Lo he dicho antes, en México tenemos de todo y somos realmente afortunados de contar con tantos climas, culturas, colores, flora y fauna… ¡que incluye a las ballenas! México recibe a estos gigantes marinos en sus playas desde el mes de noviembre hasta abril de cada año. Las ballenas recorren 19 mil kilómetros durante el invierno en su camino desde el Ártico hasta las frescas corrientes del Pacífico mexicano para realizar su cortejo, procreación y alumbramiento. Si tienes la fortuna de viajar a los lugares que mencionamos a continuación, te tocará verlas asomarse a tomar aire y saltar.

¿Sabías que las saltarinas son las ballenas bebé que en realidad están jugando? Si tienes suerte, ¡hasta lograrás acariciarlas! Otro dato curioso: las hembras son más grandes que los machos. Las hembras pueden medir hasta 16 metros y los machos “apenas” 14. Los especímenes de ambos sexos nadan 9 kilómetros por hora y tienen una longevidad de entre 40 y 50 años.

Photo: Christopher Gardiner | Shutterstock

Súmate a los visitantes que vienen de todas partes del mundo a ver este acontecimiento y convive con esta especie marina tan social. Planifica tu viaje y luego cuéntanos qué tal, o comparte tus imágenes con nosotros.

Dónde ver ballenas en México

Cabo San Lucas, Baja California Sur

Uno de los destinos más conocidos para vivir esta experiencia única y visitar en especial a la ballena jorobada.

Photo: gary718 | Shutterstock

Se dice que la ballena jorobada es una de las más sensibles e inteligentes.

Loreto, Baja California Sur

Este pueblo mágico de por sí ya cuenta con una riqueza natural impresionante. Aquí podrías encontrarte con la ballena azul, considerada la más grande del mundo. Checa el vídeo a continuación… ¿te imaginas al lado de una de ellas? ¡Qué emocionante!

Reserva de la Biósfera del Vizcaíno en Ensenada, Baja California

Justo en la frontera que divide las dos Californias se encuentra la Reserva de la Biósfera del Vizcaíno, una de las áreas protegidas más grandes del mundo. Aquí podrás ver y tocar a estos increíbles animales que vienen desde muy lejos a buscar aguas más cálidas. Encontrarás ballenas grises, azules y jorobadas.

Te recomiendo especialmente la Laguna del Guerrero Negro, famosa por su mezcla de aguas salada y dulce, además del avistamiento de aves que también puedes experimentar. Además está la Laguna Ojo de Liebre, que tiene manglares y es considerada santuario de la ballena gris. Observa a las ballenas grises en este vídeo:

La Paz, Baja California Sur

La Paz es un lugar ideal para conectarse con la naturaleza, ya que aquí el desierto se funde con el mar y sus playas son de las más bonitas de México. Cuenta, además, con Islas Patrimonio Mundial de la humanidad y pueblos muy pintorescos.

En La Paz verás ballenas grises y también podrás bucear o hacer snorkel con colonias de lobos marinos en la Isla Espíritu Santo.

Sayulita y Rincón de Guayabitos, Nayarit

En las costas del estado de Nayarit hay playas para descansar, divertirse y por supuesto ver ballenas. En temporada, las corrientes marinas se vuelven el campo de crianza y juego de las ballenas jorobadas y orcas. Desde las montañas de Sayulita puedes verlas a lo lejos en el horizonte, pero mejor realiza un viaje en bote y cuando menos lo pienses estarás entre un grupo de gigantes marinos.

Aunque no hay muchos reportes de la frecuencia con que se presentan las ballenas, se les ha visto en Ixtapa Zihuatanejo, Guerrero y en Huatulco, Oaxaca.

Esperamos que puedas darte este pequeño lujo y conocer cara a cara a las hermosas ballenas que visitan México. ¡Cuéntanos sobre tu experiencia!