanda son grandes candidatos, aunque también me llaman la atención destinos nuevos como Islandia, las Islas Faroe y Escandinavia. ¿Me iré por lo nuevo o por lo conocido? ¿Se podrán las dos cosas?

11. Seguir explorando México.

Mientras más viajo por mi país, más me dan ganas de seguirlo recorriendo. Este año será de conocer nuevos rincones de México. ¿Alguna sugerencia?

Ana

Ana es gallega y actualmente vive en Vigo.

12. Recorrer Galicia en coche.

A post shared by Sonia Iglesias (@soigsa) on

Mi plan principal para 2018 es en principio poco ambicioso, pero no por ello peor. Quiero aprovechar que por primera vez en mi vida adulta tendré coche (¡dentro de unas horas!) para lanzarme a la exploración y a poner a prueba mi arte conductora (claro que soy de Borreiros, Gondomar, y vivo en Vigo, ni las corredoiras ni los conductores agresivos me asustan). Me apetece disfrutar de la Ribeira Sacra asomándome al Sil y al Miño, visitando monasterios y ermitas y, sí, también probando su vino (siempre con moderación y esperando a que desaparezca de mi organismo antes de volver a conducir, que yo soy muy responsable).

A post shared by Roseta (@rosetalegria) on

Quiero ir a ver todos los edificios modernistas de Ferrol…

A post shared by Cris (@missbrecht10) on

…visitar el Parque del Pasatiempo en Betanzos…

… ir de pazo en pazo (uno será el de Oca) y tiro porque me toca…

A post shared by @marpleblanco on

…y, cuando me sienta preparada, cruzar la frontera y ver si lo de los conductores portugueses es verdad o no.

13. Respirar algo de aire nórdico.

A post shared by Akhyar Sadad (@akhyarsadad) on

Uno de mis sueños del año pasado era ir a Copenhague, pero no lo cumplí. Este año se suma Estocolmo como destino posible. No sé si el presupuesto dará para ambos (aunque una vez allí, no tomar el ferry es tontería), lo que sí sé es que hace mucho que no voy por el norte y a mí ese aire siempre me ha dado un poco la vida. Pero de momento en verano. Las aventuras invernales las reservo para el sur.

14. ¿Será el año que pise Andalucía?

Habrá quien lo meta en el saco de lo poco ambicioso, pero no es así: he conseguido pasar 33 años sin visitar el sur de mi propio país, así que esto es como una especie de cambio de tendencia vital. Dejar de mirar siempre al norte, ver qué hay más allá de Despeñaperros. No sé, la gente habla de unas tales Granada, Sevilla o Córdoba que según parece no están nada mal…

15. No me perderé ese encuentro de Matador en español en Ciudad de México que parece que se está gestando…

¡Me moriría de envidia si no voy! Crédito: Lau B [/caption]