Mayapo y Manaure

Empecemos en la costa caribe colombiana. Realizar un paseo en bicicleta por la Guajira es toda una calurosa travesía, pero créeme que la riqueza natural de la península llena de paisajes desérticos y salinas marítimas en Manaure te hará olvidar al sol que te persigue.

La ruta inicia en Riohacha y pasa por las playas de Mayapo, donde es obligatorio hacer una parada para comerte un delicioso plato costeño y refrescarte con un vaso de agua panela bien helada. Luego el camino continúa hasta finalmente llegar a Manaure, donde conocerás las salinas.

Cerro Kennedy

Siguiendo por la Costa, en el departamento de Magdalena, podemos iniciar nuestra ruta desde Minca, un paseo para asombrarse con la majestuosidad de La Sierra Nevada de Santa Marta.

A post shared by Sean Duggan (@saduggan) on

Mi recomendación es salir lo más temprano posible (alrededor de las 4 am) para que sea posible hacer el recorrido sin afanes. Eso sí, lleva líquidos para hidratarte y ropa para el frío. Durante la ruta encontrarás vegetación exuberante así como ríos y cascadas cristalinas, especialmente si haces una parada en la reserva natural de las aves El Dorado.

A post shared by Niky C. Levy (@nikylevy) on

El Dorado es un hábitat que cuenta con un alto número de especies endémicas de fauna y flora amenazadas de extinción, y ayuda a proteger alrededor de 40 especies de aves migratorias. Luego pasas por San Lorenzo y llegas hasta el Cerro Kennedy, desde donde se pueden observar los picos nevados Bolívar y Colón. ¡Todo una belleza!

La heroica

Ya que estás en el Caribe Colombiano, date una vuelta en bici por las calles de la ciudad amurallada, disfrutando del romanticismo y de la historia de Cartagena. Sal de las murallas y pasea por el barrio Getsemaní y sigue la ruta hasta las playas de Bocagrande a esperar el atardecer. Hay que tratar de ir en temporada baja (agosto, septiembre y octubre) porque se hace muy difícil manejar bicicleta en otras temporadas.

A post shared by Bici (@bici_around_the_world) on

Medellín y el Parque Arví

Si estás en tierra paisa, puedes pedalear por la ciudad de Medellín. ¡El clima y las vías están diseñadas para pasear en bici!

Puedes ir al pueblito paisa y seguir la ruta hasta el Cerro Volador. Además, el Parque Arví también es ideal para pedalear: tiene todo tipo de caminos y senderos a través de diferentes paisajes como lagos, montañas, bosques y carreteras.

Camino a Sapzurro

En el departamento del Chocó, entre el mar Caribe y el Darién, se encuentra esta ruta que inicia en el municipio de Unguía y continúa su rumbo derechito hasta llegar a Sapzurro. Es un camino donde te encuentras con playas, ríos y ciénagas. Ten en cuenta que al pasar por Balboa y Acandí puedes hacer paradas para cargarte de energía.

Pereira a Salento

Dejemos el bus para otro día y vámonos desde Pereira hasta Salento en bici. El recorrido es de 36 kilómetros aproximadamente, con elevaciones y paisajes cafeteros excepcionales. Se toma la vía Pereira – Armenia para llegar. Hay diversos restaurantes, tiendas y por supuesto cafeterías en el camino. Cuando llegues a la plaza principal de Salento, tomate tu tiempo para relajarte y tomate un vaso de jugo natural.

A post shared by Paraiso Rides (@paraisorides) on

Manizales

Conocer la ciudad en bicicleta no es tan complicado si de tráfico hablamos, lo que sí debo aclarar es que las calles son empinadas, por tanto requiere de un buen estado físico.

En el caso de que te animes a pedalear, ve al centro en bici, pasando por las principales avenidas hasta llegar a sitios emblemáticos como la Catedral y el Centro Histórico. Luego puedes subir hasta el barrio Chipre, donde te espera una linda vista.

Bogotá

Es una de las ciudades que más carriles tiene para los ciclistas en el país. Un buen plan para conocer la ciudad es recorrer el sector de La Candelaria, la Plaza de Bolívar, el Museo de Oro y la Casa Museo Botero. Además podemos también conocer sus municipios aledaños como Suesca, La Calera, Facatativá, Sesquilé y Sibaté, las cuales tienen diversos recorridos de baja, media y alta dificultad.

A post shared by Dario Redondo (@darioredondo) on

Calarcá

Esta ruta parte desde el corregimiento de Virginia, donde podrás encontrar hidratación y alistamiento para la bici. El parque abierto de ciclomontañismo ofrece 7 rutas con diversos niveles de dificultad que oscilan entre los 5 y los 28 kilómetros de extensión.

Todas las rutas tienen paisajes auténticos para contemplar cientos de aves en su hábitat, y llenan de adrenalina al pasar por los caudales propios del Quindío.

Si estás por acá, no olvides tomarte una café de origen servido por su cultivador.

Laguna negra

En el departamento de Valle del Cauca, este camino va desde Tenerife hasta los Andes. Consiste en subir por el sendero hacia la Laguna Negra, al interior del Páramo los Domínguez y Pan de Azúcar, senderos que conducen a reservas naturales y admiración de numerosas especies de aves endémicas y migratorias del lugar. El recorrido es fuerte y el clima cambia (en la mañana puede estar muy soleado pero en la tarde llueve), así que hay que ir preparado para cualquier caso.

A post shared by DargaTime (@darga.time) on

Parque Nacional Natural Los Nevados

Saliendo desde La esperanza (Caldas), sector también conocido como “el ocho”, empieza el ascenso: entras al PNN Los Nevados y te adentras en un super páramo desde el cual se puede observar el borde de nieve del Nevado del Ruiz. Luego, continuando el recorrido, se pueden ver varias quebradas que bajan del nevado en hermosos tonos azulados. Es una ruta de mucha precaución y gran determinación, para la cual hay que ir bien equipado para el frío, ya que se sube a una altura de 4.000 metros sobre el nivel del mar.

Desierto de la Tatacoa

Saliendo desde Villa Vieja, Huila, este recorrido es seco, árido y puede superar los 40°C de temperatura, así que hay que hidratarse bien para emprender esta ruta.

A post shared by Amelie (@fabdestin) on

Una opción es ir en grupo en la tarde-noche, después de que el sol se haya escondido. Si te vas de día, te recomiendo quedarte a pasar la noche en el desierto: el cielo te premiará por tu esfuerzo con la vista de miles de estrellas.

A post shared by Catalina Rivera (@zenkixr) on

Trinidad y Aguazul

En el departamento de Casanare podemos disfrutar de dos rutas que inician en Yopal. La primera termina en Trinidad, para los que se le midan a 111 kilómetros, y la segunda termina en Aguazul, para los que prefieren algo de unos 27 kilómetros. En ambas rutas podemos observar morichales, llanuras y el encanto de la sabana.

A post shared by Hermann Pulido (@hermannpulido) on

Boyacá

Saliendo desde el hermoso municipio de Villa de Leyva, rumbo a Gachantivá, nos encontramos en el camino la cascada La Honda.

A post shared by Fabio Arias (@fharias) on

Luego, al pasar por Sutamarchán podemos degustar un vino nacional y al llegar finalmente a Ráquira, es obligatorio pedalear en ascenso al “Patio de las brujas”.

Crédito imagen de portada: Mario Carvajal