Crédito: Alex Torres

1. ¡Utilizan un montón de gel!

Pero no sólo eso, también invierten el tiempo que sea necesario para lograr el peinado perfecto.

 

2. Tienen mamitis.

Es perfectamente normal que un mexicano de 25 años (o de 50 y algo) aún le pida a su mamá que le prepare sus quesadillas.

 

3. ¡Cuándo ‘el Tri’ está jugando, no hay nada más importante!

No interrumpas a un mexicano que está viendo jugar a su selección de fútbol. Si lo haces, sabrás lo que es un mexicano ‘enchilado’. ¡Estás advertida!

 

4. Son los consumidores número uno del mundo en desodorantes y lociones.

¡Es broma!. Pero ya en serio, los mexicanos realmente se preocupan por no tener mal olor corporal.

 

5. Entre más picante coma, más macho es.

Los mexicanos, especialmente los hombres, empiezan a comer picante desde muy jóvenes, lo que prácticamente se vuelve una competencia cuando son adultos. Ya lo sabes: «si no pica, no sabe”.

 

6. Los hombres son los que manejan.

Es raro ver en una pareja que la mujer es quien va tras el volante. Esto se debe a dos razones: los mexicanos no confían en las conductoras y, si dejan que ellas sean la que manejan, se sienten menos machos.

 

7. Son los más caballerosos.

No te sorprendas si ves a un mexicano abriéndole la puerta a una mujer, cargando su bolso, cediéndole su asiento en el bus o, incluso, ofreciéndole su abrigo sin importar el frío que haga.

 

8. Decir groserías puede ser una forma de expresar cariño.

Si un mexicano está diciendo groserías delante de, o incluso a ti, es una buena señal –dependiendo el tono con que las dice, por supuesto–. Ejemplos:

*Conversación con un desconocido:

A: ¡Escuché en la tele que los tacos al pastor no engordan!

B: ¿Usted cree?

*Conversación con un amigo:

A: ¡Escuché en la tele que los tacos al pastor no engordan!

B: ¡No mames!

 

9. Aman festejar de manera comunitaria.

En algunos países, cuando vas al antro compras tus propias bebidas, pero en México ¡compras una botella con tus amigos!. Es que los mexicanos son los mejores amigos.

 

10. Cuidan mucho a las mujeres, especialmente a sus familiares y amigas.

A los mexicanos no les gusta que sus novias tomen solas el transporte público o que caminen por la calle sin compañía. Incluso cuando las parejas caminan juntas, el hombre siempre va del lado que pasan los carros con el fin de proteger a la mujer.

 

11. Son muy románticos y demostrativos.

Los mexicanos enamoran a sus novias pagando la cuenta, dándoles regalos, y con muestras de cariños constantes. ¡Y cómo nos hacen suspirar!