Dónde y cuándo decir “Pura Vida”.

“Pura Vida” es una expresión que los ticos dicen mucho, y que aplica para una gran variedad de cosas:

Para preguntar si alguien o algo está bien:
– ¿Pura vida?
– Sí, todo bien por dicha.

Para saludar:
– ¡Hola! ¿Cómo está?
– ¡Pura vida! ¿Y usted qué tal?

Para despedirse:
– Nos vemos mañana, ¡pura vida!

O como calificativo:
– ¡Los ticos son pura vida!

Es una frase que encierra la forma en que los costarricenses ven la vida, es decir, con tranquilidad, sencillez, optimismo y alegría.

A post shared by Nada Incluido (@nada_incluido) on

 

La costumbre tica de ir con la familia a todas partes.

Los costarricenses comparten mucho con sus familias. Por ejemplo, les gusta celebrar las fechas especiales primero con los suyos, aunque luego se vayan de parranda con los amigos. Incluso, ¡hay quienes se llevarán a sus padres de fiesta!

 

El “Mae, ¡qué güevón!”

Mae y güevón son dos palabras frecuentes en las conversaciones de los ticos, sobre todo entre los hombres y en un entorno de cierta confianza. Si escuchas la palabra mae o te la dicen a ti, se están refiriendo a alguien o llamándote, algo así como “mae, venga’cá”. Imagino que será muy confuso para alguien de habla portuguesa, ya que “mãe” es madre en ese idioma.
La palabra güevón, más de un ambiente coloquial, también se puede utilizar en los saludos: “¡qué güevón!”. Lo confuso, para los foráneos, es que en ocasiones se dice para referirse a quien es reincidente en algo o que no hace las cosas de la mejor manera: “ese mae es un güevón”.

 

La “insistencia” en arroz y frijoles… con lo que surja.

La base de la comida costarricenses son los granos, por lo que no es de extrañar que en las tres principales comidas del día te ofrezcan platillos con arroz y frijoles, ya sea en gallo pinto o casados. También podrás ver que durante todo el año hay gran variedad de frutas, por lo que encontrarás jugos (zumos) y ensaladas de frutas casi en cualquier lugar. Más sobre la comida de Costa Rica.

 

El hecho de que un tico o una tica no tiene sangre… tiene salsa.

Crédito: Joakant

En un concierto, en un encuentro familiar o en la calle, al tico inevitablemente se le mueven los pies cuando escucha cumbia, salsa, merengue, bachata… Las notas musicales lo despiertan, como si fuesen un hechizo de magia que los llama desde el interior.

Crédito: Sergio Otegui Palacios, de Nada Incluído.

 

Que siempre, siempre, la educación va por delante.

Los ticos son tan respetuosos… que te pueden hacer sentir “mal educado”. Habitualmente los escucharás pedir las cosas “por favor” y darte las “gracias”, pero si eres tú el que les da las gracias, te responderán “con mucho gusto”. A las personas mayores les hablan de Don y Doña, y les responden a sus llamados o preguntas con “sí, señor” o “sí, señora”. También los oirás decir “con permiso” a la hora de entrar a un lugar o cuando se levantan de una mesa en la que están con más personas. ¡Llevan los buenos modales a otro nivel!

 

El ser (tan) habladores o hablantines.

Este no parece ser un país lleno de introvertidos, y “hablantines”, por cierto, es un término tico. Además de conversarte, te ofrecerán su ayuda y te dirán que los busques cuando los necesites (aunque algunos se vuelven puro cuento). Es parte de la naturaleza de los ticos el ser hospitalarios y hacerte sentir como en casa.

A post shared by Gaby RZ (@gabyrz96) on

 

“¿Jugamos una mejenga?” y el resto de la jerga futbolera.

En Costa Rica hay mucha afición por el fútbol. No es raro ver grupos de amigos jugando una mejenga (partido amistoso) en el recreo de la escuela. También es frecuente ver las canchas de fútbol 5 llenas después del brete (trabajo) y ver a los equipos infantiles entrenando en una plaza los fines de semana. Tampoco faltan los morados, los manudos, los florenses y los brumosos, los fieles seguidores de los principales equipos del país.

 

El inigualable servicio al cliente en Costa Rica.

Si algo destaca en el país, es el excelente trato al cliente que tienen los costarricenses. En líneas generales son atentos, corteses y amables. Una muestra de ello es que en algunos restaurantes hay una persona únicamente encargada de abrir la puerta a quienes entran al lugar… Para los que venimos de países en los que los meseros tienen famas de malhumorados, esto ciertamente nos deja boquiabiertos.

Crédito: Sergio Otegui Palacios, de Nada Incluído.

Que el sol siempre sale a la misma hora… y que los ticos aprovechan los días largos.

Si como yo vienes de un país donde cada mes los días duran distinto, seguro que te llama la atención que en Costa Rica no haya cambios horarios, con lo cual durante todo el año amanece y anochece a la misma hora. Los ticos, por lo general, se levantan entre las 6 y las 7 de la mañana, y se acuestan alrededor de las 11:00 p.m. Sus horarios de comida también son previsibles: desayunan entre las 7:00 y las 8:00 a.m., comen entre 12:00 y 1:00 pm y cenan entre 7:00 y 8:00 p.m.

A post shared by Nada Incluido (@nada_incluido) on

 

El “Si Dios lo permite”.

La religión juega un papel fundamental en la sociedad tica y por ello es habitual escuchar expresiones del tipo ”que Dios lo acompañe”, “estoy bien, gracias a Dios”, “si Dios lo permite…”. También es usual ver adolescentes asistir a grupos religiosos y gente joven que los lidere, así como familias que asisten a las ceremonias religiosas. Esto puede parecer curioso o no, según cuán agnóstica sea la sociedad de la que provienes.

 

El orgullo nacional.

No hay mayores aficionados de Costa Rica que los propios ticos, que son muy fanáticos de sus raíces y de lo que poseen. Son personas que defienden a muerte lo suyo, donde sea y frente a quien sea… Como si Costa Rica fuera el mismísimo paraíso en la tierra 😉

A post shared by Yo amo Costa Rica (@yoamocr) on

A post shared by Nada Incluido (@nada_incluido) on

 

¡Lo mucho que hay para celebrar!

Por supuesto que en Costa Rica se celebra la Navidad y la Semana Santa. Ahora bien, pasada la Navidad y a partir del 6 de enero (día de Reyes), las familias católicas suelen realizar el rezo del Niño, día en el que se reúnen familiares, amigos y vecinos a rezar los misterios gozosos del rosario, y así dar gracias por las bendiciones recibidas el año anterior.
En Costa Rica, al igual que en otros países latinoamericanos, también se acostumbra a festejar la llegada de los 15 años a lo grande, sobre todo en el caso de las mujeres. Para quienes no estamos acostumbrados, es desconcertante cruzarse con una joven con vestido casi de princesa, coronas y acompañantes…
Además, cuando un bebé está en camino, los costarricenses organizan el té de canastilla. Inicialmente surgió como una reunión de mujeres allegadas a la futura mamá, en la que se divertían con juegos de temática de recién nacidos mientras tomaban un cafecito acompañado de bocadillos y cada una de las invitadas llevaba un “cariñito” para el bebé. Actualmente, y cada vez más, se sigue la dinámica de los juegos y los regalos para el bebé, pero ya no van sólo mujeres, sino que es una fiesta mixta en honor al futuro miembro de la familia popularmente llamada guaro shower (guaro es una bebida alcohólica).

Crédito: Caio

 

Este artículo fue escrito por Sergio Otegui Palacios (español) y Yogevett Cañas, más tica que el Pura Vida 😉. Si crees que nos ha faltado alguna costumbre tica que siempre desconcierta a los extranjeros, ¡deja tu comentario a continuación!