Guadalajara es una ciudad que tiene mucho que ofrecer en términos de turismo, gastronomía y entretenimiento. Dentro de la oferta de la ciudad destaca Chapultepec, una zona que ha conquistado el corazón de tapatíos y foráneos por igual. Tanto en el camellón como en los alrededores encontrarás bares, restaurantes y tantos lugares de interés que lo difícil será decidir por dónde empezar tu recorrido. Por eso, aquí te comparto esta guía que te ayudará a disfrutar al máximo tu visita a Chapu.

 

La comida más importante del día

Si estás planeando pasar un día entero en Chapultepec —o Chapu, como le llamamos los locales—, entonces necesitarás mucha energía. Por suerte, por la zona encontrarás cientos de lugares para desayunar como campeón. El Café Libertad y el clásico buffet del Chai son opciones que nunca fallan, pero si tienes antojo de unos chilaquiles memorables, te recomiendo darle una oportunidad a los de Piggy Back. Este pequeño restaurante de la colonia Americana tiene una decoración ligeramente kitsch y un menú que va de lo tradicional a lo experimental (véase su pink massala latte o sus chilaquiles de flor de calabaza con camarón). El Piggy Back te dejará con la barriga llena y con unas cuantas fotos para presumir en tu Instagram.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by ✨PIGGY BACK ✨🐖 (@_piggy_back) on

 

Baja el desayuno en el tianguis de antigüedades

El clásico tianguis de antigüedades es el típico paso a seguir si es que te encuentras por la zona en domingo. Este peculiar lugar lleva años haciendo su aparición en medio del camellón de Avenida México y aunque sus precios no son particularmente amigables, te puedes divertir un rato curioseando colecciones de vinilos o de muñecas tétricas de los años veinte. Lo mejor de este lugar es que siempre encuentras cosas nuevas, así que nunca será aburrido perderse entre los puestos.

 

Pasea por la exposición fotográfica

Después de explorar el lado vintage de la colonia Americana, disfruta de una caminata de regreso al camellón de Chapultepec. Dirígete hacia la Glorieta de los Niños Héroes y ahí, entre sus árboles y sus fuentes, descubre la exposición fotográfica del momento.

La muestra es al aire libre y está abierta a todo el público de forma completamente gratuita. Las temáticas y los expositores cambian de forma recurrente, pero siempre hay imágenes en exhibición. 

En este lugar también se reúnen fanáticos de la patineta y grupos de baile. Échales un ojo o únete a ellos para mejorar tus pasos.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Eduardo Medina (@eduardrm98) on

 

Recarga pilas con un café 

¿Ya necesitas una dosis extra de energía? Pues aprovecha porque estás en el lugar perfecto para degustar algunos de los mejores cafés y tés de la ciudad. Si lo que quieres es un ambiente alternativo y lleno de arte, entonces debes de ir al Caligari, donde venden un chai difícil de olvidar. Si buscas algo un poco más tradicional y con cierto encanto, entonces dirígete hacia la calle Libertad y elige entre La Cafetería o La Tetería. El origen de estos emblemáticos sitios se remonta a los tiempos cuando estaba de moda nombrar lugares que terminaran en “ría”, pero siguen siendo una alternativa muy popular entre los tapatíos. Ahora se han vuelto unos íconos del área y sus menús no dejan de crecer.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by La Tetería / Casa de té y café (@lateteria_gdl) on

 

Abre tu apetito en el Mercado México

Seguro ya te están rugiendo las tripas después de tanto caminar. El Mercado México es un gran lugar para complacer a tu estómago con dos pisos de puro deleite gastronómico. ¿Buscas las clásicas tortas ahogadas y carnes en su jugo? Aquí las encuentras. ¿Se te antoja algo más innovador como un poke de atún o unos hot dogs gourmet? También están en el menú. Y por supuesto, no podemos olvidar todos los postres y las bebidas calóricas que tientan a cualquier visitante. Además, durante ciertos fines de semana puedes encontrar un bazar de productores locales donde venden desde joyería artesanal hasta productos orgánicos para el cuidado de la piel.

 

Si es sábado, no te pierdas el mercado del camellón

Con el estómago lleno, es momento de volver a las calles y al camellón principal. Si hay algo que ha caracterizado a Chapu desde que comenzó su apogeo es el tianguis de los sábados. Al caer la tarde, podrás disfrutar de los puestos callejeros que, poco a poco, comenzarán a llenar la avenida. 

Empieza por la zona de los libros usados. Ahí te puedes encontrar Best Sellers y novelas desconocidas al mejor precio. Luego pasa por el área de los productores locales y diviértete comprando velas, pulseras o ropa alternativa. No puedes olvidar el puesto de las hadas y los duendes, lo reconocerás por el fuerte olor a incienso y por las lucecitas titilantes. Tampoco está de más llegar hasta el final del camellón, donde están todos los artistas plásticos vendiendo sus cuadros e incluso el área de pintura en cerámica para los niños y los de corazón infantil.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Jairo Prieto (@jairoe182) on

 

Piérdete entre las calles y disfruta de los encuentros casuales

No importa si no está de humor para comprar, el camellón de Chapultepec es un espectáculo que no necesita de ninguna inversión. Caminando por aquí te encontrarás con bandas independientes tocando en la calle, muestras de break dance, de hula hula y hasta clases de salsa gratis. 

La gente que te encuentras en Chapultepec suele ser bastante peculiar y muchos te darán tema de conversación. En lo personal, nunca podré olvidar el día en el que vi a un Sombrerero Loco bailando danzas polinesias o la vez que me topé con un Santa Claus en bicicleta en pleno junio. La vergüenza y las convenciones sociales tienden a desaparecer en esta área, así que aprovecha y llévate contigo una anécdota memorable.

 

Agrégale más calorías a tu día

Ha llegado el momento de la cena y a Chapultepec le sobran opciones. No hay mejor lugar para degustar una pizza de corteza delgada y una chela o incluso una hamburguesa con mucho queso. Sin embargo, si quieres hincarle el diente a un buen corte argentino, entonces Cortázar, Parrilla de Autor, tiene justo lo que necesitas. Acompaña el platillo de tu elección con un queso provoleta con chimichurri o una deliciosa empanada y si a eso le agregas una copa de vino tinto, yo diría que tu noche está completa.

Los paladares más exóticos también pueden optar por el famoso Uma Uma donde venden un ramen que haría felices hasta a las papilas gustativas más exigentes. También cuentan con curry, sashimi, postres e incluso unas cervezas coreanas que te harán viajar a Asia en un solo trago.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by itsaldo (@itsaldo) on

 

Ve por unos drinks

Después de cumplir con las tres comidas reglamentarias del día, ahora puedes disfrutar de unos bien merecidos tragos en alguno de los múltiples bares de la zona. El Bar Américas es una de las opciones más populares, en parte porque lleva ahí años y se ha vuelto una parada obligada para cualquier visitante y en parte porque sus bandas de techno en vivo son el acompañamiento perfecto para disfrutar de una o dos cervezas. 

No obstante, si quieres una experiencia surreal que sólo puedes disfrutar en Chapultepec, entonces deberías pasarte un rato por el famoso Banana’s. Si creciste en Guadalajara, seguro que fuiste uno de los pubertos que iba cada viernes a tomarse un muppet. Aunque las bebidas eran malas y llenas de azúcar y colorantes artificiales, era lo único que tu cartera adolescente podía pagar en esos días. Además, daban rielitos gratis. Si eres nuevo en la ciudad, entonces vale la pena que conozcas un poco de la cultura local que no aparece en ninguna guía de turistas y te des una vuelta por este icónico sitio.

 

Termina la noche bailando

Tras el recorrido obligatorio por los bares, es momento de bajar el alcohol con un buen bailongo. Si quieres bailar una salsa con sabor cubano, el Callejón de los Rumberos es la opción. El lugar tiene banda en vivo y en algún punto de la noche presentan un show con bailarines profesionales. Si estás buscando algo con música más mainstream, entonces date una vuelta por el Galaxy 1985. Aunque está catalogado como bar, la mitad del lugar está lleno de gente bailando. Si ya estás ahí, aprovecha y tómate una foto con su famoso tiburón de neón (está en el segundo piso, justo al lado de los baños).

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Galaxy1985 (@galaxygalaxy1985) on

 

¿Más hambre? ¡No hay problema!

Seguro estás cansadísimo después de tu expedición a Chapu, pero no te podemos mandar de vuelta a casa sin un bocadillo de medianoche. La Colonia Americana es el lugar ideal para curar los antojos que llegan a deshoras. Hay mucho de donde elegir: food trucks de crepas dulces y saladas, gyros, hot dogs y, por supuesto, ¡tacos! Camina por la avenida principal y date un último gustito antes de irte a dormir.