Los colombianos nos referimos a nuestros intereses románticos con palabras bien particulares. Algunas de las siguientes expresiones colombianas están asociadas al amor, mientras que otras tienen que ver con el sexo y con tipos de relaciones informales. Aunque varias de estas palabras no suenan como las más románticas del mundo… te será de gran ayuda entenderlas. ¡Aquí van!

Empecemos por lo básico: cómo le dice un colombiano a alguien que le gusta.

Está bueno(a)

Se usa para referirse a una persona muy atractiva: “ese tipo está muy bueno”. Mientras que en otros países una “vieja” es una señora entrada en edad, en Colombia uno dice “qué vieja tan buena” cuando una mujer es muy linda, sin importar los años.

Mamacita o Papacito

Se refiere también a alguien atractivo que a uno le gusta mucho: “Es una mamacita” o “Es un papacito”. Psicólogos freudianos abstenerse.

A post shared by Lucy (@silentpistl) on

Churra(o)

Sinónimo de “está bueno” y de mamacita y papacito. Cuando alguien es muy lindo. “Esa vieja es muy churra” o “Está demasiado churro(a)”.

Ser pinta

Esta expresión sólo se refiere a los hombres, y generalmente lo usan los hombres para referirse a otro hombre que es muy bien parecido. “Qué man tan pinta” o “ese man es muy pinta” dirá un colombiano, aceptando humildemente las cualidades físicas de otro, que no se pueden negar.

Hembra

“Es una hembra” dirá un hombre para referirse a una mujer muy bonita, o mejor, a una mujer que está “muy buena”. NOTA: ten cuidado con usar esta expresión fuera de Colombia, que en otros países hispanohablantes puede ser ofensivo referirse a las mujeres como “hembras”.

¡Aguanta!

A diferencia de otros países, en Colombia “aguanta” es una expresión que se usa para referirse a otra persona que no necesariamente a uno le encanta… pero que está bien. Probablemente no es un papacito o mamacita pero aguanta, es decir, sirve, funciona, es válido para la ocasión. “La vieja aguanta”, “No es el más churro pero aguanta”. Ouch.

Si el gusto es mucho, habrá toda una etapa de conquista y por qué no de algo más…

Echarle flores

Lo primero que puedes hacer si te interesa alguien es “echarle flores”. Aunque se le pueden echar flores a cualquier persona, aún sin una intención romántica, quien quiera avanzar en sus dotes de conquista podría empezar por ahí. Significa alabar, halagar, decir todo lo bueno que tiene la persona.

Echarle los perros

Pasamos de las flores a los perros. Si la echada de flores da resultado, vas por buen camino para echarle los perros, es decir, conquistar, coquetear y seducir a la persona. Un colombiano diría algo como “Le estaba echando los perros con toda”, para decir que era muy evidente que quería conquistarlo(a).
La expresión tiene origen en las corridas de toro: cuando el toro no embestía, era hostigado por una jauría de perros como castigo. ¡Tremenda evolución de la metáfora!

via GIPHY

Caerle a alguien

Un pseudo-sinónimo o primo hermano de echar los perros es “caerle a alguien”. Un colombiano le cae a alguien cuando quiere conquistarlo(a). Sin embargo, caerle a alguien tiene un tono y un interés romántico ligeramente diferente, ya que generalmente es un poco más lanzado, directo y evidente que la echada de perros.

Levantarse a alguien

Si tuviste suerte en tus etapas de echarle los perros o caerle al susodicho o susodicha, definitivamente te lo(a) levantaste. Levantarse a alguien significa que tus dotes de conquistador dieron frutos y que lograste ganar su interés. Si te mantienes en el juego, podrán seguir subiendo niveles.

Rumbearse con alguien

“Rumbear” en Colombia es bailar o salir de fiesta. Ten cuidado y no confundas el verbo: “rumbear” es muy distinto a “rumbearSE con alguien”. Esto último es darse besos. “Se rumbeó con ella” o su variación “Se la rumbeó” significa que la besó. Esta es una expresión más común en el centro del país. En Cali le dicen “entucar” y en la Costa Atlántica, “martillar”, “trillar”, o “entrompar”.

via GIPHY

Tirar / Echarse un polvo

Si el beso es muy apasionado, quizás las necesidades de expresar el romance irán mucho más allá. Cuando las cosas suben de nivel y un colombiano tiene relaciones sexuales, está tirando o se está echando un polvo.

Comerse a alguien

El país no está lleno de caníbales. “Comerse a alguien” en Colombia es tener sexo con poco o nada de interés romántico, sino más bien cuál necesidad biológica, sin ningún tipo de emoción ni sentimiento. Generalmente es más vulgar y crudo que tirar o echarse un polvo: “Me la comí”, “Se lo comió anoche”.

Estar arrecho

Esta palabra puede ser confusa y llevarte literalmente del placer a la amargura. Estar “arrecho” en la mayor parte de Colombia es estar excitado y tener ganas de tirar. Pero no te emociones tanto si alguien del departamento de Santander te lo dice, porque en santandereano significa que está muy bravo.

Arruncharse

Contrario a los anteriores, arruncharse implica conexión y romanticismo. “Arrunchémonos” o “Hagamos plan arrunche” es acostarse o acurrucarse juntos amorosamente, implicando cercanía, contacto y abrazos. La intención puede ser cualquiera, dormir, descansar, ver televisión, y de ahí para allá lo que pueda pasar.

via GIPHY

Arrocito en bajo

Si el interés en la relación no es muy serio, ¿por qué no tener un arrocito en bajo? El arrocito en bajo es el suplente, la reserva, es tener a alguien con quien pasar el rato cuando sea necesario. Es temporal y “por si acaso”, pero jamás es una prioridad.

Crédito: Soroush Karimi

Estar encarretado

Estar encarretado es el inicio de algo más que una amistad o una simple atracción física. Si un colombiano está encarretado le gusta mucho la otra persona. Aún no está tragado (ver abajo), pero falta poco.

via GIPHY

Estar tragado

Si las cosas siguen avanzando y a un colombiano le gusta mucho alguien, a un nivel tanto emocional como físico, está tragado(a). De ahí a enamorarse hay solamente un paso.

Cuadrarse con alguien

Y si ya está tragado, seguramente querrá cuadrarse con ese alguien. Cuadrarse es dar el primer paso a una relación más formal. Cuando se dice que “están cuadrados” es porque son novios.

Machuque o Tinieblo

Es un amante. El machuque o tinieblo hace parte de una relación casual y temporal, aunque puede ser más consistente que el arrocito en bajo.

Si el interés romántico no se sostiene, entonces…

Terminamos

Es, sencillamente, el fin de una relación. “Terminamos hace un mes”.

Tusa / Entusado

La tusa es, muchas veces, el resultado de terminar una relación, ya que “estar entusado” es estar despechado. “La tusa le duró como seis meses”.

via GIPHY

Pobre… ¿y si sale a rumbear(se) con alguien? 😉 Se dice que un clavo saca a otro clavo.