Famoso por su playas, el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, en Almería, ofrece mucho más que sol y arena. En este entorno natural también hay historia, cultura y, sobre todo, mucha vida. Si no lo sabías, entonces has de poner atención a lo que aquí te describo sobre este paraje que fascina tanto a visitantes como a lugareños.

1. Es marítimo y terrestre


Esto quiere decir que su denominación completa es la de Parque Natural Marítimo-Terrestre de Cabo de Gata-Níjar porque no sólo se encuentra protegido el espacio terrestre, sino que también cuenta con reservas marinas protegidas. Además, fue el primer espacio marítimo-terrestre protegido en Andalucía —el 23 de diciembre de 1987, fecha de la declaración— y fue también reconocido por la Unesco como Reserva de la Biosfera y Geoparque Mundial.

2. Ocupa una superficie de 37.500 hectáreas terrestres y…


…12.012 hectáreas marinas, formadas por una franja de una milla de anchura que se extiende a lo largo de 63 kilómetros de costa desde la playa de las Salinicas en Carboneras hasta la Rambla de Aguas en Retamar, formando el mayor espacio marino protegido del litoral mediterráneo europeo. Está dentro de los términos municipales de Almería, Níjar y Carboneras y está conformado por la sierra de Cabrera al norte, por los volcanes y arrecifes de la sierra del Cabo de Gata y en parte por la llanura del golfo de Almería.

3. Si hablamos del clima…


…de este parque natural has de saber que es uno de los entornos más áridos de la península ibérica, con temperaturas medias que oscilan entre los 18 y los 20 grados centrígrados. Sus veranos son muy cálidos y sus inviernos suaves. Y, si hablamos de precipitaciones, aquí son más bien escasas, con registros mínimos de 183 mm al año en la punta del cabo de Gata (en el faro) y de 271 mm en la punta de Mesa Roldán. Además aquí los vientos tienen un importante papel protagonista, con una media anual de 307 días de viento al año, predominando los de levante y los de poniente.

4. Su mayor atractivo es su paisaje volcánico


Está considerado el mejor y mayor ejemplo de macizo de origen volcánico de toda Europa. Escarpados acantilados, coladas y lenguas de lava, domos y playas fósiles con vistosos colores negros, rojos y ocres conforman y le dan una singular belleza a este paisaje litoral. Distinguido también por su aguas cristalinas, cuya transparencia y pureza se deben a las corrientes existentes que se dan sobre todo en las zonas de los acantilados.

5. Hace millones de años…


En el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar se distinguen especialmente tres fases geomorfológicas: la de sierra Cabrera, cuando el mar cubría hasta las laderas de la sierra de los Filabres y dejó grandes sedimentos en su fondo marino dando lugar a rocas de distinta naturaleza que hoy podemos encontrar en este entorno como esquistos, cuarcitas o calcitas; posteriormente, durante el periodo del Mioceno, la actividad de las placas tectónicas dio lugar a las erupciones de magma cuyos ejemplos son los que hoy vemos en toda la sierra del Cabo de Gata; y, finalmente, el retroceso del mar también supuso los sedimentos fosilizados y las playas antiguas que podemos encontrar en el litoral del golfo de Almería. A todo esto le sumamos la actividad eólica a lo largo que ha ido dejando distintos ejemplos de dunas que podemos ver en algunas zonas del paisaje costero.

6. Palmito y cornical entre las 1.000 especies de flora…


…se pueden observar en las laderas volcánicas más abruptas. Esparto, romero y azufaifos en las llanuras. Y margaritas de mar, sobre todo en primavera, en los acantilados marinos. Hay también numerosas especies endémicas y amenazadas de extinción, además de otras pertenecientes al norte de África y que se llaman «endemismos iberoafricanos» por habitar a ambas orillas del mar Mediterráneo. A ellas se suman las especies incorporadas por el hombre como la pita, el henequén y la chumbera en la zona de Las Amoladeras y en la Solana de Majada Redonda, por ejemplo, de las que se obtenían cuerdas y tejidos, e higos chumbos.

7. La Posidonia oceánica es la reina del mar y el mero es el rey del roquedo


Los bosques sumergidos de esta planta, conocidos también como praderas de Posidonia, son esenciales dentro de los ecosistemas submarinos del mar Mediterráneo, en donde convive una gran variedad de fauna acuática como especies de cangrejos, pulpos y de muchas especies de peces. Estos hábitats están considerados de protección prioritaria por la Unión Europea por la riqueza faunística que poseen. Otros hábitats que destacan en este parque natural son los fondos rocosos en donde el mero, en este caso, es conocido como el rey del roquedo.

8. También en el medio marino hay delfines, calderones y varias especies de tortugas


Entre otros animales, que acampan a sus anchas. En ocasiones no es difícil encontrarse con familias de estos ejemplares, sobre todo si navegamos unas pocas millas mar adentro.

9. Y tampoco hay que olvidar a la avifauna


Existen espacios dentro del propio parque natural donde habitan distintas poblaciones de aves. En las salinas de Cabo de Gata, por ejemplo, podemos observar a lo largo del año hasta más de 80 especies de aves, ya que es también un lugar de paso migratorio. Las más llamativas son las poblaciones de flamencos rosados, pero aquí también podemos encontrar diferentes especies de ánades y gaviotas. Otros lugares donde podemos observar otras especies son la albufera de Rambla Morales, conocida como El Charco, o en las llanuras esteparias en la zona de Las Amoladeras.

10. La cultura y el patrimonio también tienen cabida


Hay testimonios de cómo el hombre se ha ido adaptando a este paisaje y viceversa. Algunos ejemplos los tenemos en multitud de molinos, aljibes y norias que podemos encontrar distribuidos por todo el parque y que en la antigüedad eran utilizados para aprovechar el agua y el viento. Pero si vamos más atrás en el tiempo, los fenicios y los romanos ya eran sabedores de la riqueza de la zona, como prueban los restos arqueológicos de salazones romanas que podemos ver en la playa de Torregarcía o en las salinas de Cabo de Gata y que hoy día continúan con su actividad industrial de extracción de sal. Más ejemplos de la mano del hombre son los restos de las torres de vigía que hay a lo largo de toda la costa o las distintas fortalezas que la protegían de los piratas berberiscos durante el Reino de Granada, como el castillo de los Escullos, la batería de San Ramón en Rodalquilar o el castillo de San Pedro en Las Negras, entre otros. Muchos de estos vestigios están reconocidos como Bien de Interés Cultural (BIC).

>11. También había oro


La actividad minera en el valle de Rodalquilar, en pleno corazón del parque natural, fue de lo más notoria y dejó un importante legado histórico. La minería comenzó en la Edad Media con la extracción del alumbre, un mineral que era utilizado para la fijación de los colores en los tejidos. Posteriormente, aquí se extraería plomo. Pero lo más reciente y por lo que es más famosa esta actividad es por la fiebre del oro que surgió en la década de los 80 del siglo XIX, cuando se descubrieron filones de oro en toda esta zona, y que duró hasta la década de los 60 del pasado siglo XX. Una vez explotadas las minas, en la década de 1940, pasarían a ser nacionalizadas y posteriormente cerradas dejando abiertas al público los vestigios de toda la explotación.

12. El Cortijo del fraile y otros escenarios de películas


También el Parque Natural de Cabo de Gata ha sido y es escenario de películas, anuncios y videoclips musicales, como por ejemplo algunos de David Bisbal grabados en la playa de Mónsul y en otros iconos del parque. Pero antes de que llegara el Ave María de Bisbal al litoral, el entorno de Cabo de Gata ya había sido plató de cine y había inspirado teatro. Un ejemplo son Las bodas de sangre de Federico García Lorca, inspiradas en la tragedia de amor acontecida en el Cortijo del Fraile el verano de 1928.

13. ¿Por qué es tan rico y variado el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar?


Este entorno a lo largo de los años se ha conservado de manera excepcional por la falta de comunicaciones que dificultaban en ocasiones hasta la supervivencia. En los últimos años, se han mejorado las infraestructuras para facilitar tanto a visitantes como a autóctonos visitar y conocer el lugar, ofreciendo actividades turísticas como el buceo, el cicloturismo, rutas marítimas y terrestres, así como otro tipo de actividades lúdicas y deportivas. Por esta razón, el parque natural se enfrenta también a problemas de masificación, sobre todo en la temporada estival. Si vienes a visitarlo, ten en cuenta que estás en un espacio protegido.

14. Algunos puntos de interés para conocer el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar son…


El Centro de Visitantes de las Amoladeras, el Jardín Botánico del Albardinar, el observatorio de Las Salinas de Cabo de Gata y los miradores de La Isleta del Moro, Las Amatistas, Las Sirenas, y Los Muertos entre otros.