Atlixco, Puebla, México

Al pie del imponente volcán Popocatepetl, esta ciudad es conocida por sus cultivos de flores. Tanto, que hasta se la llama “Atlixco de las flores”.

En la plaza del zócalo, el Palacio Municipal te recibirá con coloridos murales que cuentan la historia de la ciudad. La Avenida Hidalgo es uno de los puntos más significativos de este pueblo mágico, con sus casitas pintadas de colores, balcones con flores y farolitas. Además, no te pierdas el mercado Benito Juárez, donde podrás disfrutar las delicias de la gastronomía local, como el consomé atlixquense y los mixotes de carnero.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Atlixco, Puebla. (@atlixco_mx) on

Crédito: @Javiermohi

Panguipulli, Chile

Emplazado entre lagos, volcanes, glaciares y cascadas en la región de Los Ríos, al sur de Chile, Panguipulli es un tesoro que tiene mucho por ofrecer. Aquí encontrarás hoteles mágicos y mundialmente conocidos perdidos en el bosque, como Montaña Mágica y Nothofagus, senderos surrealistas que te llevarán a increíbles saltos de agua, termas de imponente arquitectura, donde descansar entre exuberante vegetación, milenarias araucarias y gente cariñosa que te arropará el alma con sus atenciones.

Photo: Pasaporte Sin Destino

Photo: Pasaporte Sin Destino

Si aún no te convences, puedes leer aquí los motivos para visitar Panguipulli todo el año.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Pasaporte sin destino (@pasaportesindestino) on

La Fortuna, Costa Rica

Ubicada en Alajuela, La Fortuna era para mí sólo una parada técnica en mi roadtrip por Costa Rica. Quise pasar la noche aquí para que cruzar desde la provincia de Guanacaste no fuera tan pesado y adivinen: terminé quedándome por muchísimo más.

Su atractivo principal es el volcán Arenal y su cercanía con el Río Celeste. Sin embargo, por la actividad volcánica de la zona, La Fortuna está llena de exquisitas aguas termales gratuitas y pagas, hoteles para todos los bolsillos y muchísima biodiversidad.

Además encontrarás numerosos lugares donde practicar deporte aventura como rafting, canopy y canoeing, así como un parque de puentes colgantes que te permitirá disfrutar su riquísima fauna desde otra perspectiva. ¡Imperdible!

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Pasaporte sin destino (@pasaportesindestino) on

San Blas (formalmente, Comarca Guna Yala), Panamá

365 islas vírgenes en pleno mar Caribe, una para cada día del año, dentro de una reserva indígena que la protege de la explotación del turismo de masas. ¿No te parece perfecto?

A sólo 3 horas en carro desde Ciudad de Panamá y poco más en lancha, podrás acceder a este lugar del que poco se conoce, pero que es un verdadero sueño. Aquí tendrás la posibilidad de relacionarte con los Guna, pueblo originario a quien le pertenece la administración de las islas, verás cómo pescan en sus canoas, para venderte luego productos del mar frescos. Las mujeres se dedican a la artesanía de “molas”, bordados de telas sobre telas de intrincados diseños y llamativos colores.

Si quieres comprender mejor de lo que hablo, te invito a conocer mi experiencia en San Blas.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Pasaporte sin destino (@pasaportesindestino) on

Ayacucho, Perú

Ubicada al sur de Perú, Ayacucho sorprende con su historia, actividades de aventura y naturaleza. Aquí encontrarás numerosas iglesias coloniales entre las que destaca el templo de Santo Domingo y la Basílica Catedral, ubicada al costado este de la plaza mayor.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by STEFANY ♡ travel & fashion (@stefanyguerrero) on

Con denominación de “capital del arte popular y la artesanía de Perú” podrás maravillarte con los trabajos que los artesanos llevan a cabo en filigranas, retablos y tallados en alabastro. Podrás llevarte uno que otro recuerdo, sabiendo que con ello aportas a la economía local.

De descubrimiento reciente y ubicado algunos kilómetros al sur en el distrito de Ayacucho, en Millpu encontrarás alrededor de 20 piscinas naturales, a más de 3500 msnm, de impresionante colores turquesa que no dejarán a nadie indiferente. ¿Te animas a conocerlas?

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Jose Mostajo (@josemostajo) on

Ipiales, Colombia

Ciudad limítrofe con Ecuador y ubicada en el departamento de Nariño, en Ipiales encontrarás una de las iglesias más hermosas que existe, el Santuario de la Virgen del Rosario de Las Lajas.

Esta impresionante construcción religiosa de estilo gótico, se erige sobre el abismo del río Guaytara, donde se habría aparecido la virgen. Su construcción finalizó en 1949 y es considerada una maravilla de Colombia. Allí se celebran importantes festividades religiosas, con multitudinarias romerías y gente que viene de todos los puntos del país.

En Ipiales se celebra también el Carnaval Multicolor de la Frontera, instancia de fiesta y celebración que comienza el 2 de enero de cada año y se extiende por varios días con bailes, folclore, gigantescas y coloridas carrozas, comparsas y murgas.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Andrés Pozo (@andres_pozo_r) on

San Francisco de Campeche, México

La ciudad de Campeche, declarada como Patrimonio de la Humanidad, cuenta con 17 sitios arqueológicos cercanos, donde destaca Calakmul -Reino de la Serpiente-, una impresionante ciudad maya que te sorprenderá. Los restos de esta civilización se encuentran en medio de la reserva tropical más grande de México. No será raro que te encuentre en el camino con monos y aves de plumajes de alegres colores.

Campeche es una ciudad histórica fortificada que aún mantiene una tercera parte de la muralla que la protegía de piratas y corsarios. Puedes visitar el Fuerte de San José, hoy por hoy Museo de Barcos y Armas y el Fuerte de San Miguel, que hoy alberga al Museo de Arqueología Maya. Además, la catedral de Nuestra Señora de la Purísima Concepción es un imperdible de visitar, especialmente cuando está iluminada. Para más ideas sobre qué hacer en Campeche, haz clic en este link.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by The Bee (@debgcanada) on

Paysandú, Uruguay

Esta ciudad, capital del departamento del mismo nombre, es conocida por sus aguas termales. Sin embargo, en los últimos tiempos se ha posicionado igualmente en ecoturismo y turismo aventura.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Mileto Wellness Expert (@mileto.uy) on

En Paysandú encontrarás lindas playas, una rambla ideal para pasear al caer la tarde, un puerto muy interesante, parques en perfecta conservación y un hermoso anfiteatro sobre el río. En esta ciudad se originó un postre típico de Uruguay, el Chajá, una especie de semifrío muy suave, una delicia desarrollada por confitería Las Familias desde 1927.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Meni´s Confeitaría (@menisconfeitaria) on

Zaruma, Ecuador

Como cuenta Valeria Adum en su artículo, Zaruma es una antiquísima ciudad del café y del oro en Ecuador. Debido a la impresionante arquitectura del centro histórico, el Ministerio de Educación y Cultura de Ecuador la declaró Patrimonio Cultural del Estado Ecuatoriano en el año 1990.

En Zaruma puedes visitar una de las minas más antiguas de Latinoamérica, “El Sexmo”, disfrutar de un rico tigrillo con un café, y relajarte en un clima casi perfecto de 22 grados centígrados casi todo el año.

A post shared by Galo Medina (@gemseven27) on

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina

Esta capital de provincia aún no es uno de los destinos principales del turismo local y extranjero -como sí ha sucedido con ciudades como Salta-, pero eso está cambiando rápidamente. Como dice este otro artículo, “viajar por Catamarca es, entre otras cosas, ver la fortaleza de su flora y su fauna en las laderas, que se adaptan al clima, y es deleitarse en el clima de pueblo pequeño, con acequias, patios y árboles que dan reparo del sol”.

En la ciudad se pueden probar excelentes vinos, visitar buenos museos, participar de fiestas tradicionales y peñas folklóricas, así como practicar deportes de aventura en los alrededores. Además, la capital provincial puede ser la base desde la que accedes a conocer paisajes impresionantes como Laguna Blanca (reserva de la biósfera), el campo de Piedra Pómez, la ruta del adobe y la ruta de los Seismiles, los volcanes más altos del mundo.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Matias Segovia (@matisegovia01) on

Maragogi, Brasil

Maragogi es una ciudad ubicada en la costa Atlántica de Brasil, al noroeste, y forma parte de la provincia de Alagoas. Es conocida por sus eternas playas de arena blanca como Burgalhau y sus abundante manglares. Los arrecifes de coral han creado un entorno mágico para el buceo y el snorkeling responsable ya que forman piscinas de poca profundidad para disfrutar de un mar sin oleaje. El clima es perfecto y estable durante todo el año, con una media de 25 grados celsius, perfectos para disfrutar las actividades al aire libre.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Juliana Magalhães (@julianamd) on

Rurrenbaque, Bolivia

Esta pequeña ciudad, ubicada al norte de Bolivia -a orillas del río Beni-, goza de un agradable clima tropical. Sus principales atractivos son su selva y su pampa, fuente de inagotable biodiversidad. La selva puede recorrerse a bordo de embarcaciones por el río Beni y Tuichi para llegar así al Parque Nacional Madidi.

La Pampa de Yacuma, por su parte, te permitirá descubrir animales silvestres como venados, tapires, carpinchos y ñandúes. Puedes tener una vista panorámica de la ciudad en el mirador de La Cruz, al que llegas a través de un camino debidamente señalizado.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by noy eliyahu 💄👠 (@noy_eliyahu1) on

¿Te animas a descubrir estas ciudades, a su gente y a la naturaleza que las rodea?