Una de las peculiaridades del relieve en la provincia de Almería es la gran diversidad de elementos orográficos de interesante relevancia que nos podemos encontrar. No podemos enumerarlos todos, pero sí algunos de ellos que quizá ni imaginabas en esta provincia. Estos son 13 volcanes (todos inactivos) que no sabías que existieran en Almería. Están repartidos en varias áreas que van desde la sierra de Cabo de Gata hasta las inmediaciones de Vera por la costa, al norte de la provincia por la denominada área volcánica de Cóbdar y por la comarca de Cuevas de Almanzora; y por mar por la provincia volcánica del Alborán, formando el conjunto volcánico más complejo de la península ibérica.

1. Cerro Gallardo

El cerro Gallardo es un cono volcánico ubicado en el municipio de Carboneras. Tiene una altura de 420 metros sobre el nivel del mar y unos 7,5 millones de años. Y aunque su estado actual es extinto, su caldera volcánica, de un kilómetro aproximado de diámetro, se puede apreciar fácilmente.

2. Cerro de Los Lobos

Este es un cono volcánico con el cráter desaparecido por hallarse bastante deteriorado y derrumbado. Se ubica en el valle de Rodalquilar en pleno corazón del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar. Este cerro, como algunos otros del parque, fue utilizado durante el siglo pasado como cantera para la extracción de diferentes minerales y rocas como por ejemplo la andesita (roca ígnea volcánica) que se utilizaron en diferentes usos y construcciones como la del puerto de Almería por ejemplo.

3. Conjunto volcánico de Mónsul-Barronal-Morrón de los Genoveses


Se trata de un grupo de formaciones volcánicas, ubicadas también en el Parque Natural de Cabo de Gata, compuesto por pequeños conos volcánicos erosionados a orillas del mar y de forma irregular. Se distinguen principalmente el Morrón de los Genoveses, el cerro Barronal y los restos de las erupciones volcánicas que podemos observar en la ensenada de Mónsul. Las playas de este conjunto, muy populares, tienen una belleza particular por todos estos elementos volcánicos que las diferencian del resto de playas de la provincia.

4. Caldera El Plomo


Se trata de una pequeña caldera volcánica a 246 metros sobre el nivel del mar de la que sólo quedan algunos restos que pueden apreciarse fácilmente desde la playa del mismo nombre. Se sitúa al sur de la Rambla del Plomo, entre las poblaciones de Aguamarga y Las Negras, también dentro del parque natural.

5. Provincia volcánica de Alborán


Se trata de la región del mar de Alborán, donde tuvo lugar la mayor actividad volcánica de las costas de Almería, Murcia y norte de África. En este mar se sitúa una gran caldera volcánica submarina que fue la que dio origen a la mayor parte de los conos, calderas y domos volcánicos que hoy encontramos y que podemos ver en el litoral de estas costas. Sobre esta caldera de unos 7 millones de años de antigüedad, se sitúa la isla de Alborán, con una altura de unos 15 metros aproximadamente, como único elemento visible del lugar donde nació toda esta agitación.

6. Chimeneas del arrecife de Las Sirenas


Estas chimeneas volcánicas es otra muestra más del paisaje volcánico del Parque Natural de Cabo de Gata. Se encuentran a los pies del faro del mismo nombre, en donde se sitúan también los acantilados de origen volcánico más representativos de la península por su geomorfología. Desde estas chimeneas brotaban la lava y el magma del interior de la Tierra. Se alzan sobre la superficie del mar y actualmente estos restos dan cobijo a muchas especies de flora y fauna marina.

7. Cerro Negro


También en el parque natural, entre la población de Las Negras y antes de llegar a la popular cala de San Pedro, se sitúa este cerro que en sus orígenes fue un domo volcánico. En su forma se pueden ver perfectamente los restos de la actividad volcánica hoy día erosionada, así como los pronunciados acantilados formados por la misma. Este cerro se encuentra dentro del área volcánica de Las Negras, en donde además podemos ver algunos otros conos más, algún que otro cráter y alguna que otra caldera erosionada. La altura máxima de estos elementos volcánicos no supera los 260 metros.

8. Morrón de Mateo


Cono volcánico a 193 metros y con una extensión de 4,94 hectáreas. Se ubica también en el parque natural y en la actualidad sólo se conserva la mitad de su cráter. Este cerro se encuentra dentro del Inventario Andaluz de Georrecursos por ser uno de los mayores yacimientos de bentonita, un tipo de arcilla de grano muy fino utilizada en cerámica y para otros usos.

9. Área volcánica de Cóbdar

Extendiéndose por los municipios de Cóbdar, Líjar, Chercos, Macael (una de las comarcas de yacimientos de mármol de las más importantes de Europa y del mundo) y Albánchez se sitúa esta área volcánica de gran relevancia en la provincia y península. En este entorno podemos ver diferentes conos, estratovolcanes y numerosas calderas volcánicas, todos ellos erosionados en gran medida por el paso del tiempo. Las rocas dominantes, las cuales también han sido explotadas y extraídas en parte para diferentes usos, son el grabo, la dolerita o granito negro, el mármol y el xenolito.

10. Cabezo María


En el municipio de Antas se encuentra el Cabezo María, un cono volcánico, sin cráter, ubicado a 225 metros sobre el nivel del mar. La zona donde se sitúa se conoce como la cuenca de Vera, entre las sierra de Almagro y la sierra Cabrera, y es otra área volcánica donde además del Cabezo María podemos ver otros volcanes como el de Los Pelaos o la loma Jordana.

11. Cerro del Hoyazo, volcán de la Granatilla u Hoyazo de Níjar


Uno de los volcanes más interesantes y más conocidos de la provincia de Almería. Este cerro, a 230 metros, está formado por varios domos volcánicos y un principal estratovolcán. Se ubica en la sierra Alhamilla, dentro de la comarca de Níjar. Su fama viene, además de su fácil apreciación, por contar con uno de los minerales, entre otros, que encontramos en abundancia entre sus laderas y sobre todo en su cima y que también encontramos en la sierra de Cabo de Gata: los granates. Los granates se han utilizado desde la Edad del Bronce como piedra preciosa por la transparencia de sus cristales, aunque también los hay opacos. Usados como gemas los hay de muchos colores: rojo, naranja, amarillo, verde, púrpura, marrón, negro y rosado. Los que podemos ver en el volcán de la Granatilla son de color granate y rojos. Este fue uno de los volcanes más importantes de la provincia ya que los restos de sus colocadas de lava se extienden por gran parte del desierto de Tabernas y hasta los Baños de Sierra Alhamilla.

12. Caldera de Majada Redonda


Otro de los volcanes más conocidos de Almería y el más representativo del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar. Se trata de una caldera volcánica de fácil apreciación y caracterizada, además de por su aspecto totalmente volcánico, por sus laderas en las que abundan palmitos, esparto y pitas, flora propia e iconos del parque natural. Este también es uno de los elementos volcánicos situados a más altitud, a 489 metros sobre el nivel del mar, ya que si nos fijamos la mayoría tienen poca elevación debido a que su actividad tuvo lugar bajo el mar.

13. Otros elementos volcánicos


También están el cerro de Coscojar y la Cañada Honda, de solo 35 metros de altitud, en Vera; el Cabezo Montoro, cono volcánico a 171 metros, al norte de la provincia en Cuevas de Almanzora; la Loma Redonda, a 236 metros en Carboneras; el cerro Jayón, formado por dos domos volcánicos, ubicado en Fernán Pérez, el cerro de Las Yeguas, otro cono en el municipio de Níjar, y el cerro del Fraile, con sus dos prominentes domos que lo caracterizan y que son conocidos como Los Frailes, en el Parque Natural de Cabo de Gata, a orillas del mar entre los municipios de San José y la Isleta del Moro.