Crédito de la imagen: Giorgio Montersino. Foto principal: procsilas

Viajar es una prueba para cualquier relación.

INCLUSO DURANTE UN VIAJE de un mes, pareciera ser que las personas que conoces de toda la vida desarrollan nuevas personalidades. Aquí están las nueve preguntas que deberías hacerte (y responder) antes de viajar con un amig@.

1. ¿Cuál es el objetivo?

¿Estás viajando para conocer personas mientras que tu amigo está más interesado en museos y arquitectura? ¿Esperas poder relajarte y descansar, mientras que tu amigo está ansioso por salir a hacer caminatas en las afueras de la ciudad? Descubre con qué objetivo viaja tu compañero o compañera de ruta y qué es lo que espera experimentar.

2. ¿Cuánto dinero estás dispuesto a gastar?

Esta es una pregunta obvio pero crucial. Asegúrate de que tu compañero o compañera de viaje tenga un presupuesto similar en mente. Si uno de ustedes está buscando comida callejera y el otro espera tomar Dom Pérignon en el bar de un hotel de lujo, los problemas aparecerán enseguida.

3. ¿Cómo son al salir de las zonas de confort?

Todo el mundo tiene reacciones diferentes cuando se los sorprende, cuando están en una nueva situación, sin tener el control de lo que pasa. ¿Cómo se comportará tu amigo o amiga? ¿Se cerrará por completo? ¿Se pondrá a la defensiva? ¿Se mostrará abierto a lo nuevo y disfrutará de esa experiencia diferente? ¿Has visto a tu futuro compañero de viaje en una situación incómoda en el pasado? ¿Cómo se comportó entonces?

Imagen: drown

4. ¿Cómo te manejas con el tiempo y los horarios?

En tu caso, cuando dices “nos encontramos a las 8:00 am”, ¿quiere decir ocho en punto o más bien 8:30? ¿Qué hay de tu amigo? ¿Sus relojes están sincronizados?
En casa, esas diferencias pueden ser un detalle, pero cuando estás viajando quizás no quieras estar esperando solo en la cola para la Torre Eiffel, sin saber cuándo llegará tu compañero de ruta. Incluso cuando el objetivo explícito es llegar temprano para aprovechar que no hay gente o aprovechar el día al máximo, ¿tu amigo te dejará pagando?

5. Tu amigo o amiga, ¿puede disfrutar del momento?

¿Podrá tu amigo olvidarse por un rato de lo que sucede en casa y concentrarse en lo que tiene delante de los ojos en tierra foránea? Algunas personas son incapaces de hacer esto, y podría suceder que terminen en Belice conversando sobre una operación complicada en la bolsa de Nueva York. Algo sí puede robarle el espíritu al viaje…

6. Tu amigo o amiga, ¿tiene la capacidad de volverte loco?

¿Hace ruido al comer? ¿Habla con la boca llena de empanadas, casi escupiendo la comida? En definitiva, ¿hay cosas que ya desde ahora te molestan sobre tu futuro compañero o compañera de viaje? Si es así, esa molestia se intensificará al estar en la ruta. Prepárate.

7. ¿Cuán paciente eres?

Algunas personas tienen paciencia, otras no. Cuando estén esperando por una comida que se demora 45 minutos en llegar, ¿tu amigo estará molesto? ¿Y qué hay de ti? Un tren lleva 10 minutos de retraso. ¿Se están quejando juntos, o sólo uno de los dos está irritado por el retraso?

8. ¿Serás flexible?

Digamos que el viaje dura un mes y que tienen un itinerario armado. Pero sucede que durante la segunda semana descubren una playa alucinante y están tentados de quedarse más tiempo. ¿Estarán de acuerdo en modificar el plan de viaje y pasar unos días extra en ese lugar? ¿O van a preferir seguir el plan pre-acordado? ¿Acaso uno querrá aprovechar la oportunidad de ese lugar maravilloso mientras que el otro no puede salirse de lo planeado?

9. ¿Serás co-dependiente, independiente, o una mezcla?

Cuando se imaginan lo que harán, ¿planean pasar la mayor cantidad de tiempo viajando juntos? Si uno quiere ir a ver una galería de arte y el otro prefiere ir a la playa, ¿estarán de acuerdo en pasar un rato por separado? A algunas personas no les gusta quedarse solas en tierras extrañas. Otras, por su parte, extrañan explorar lugares de manera solitaria, para luego disfrutar del reencuentro con el compañero o compañera de viaje o conversar de lo que han hecho durante el día.

Para seguir leyendo…

Decidir sobre planes de viajes puede ser todo un desafío… ya sea que quieras viajar con alguien o solo. Habrá momentos en los que sentirás que es tiempo de dejar de viajar solo (o sola), y otros en los que querrás experimentar cómo las aventuras en la naturaleza y en soledad te fortalecen.