1. Borra el paracaidismo de tu lista

 

View this post on Instagram

 

A post shared by ZonaLibreXp®️ (@zonalibrexp) on

Foto: @zonalibrexp
 

Empecemos con lo más obvio y extremo tan sólo para sacarlo de nuestro sistema. Cualquier fanático de la adrenalina ha considerado al salto en paracaídas como una de las cosas que hay que hacer antes de morir. Por suerte, Jalisco ofrece unos sitios increíbles para realizar esta actividad. Chapala suele ser el lugar por excelencia para realizar saltos de más de tres mil metros de altura. Ponte en contacto con Paracaidismo Guadalajara y prepárate para contemplar la laguna desde un ángulo completamente diferente.

 

2. Disfruta del paisaje agavero desde el aire

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Jalisco En globo (@jaliscoenglobo) on

Foto: @jaliscoenglobo
 

Esta inolvidable aventura conjunta dos de mis cosas favoritas: los globos aerostáticos y el tequila. Como si subirte a un globo gigante no fuese suficiente, Jalisco en Globo lleva la experiencia al siguiente nivel al incluir la vista de un paisaje que ha sido declarada como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Lo mejor es tomar el paseo que inicia a las seis de la mañana, para poder ver el amanecer desde el aire. Y aunque en casi todo el mundo se brinda con vino espumoso al terminar un viaje, en Jalisco se concluye la aventura con un tequila derecho. ¡Salud!

 

3. Enciende la llama del amor con un vuelo en parapente para parejas

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Paragliding Love (@paraglidinglove) on

Foto: @paraglidinglove
 

Olvídate de las idas al cine y de las cenas con velas, si lo que en verdad quieres es ganarte su corazón, no hay nada como un romántico vuelo en parapente para dos personas. Arrojarte al vacío es una experiencia muy poderosa y hacerlo en compañía de tu pareja es una gran forma de demostrarle cuánto te importa. Este es el plan perfecto si tanto tú como ése alguien especial están buscando cómo volver más interesante su relación. Hay varios lugares donde puedes practicar esta actividad, pero Tapalpa es quizás el sitio más popular, así que renten una cabaña y prepárense para redefinir el término romance.

 

4. Sumérgete en las aguas jaliscienses

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Danny Reséndiz (@danny.resendiz) on

Foto: @danny.resendiz
 

México es un destino sumamente popular para todos aquellos a los que les gusta practicar buceo, pero la costa del Pacífico en Jalisco se distinguen de las de otros estados por sus arrecifes repletos de peces multicolores y sus cristalinas aguas que ofrecen inmersiones para todos los niveles de experiencia. Sumérgete en alguna de las playas de la Costa Alegre o de la Bahía de Banderas y siéntete como todo un Aquaman tapatío por un día.

 

5. Date una cabalgata por Mazamitla

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Justene Alpert (@justenealpert) on

Foto: @justenealpert
 

Quizás no sea lo más extremo de la lista, pero los de corazones menos temerarios también merecen un poco de diversión. Hay que decir que intentar subirte al caballo puede ser una aventura por sí sola, así que si le agregas el paisaje boscoso de Mazamitla, su clima lluvioso y los caminos empinados, la experiencia puede resultar bastante interesante. Pero les advierto: aunque estén arriba del animal, seguro terminarán con lodo rojo hasta las rodillas (aún no he resuelto el misterio del por qué) y no hay muchos remedios que curen los dolores traseros después de una hora en la silla de montar, pero la aventura (y las fotos de Instagram) lo valen.

 

6. Brinca de los acantilados tapatíos

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Guias Descender Cañonismo (@descender1) on

Foto: @descender1
 

Si no puedes decidirte entre hacer hiking, nadar o escalar, ¿por qué no pruebas una aventura extrema que incluya un poco de todo? El cañonismo es una actividad que va a hacer correr tu adrenalina, ya que si no estás abriéndote paso entre una serie de barrancos, estás saltando de acantilados hacia el mar. Pero no te preocupes, no hay deseos suicidas involucrados, todo está controlado por un instructor y vas bien protegido por un caso, un chaleco salvavidas y otras piezas de equipo de seguridad. Huaxtla es uno de los sitios más populares para darle un shock a tu sistema nervioso, pero también puedes aventurarte en la Sierra de Quila o en Plan de Barrancas. Cualquiera que sea tu opción, ponte en contacto con Descender Cañonismo y comienza con la aventura.

 

7. Aviéntate de una GRAN tirolesa

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Dafne Vega (@dafnevb93) on

Foto: @dafnevb93

Un viaje en tirolesa es lo más cercano que vas a estar de convertirte en Superman. Jalisco es uno de los mejores lugares para perderle el miedo a las alturas, ya que su variedad de paisajes permite experiencias de tirolesa únicas. Entre toda la variedad de opciones, destaca la tirolesa de San Miguel de la Sierra. Con 300 metros de altura, se trata de una de las tirolesas más altas del país. ¿Te atreves a cruzar parte de la Sierra Madre Occidental colgado tan sólo de un cable? Se vale gritar.